Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

Cuantos más sentidos participen, más fácil será crear un recuerdo a largo plazo./ Foto: Pexels.

Mente

Piensa como un marine: la técnica infalible para recuperar la memoria y acordarte de todo

Para evocar un recuerdo esquivo resulta más útil pensar en una imagen que en palabras y evocar todas las sensaciones físicas que vivimos en su momento.

Por Marcos López

27 de mayo de 2024 / 07:30

El cerebro es como el disco duro de un ordenador: su capacidad de almacenamiento de datos –recuerdos– es finita, y cuantos más acumule, más le costará guardarlos y encontrarlos. Y para superar esta «limitación», el ser humano lleva miles de años ideando trucos para acordarse de las cosas.

Por ejemplo, con las famosas reglas mnemotécnicas, en las que se elaboran frases sencillas de memorizar para, mediante una relación de palabras, recordar ideas y conceptos tan escurridizos como un nombre o una fecha. Sin embargo, la clave para recordar no es pensar en palabras, sino en imágenes.

Clint Emerson, ex miembro de las Fuerzas Especiales de la Armada de Estados Unidos y autor, entre otros libros, de Escape The Wolf, explica que «mejorar la retención de memoria es una habilidad que puede desarrollarse con práctica y algunas estrategias útiles, caso de organizar la información que se desea recordar de forma lógica y estructurada. Para ello, utiliza técnicas como la creación de esquemas, mapas mentales o diagramas para representar visualmente la información».

TE PUEDE INTERESAR

Las dos fuentes de información para el cerebro

No es ni mucho menos un concepto nuevo. El psicólogo Allan Paivio ya expuso a principios de los setenta la «Teoría de Codificación Dual», según la cual las imágenes son etiquetadas por el cerebro mediante dos códigos de información –visual y verbal–, mientras que las palabras son almacenadas únicamente como información verbal.

Y llegado el momento de recurrir a la memoria, mejor contar con dos fuentes que con una sola. Así que, para evocar un recuerdo, no te restrinjas a las palabras. Te contamos algunos sencillos trucos que te ayudarán a potenciar tu memoria para que te acuerdes de todo –o casi todo.

Piensa como un marine

Los ejercicios de conciencia situacional son muy eficaces para mejorar tanto la capacidad de atención como la memoria. Algo que saben muy bien los marines –en realidad, los militares de todo el mundo–, a los que se somete a un duro entrenamiento para que tengan una percepción exacta de todos los elementos que los rodean, tanto espacial como temporalmente.

Por ejemplo, en una habitación, en la que aprenderán de un simple vistazo dónde se encuentran las puertas y ventanas para, en caso de necesidad, escapar rápidamente.

Ejercita tu cerebro

Es cierto que tu vida no está en juego. Pero que no vayas a entrar en combate no significa que no te puedas beneficiar de estos ejercicios que potenciarán, y mucho, tu rendimiento cognitivo. Así que la próxima vez que visites un lugar nuevo, caso por ejemplo de un restaurante, echa un rápido vistazo, cierra los ojos y trata de memorizar tantos detalles, grandes y pequeños, como te sea posible.

Sigue practicando

Recuerda: ni es un examen ni corres peligro. Pero, ¿cuántos cuadros hay? ¿Y puertas? ¿Dónde están? ¿Cómo es la persona que se sienta detrás de ti? No te agobies. Nadie lo hace bien las primeras veces. Pero cuanto más practiques, mejor será tu capacidad de concentración y atención y mayor la profundidad de tu memoria, que abarcará zonas más amplias de tu entorno inmediato. Acabarás recordando (muchas) más cosas.

Utiliza todos los sentidos

Ya volverás al restaurante para mejorar tu conciencia situacional. Ahora disfruta de la cena, cuyo plato principal está realmente bueno. Muy recomendable. ¿Cómo se llamaba? No te acuerdas del nombre. No pasa nada. Una vez más, se trata de no limitarse a las palabras, a veces tan esquivas. Piensa con todos tus sentidos. En su sabor, en su aroma, en sus colores vistosos. Cuantos más sentidos participen, más fácil será es crear un recuerdo a largo plazo. Pon a todo tu cerebro a trabajar.

Como incide Clint Emerson, «involucrar múltiples sentidos puede mejorar la retención de la memoria. Lee en voz alta, escucha grabaciones o crea tarjetas con pistas visuales. Cuantos más sentidos involucres, más conexiones podrá hacer tu cerebro con la información».

Rompe con los números

No es fácil recordar los dígitos de una cuenta bancaria o de la tarjeta de la seguridad social. Demasiados números. Y como ya observó George Miller en 1965, el ser humano tiene facilidad para memorizar series que van de cinco a nueve números.

Así que si la cadena es demasiado larga, lo mejor es fraccionarla en números más cortos y memorizarlos. Por ejemplo, partirla en secuencias de nueve dígitos, que el cerebro interpretará como si fueran números de teléfono –lo que aportará sentido a la secuencia y facilitará su registro en el cerebro.

OTROS TEMAS WELIFE

Como concluye Clint Emerson, «en lugar de intentar memorizar grandes cantidades de información a la vez, divídela en partes más pequeñas y manejables. Este método, denominado fragmentación, hace que al cerebro le resulte más fácil procesar y recordar».

Pon a prueba tu cerebro

Es más fácil recordar el título de una película que has visto un montón de veces que el de otra con un único visionado. Da igual: quieres que tus amistades también la disfruten. Lo que aún no ha pasado porque las últimas veces que habéis quedado nunca lograbas acordarte del dichoso título.

Tienes que asentar el recuerdo. O lo que es lo mismo, evocarlo todos los días para que se refuerce en tu memoria a largo plazo y resulte más fácil de «extraer». Por a prueba tu cerebro y, como si fuera un ejercicio, vuelve a recordar una y otra vez todo aquello que no quieres olvidar. Por cierto, ¿la película no sería «Recuerda» de Hitchcock?

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta