X
inteligencia-emocional

Edward Berthelot/Getty Images

psicología

Inteligencia emocional: qué es y cómo mejorarla en tu día a día

Lo has escuchado muchas veces pero no lo tienes muy claro. Te explicamos qué es este concepto y cuáles son las ventajas de la inteligencia emocional.

Por Adrian Lopez

4 de enero de 2023 / 09:23

Lo has escuchado muchas veces pero no tienes muy claro lo que significa  la inteligencia emocional. ¿Qué es? ¿Se puede mejorar? ¿Por qué cada vez más empresas buscan trabajadores que puedan gestionar sus relaciones en sus empleos así como completar sus tareas laborales?

La inteligencia emocional (IE) es la capacidad de percibir, interpretar, demostrar, controlar y utilizar las emociones para comunicarse y relacionarse con los demás de manera efectiva y constructiva. Esta aptitud de expresar y examinar las emociones es esencial, pero también lo es hacerlo con las de los demás.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Cuáles son las señales que determinan a alguien con inteligencia emocional? Algunos ejemplos incluyen la empatía, una conciencia de las fortalezas y limitaciones personales, autoconfianza y autoaceptación, manejo de los cambios, capacidad de hacerse responsable y de dejar atrás los errores, curiosidad, preocupación por los demás, sensibilidad a otros sentimientos y manejo de situaciones difíciles. 

¿Cómo se mide?

A lo largo de los años han surgido varias evaluaciones diferentes para medir los niveles de inteligencia emocional. Estas pruebas generalmente se dividen en uno de dos tipos: de autoinforme y de habilidad. Las primeras son las más comunes porque son las más fáciles de administrar y calificar. En ellas, los encuestados responden a preguntas o afirmaciones calificando sus propios comportamientos. Por ejemplo, en una declaración como «a menudo siento que entiendo cómo se sienten los demás», un examinado podría describir la declaración como en desacuerdo, algo en desacuerdo, de acuerdo o muy de acuerdo.

Por otro lado, en las de habilidad, se implican que las personas respondan a situaciones y luego evalúen sus capacidades. Tales pruebas a menudo requieren que los encuestados las demuestren y después son calificadas por un tercero.

Niveles de inteligencia emocional

Los investigadores sugieren que existen cuatro niveles diferentes de inteligencia emocional, incluida la percepción emocional, la capacidad de razonar usando las emociones, la de comprenderlas y la de manejarlas.

El primer paso para comprender las emociones es percibirlas con precisión. En muchos casos, esto podría implicar la comprensión de señales no verbales, como el lenguaje corporal y las expresiones faciales. En cuanto al razonamiento, el siguiente nivel, consiste en utilizar las emociones para promover el pensamiento y la actividad cognitiva, ya que estas ayudan a priorizar aquello que nos interesa (reaccionamos o respondemos a las cosas que atraen nuestra atención).

inteligencia-emocional
La inteligencia emocional se hace fundamental para poder vivir bien en comunidad. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images).

Además, las emociones que percibimos pueden tener una amplia variedad de significados. Si alguien está expresando enfado, el observador debe interpretar su causa y lo que podría significar. Por ejemplo, si tu jefe está de mal humor, podría ser porque no está satisfecho con tu trabajo, porque recibió una multa por exceso de velocidad camino a la oficina o porque estuvo peleando con su pareja.

Por último, la capacidad de manejar las emociones de manera efectiva es una parte crucial de la inteligencia emocional y el nivel más alto. Regular lo que sientes y responder adecuadamente, así como responder a los sentimientos de los demás, son aspectos importantes de la gestión emocional.  

La inteligencia emocional (IE) es la capacidad de percibir, interpretar, demostrar, controlar y utilizar las emociones para comunicarse y relacionarse con los demás de manera efectiva y constructiva

Las cuatro ramas de este modelo están ordenadas por complejidad con los procesos más básicos en los niveles inferiores y los más avanzados en los superiores. Es decir, que los más bajos implican percibir y expresar emociones, mientras que los más altos requieren una mayor participación consciente e involucran la regulación de las emociones.

¿Se puede mejorar?

Si bien algunas personas pueden adquirir sus habilidades emocionales de forma natural, algunas evidencias sugieren que esta es una habilidad que se puede desarrollar y mejorar. El interés por la enseñanza y el aprendizaje de la inteligencia social y emocional ha crecido en los últimos años. De hecho, sus programas se han convertido en una parte estándar del plan de estudios de muchos colegios. El objetivo de estas iniciativas no es solo mejorar la salud y el bienestar, sino también ayudar a los estudiantes a tener éxito académico y prevenir el acoso escolar.

Piensa antes de reaccionar. Las personas emocionalmente inteligentes saben que las emociones pueden ser poderosas, pero también temporales. Cuando ocurre un evento muy intenso, como enfadarse con un compañero de trabajo, la respuesta más inteligente (siempre hablamos a nivel emocional) sería tomarse un tiempo antes de responder. Esto permite que todos calmen y piensen más racionalmente sobre todos los factores que rodean la discusión.

La empatía, una conciencia de las fortalezas y limitaciones o la autoconfianza y autoaceptación son algunas señales de inteligencia emocional

Autoconciencia. Quienes son muy inteligentes emocionalesno solo son buenos para pensar en cómo se pueden sentir otras personas, sino que también comprenden sus propios sentimientos. La autoconciencia permite considerar los muchos factores diferentes que contribuyen a sus emociones.
Empatía. Una gran parte de este tipo de conocimiento es poder pensar y conocer cómo se sienten otras personas. Esto a menudo implica considerar cómo respondería si estuviera en la misma situación.

Escucha y empatiza

Si quieres entender lo que sienten los demás, el primer paso es prestar atención. Tómate el tiempo para escuchar lo que la gente está tratando de decirte, tanto verbal como corporalmente. Cuando sientas que alguien se siente de cierta manera, considera los diferentes factores que podrían estar contribuyendo a esa emoción.

Captar las emociones es fundamental, pero también lo es poder ponerse en el lugar de otra persona para comprender realmente su punto de vista. Practica la empatía con otras personas. Imagina cómo te sentirías en su situación. Tales actividades pueden ayudarte a desarrollar una comprensión emocional de un momento específico, así como a hacer crecer habilidades emocionales más sólidas a largo plazo.

Temas

EmocionesPsicología

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Instagram

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre
la vida sostenible

Suscríbete a Welife y descubre la vida sostenible