Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
plantas-oficina-biofilia

La biofilia en la oficina mejora la creatividad y la productividad./ Imagen: Unsplash.

Psicología

Así es cómo tener plantas en el trabajo reduce el estrés y aumenta tu productividad

Esta tendencia de diseño de interiores aumenta el bienestar, la productividad y la creatividad en el lugar de trabajo. Te contamos cómo llevarla a tu oficina en plan fácil.

Por Paka Díaz

12 de abril de 2023 / 08:55

Que la biofilia es una tendencia es algo que ya nadie duda. Se trata del amor por la naturaleza, pero no sólo eso. El diseño biofílico, con disciplinas como la psicología ambiental o la biohabitabilidad, confirma algo que sospechábamos: la naturaleza nos ayuda a sentirnos mejor. Tanto que, según el Informe mundial de espacios humanos, los niveles de bienestar y productividad aumentan hasta un 13% en los espacios con elementos naturales.

Además, un estudio de la Universidad de Exeter subrayó que la creatividad de las personas empleadas aumenta un 15% y la productividad un 6% con el simple gesto de poner plantas en la oficina. Porque, en el fondo, de simple ese gesto no tiene nada. Te contamos cómo es esta tendencia y cómo llevarla en plan fácil a tu oficina, aunque teletrabajes.

Qué es el diseño biofílico

Para Gustavo Marina Moreno, paisajista de Six Senses Ibiza, el diseño biofílico es “una corriente de diseño que busca emular los procesos y formas de la naturaleza e incorporar elementos naturales en los espacios construidos”. Según eso, su objetivo sería “mejorar la calidad de vida de las personas que los habitan y trabajar en armonía con el medio ambiente”, añade.

El paisajista explica que “el término biofílico significa amor por la vida y se refiere a nuestra conexión innata con la naturaleza y los seres vivos. El diseño biofílico busca recrear esta conexión en los espacios construidos”.

Naturaleza y elementos naturales se integran en el hotel Six Senses Ibiza. La biofilia forma parte del ADN de la compañía.
Naturaleza y elementos naturales se integran en el hotel Six Senses Ibiza. La biofilia forma parte del ADN de la compañía.

Dado que Naciones Unidas prevé que, para 2030, el 60% de la población mundial vivirá en zonas urbanas, el diseño biofílico responde a un reto: acercar la naturaleza a la población. Algo necesario para no perder nuestra conexión con ella.

Más que una tendencia, Gustavo Marina Moreno lo considera un movimiento que ha resurgido en la actualidad. “La implementación de elementos naturales en la arquitectura ya se daba con anterioridad”, cuenta. También señala que “los estilos minimalistas redujeron el uso de elementos naturales”, pero estos han regresado con fuerza. “Actualmente, y en especial después de la pandemia, se valora de forma positiva las piezas más cálidas y cercanas, sentirse rodeado de vida”, analiza el paisajista.

Beneficios de la biofilia en el trabajo

En el libro La oficina en casa, Elisabet Silvestre aconseja utilizar la biofilia para mejorar la calma mental y la armonía con las personas en tu lugar de trabajo. Doctora en Biología y especialista en biohabitabilidad, explica que “las plantas incluso ayudan a reducir la temperatura ambiental. Con ellas puede disminuir hasta en un 30% el gasto de aire acondicionado”.

También Marina Moreno considera que el diseño biofílico supone numerosos beneficios. “Sin duda, un ambiente de trabajo rodeado de plantas y con materiales naturales crea un atmósfera diferencial. Los espacios armónicos, naturales y bellos reducen el estrés y permiten relaciones más sanas entre los equipos”, apunta. Los datos avalan sus palabras. Un estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte demostró que la presencia de la hormona del estrés, el cortisol, disminuye en la saliva al estar cerca de plantas.

Espacios de trabajo biofílicos

Los edificios modernos y las nuevas sedes de grandes compañías ya han incorporado los diseños biofílicos. Desde el jardín arbolado de Repsol, a las cubiertas ajardinadas en la nueva sede del BBVA en Madrid. O el Distrito C de Telefónica, en el barrio madrileño de Las Tablas, un rascacielos de vidrio que ahorra en iluminación un 42%, además de reducir las emisiones de CO2 en unas 5.000 toneladas al año gracias a las zonas verdes, paneles fotovoltaicos, detectores de luz natural…

Gustavo Marina Moreno recuerda otros diseños biofílicos de referencia como el del Royal Children’s Hospital de Melbourne (Australia). “Allí han constatado que los enfermos mejoran de forma más rápida si los espacios son biofílicos», dice. También comenta que «las tendencias paisajistas de renaturalización urbana, como High Line en New York, aplican patrones botánicos para incluir infraestructuras desestimadas, como espacios de encuentro naturalizados”. Pero hay muchos más.

Hoteles a la vanguardia

Los hoteles han sido los primeros en darse cuenta del efecto relajante y benéfico de las plantas en sus huéspedes. Por eso, han promovido espacios verdes, huertos orgánicos, jardines verticales, uso de plantas y luz natural.

El hotel Sofitel Barcelona Skipper tiene el jardín vertical más grande de la ciudad, con más de 300 metros cuadrados. Además, han aprovechado para acompañarlo de medidas sostenibles. Por ejemplo, cada planta va en una bolsa con un sensor que detecta la necesidad de riego y el sistema está digitalizado, sólo se riegan las que lo necesitan.

El hotel Sofitel Barcelona Skipper tiene un espectacular jardín vertical de 300 metros cuadrados.
El hotel Sofitel Barcelona Skipper tiene un espectacular jardín vertical de 300 metros cuadrados.

Para la compañía Six Senses el concepto biofílico está incluido en su filosofía de forma global. “El paisajismo incluye una paleta botánica de132 especies, autóctonas y adaptadas. Y los materiales utilizados son básicamente naturales y se incluye barro, yute o madera”, explica Gustavo Marina Moreno, paisajista de Six Senses Ibiza. Reconoce que en el hotel “la naturaleza se expresa en cada rincón, tanto en forma de grandes árboles como en leves detalles de trepadoras que abrazan los muros”.

Para él, para comprender lo que hace el diseño biofílico en las personas, basta con observar a los huéspedes del hotel y su relación con el espacio. “Nos preguntan por flores y se acercan al huerto. El espacio común se convierte en un paisaje propio y natural que disfrutan con alegría. Se puede sentir que desconectan y se relajan”, explica el paisajista que, además, subraya que “los empleados aprecian trabajar en un espacio naturalizado y de calidad”.

Comer feliz en un entorno natural

También en los restaurantes, la biofilia crece. En el caso de Bálamo, un establecimiento ubicado en Alcorcón (Madrid) cuentan con un espectacular jardín vertical interior de 350 metros cuadrados. “Creo que influye en los trabajadores de forma positiva, puesto que produce oxígeno y filtra los gases nocivos”, apunta Óscar García, gerente de Bálamo. Para corroborarlo, da cifras que impresionan.

El jardín vertical de Bálamo es capaz de producir el oxígeno que necesitarían 350 personas en un año y filtra en ese periodo hasta 234 toneladas de gases nocivos. Además, cada 12 meses procesa unos 94,5 kilos de metales pesados y atrapa más de 45 kilos de polvo. “Como ves, tiene muchas más bondades que la simple decoración”, recalca García, “ojalá la biofilia fuera un movimiento porque está demostrada la repercusión medioambiental y personal que produce”.

El jardín vertical del restaurante Bálamo produce el oxígeno que necesitarían 350 personas en un año.
El jardín vertical del restaurante Bálamo produce el oxígeno que necesitarían 350 personas en un año.

El jardín vertical de Bálamo fue diseñado por el biólogo y experto en botánica, Ignacio Solano, y está formado por más de 14.500 plantas de 30 especies diferentes. “Para su cuidado, contamos con monitorización domótica online que asegura un control total de las plantas y un menor consumo de agua, de unos 40 litros al día. Se nutre de luz natural y de luz artificial pensada para que se encienda cuando sea necesario”, explica el gerente sobre los detalles técnicos.

Cómo hacer biofilia en la oficina

Recopilamos una serie de recomendaciones de los expertos para conseguir los beneficios del diseño biofílico en tu lugar de trabajo.

Empieza poco a poco. Gustavo Marina Moreno recomienda comenzar “con algo pequeño, una primera planta en la mesa” y comprobar cómo “el verde cercano da alegría”. Si lo tuyo no es cuidar las plantas, puedes optar por un cactus que requiere una atención mínima.

Busca la luz. Por su lado, Óscar García, gerente de Bálamo además de recomendar incorporar plantas al espacio de trabajo, recomienda asegurar “que haya luz natural y buena ventilación”. Ambas, señala, “influyen en el bienestar de la persona, y al final en el trabajo es el lugar donde más horas pasamos”.

Pon toques de naturaleza. Tras iniciar la transformación verde, Marina Moreno sugiere “revisar los espacios comunes y su definición física: si cada uno de ellos es cerrado o abierto, curvo o recto, colorido o blanco”. Una vez determinado, recomienda “intentar incluir naturaleza en cada rincón, por pequeño que sea y según sea cada espacio”.

Pon motivos de naturaleza. No hace falta llenar todo de plantas, incluso con fotos o cuadros relativos a la naturaleza, como una playa o un bosque, ya consigues transformar el ambiente. “En espacios muy reducidos, eso puede ayudarte a abrir una ventana a la naturaleza”, explica Elizabet Silvestre.

Tómate un tiempo para sentir. “Cuidar una planta nos acerca a su espacio, permite un momento de tranquilidad y puede ser compartido con otros compañeros”, explica el paisajista de Six Senses Ibiza. Y recalca que “el verde es un tejido que une a las personas. Pero atención, si te enamoras, produce una maravillosa adicción a la belleza y a la vida”. Para disfrutarla, sería estupendo proponer a tus compañeros disfrutar unos minutos de vuestros espacios verdes cada mañana.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta