Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X

Un par de zapatos nuevo puede desencadenar una cadena de compras. / Foto: Fotograma de Sexo en Nueva York.

MENTE

Qué es el efecto Diderot en las rebajas: cómo controlar las compras por conveniencia

Si detrás de ese vestido vienen en cadena los zapatos, el bolso y los pendientes, plantéate que puedes estar siendo víctima del efecto Diderot. Aprende a identificarlo y a ponerle freno.

Por María Corisco

2 de julio de 2024 / 08:19

Te has comprado una nueva alfombra. Al colocarla en el salón, te das cuenta de que no encaja bien con la mesa de centro, o con la lámpara de lectura, o sus colores no combinan bien con las láminas de la pared. Y, sin apenas darte cuenta, comienzas a cambiar toda la decoración. O bien te das el capricho de una nueva camisa, pero al ponértela compruebas que “necesitas” otro colgante que haga juego, o unos pendientes o incluso una nueva sombra de ojos. ¿Te pasan este tipo de cosas? Entonces, eres víctima del Efecto Diderot.

Se trata, explica la psicóloga Esther Cantos, de “un fenómeno habitual que describe cómo la adquisición de un nuevo bien puede llevar a un comportamiento consumista, en el cual la compra de un artículo desencadena la compra de otros bienes adicionales que, hasta el momento, no se consideraban necesarios”.

¿Por qué se llama así?

El origen del nombre se debe al filósofo francés Denis Diderot, quien lo describió en un ensayo titulado «Regrets on Parting with My Old Dressing Gown» (“Lamento por desprenderme de mi viejo batín”). Y detrás hay una fascinante historia personal que ilustra cómo una sola adquisición puede desencadenar una cadena de compras adicionales y de la que se pueden extraer múltiples aprendizajes

TE PUEDE INTERESAR

Al parecer, el filósofo, aunque era una celebridad en su tiempo por su papel en la creación de la «Encyclopédie», una de las obras más importantes de la Ilustración, vivía en la pobreza. Para ayudarle en su precaria situación económica, en 1765 Catalina la Grande, la emperatriz de Rusia, le compró su biblioteca por una suma considerable y le permitió seguir usándola hasta su muerte. Además, le proporcionó un estipendio anual, lo que mejoró significativamente sus finanzas.

Además, Diderot recibió un lujoso batín escarlata como regalo, un batín de alta calidad cuyo diseño opulento contrastaba drásticamente con el resto de sus pertenencias. Y fue así como esta prenda provocó una reacción en cadena de cambios en la vida del filósofo. Al darse cuenta de que era mucho más elegante que sus otros objetos, comenzó a sentirse insatisfecho con su entorno y sus otras pertenencias. Esta insatisfacción lo llevó a reemplazar muchos de sus muebles y objetos personales para que estuvieran a la altura del nuevo batín. Compró un nuevo sillón, una mesa de trabajo y otros artículos decorativos, transformando completamente su estudio.

En su ensayo, Diderot reflexionó sobre cómo un simple batín desencadenó una serie de gastos y cambios que nunca había previsto. Y expresó su pesar por haberse dejado llevar por el deseo de coherencia y lujo, y cómo eso había alterado su vida de una manera que no necesariamente lo hizo más feliz.

Características del Efecto Diderot

En primer lugar, explica la psicóloga, “se puede producir un desajuste de identidad. Al adquirir un nuevo objeto, las personas pueden sentir que este no se ajusta a su entorno o estilo de vida actual, lo que las impulsa a realizar más compras para crear una coherencia estética o funcional”.

Esta compra inicial provoca la necesidad o el deseo de comprar más artículos relacionados. Por ejemplo, comprar una nueva prenda de vestir puede llevar a la compra de accesorios o zapatos que combinen con ella. Pero, “aunque puede proporcionar una satisfacción temporal, la necesidad de seguir comprando para mantener la coherencia puede llevar a una insatisfacción prolongada y un ciclo interminable de consumo”.

Implicaciones psicológicas

  • Deseo de consistencia: “En general, las personas tenemos un deseo inherente de mantener la consistencia en nuestro entorno y apariencia personal, lo que puede llevar al comportamiento consumista descrito por el efecto Diderot”, explica Esther Cantos.
  • Influencia social y cultural: Además, “las normas sociales y culturales pueden amplificar el efecto Diderot, ya que las personas pueden sentirse presionadas a mantener una imagen o estilo que sea socialmente aceptable o admirado”.
  • Autoconcepto y autoimagen: Finalmente, “la adquisición de bienes puede estar vinculada al autoconcepto y la autoimagen de una persona. Esta necesidad de alinearse con una determinada identidad o imagen puede impulsar compras adicionales”.

Cómo no caer en su embrujo

Te apuntas al gimnasio y eso te lleva a comprar ropa deportiva nueva, mancuernas y una práctica bolsa de deporte. Te compras un nuevo móvil y ves crucial comprar una nueva funda, un cargador rápido y otros gadgets complementarios. Cambias de bicicleta y, al mismo tiempo, adquieres nuevas herramientas, una linterna, un botiquín y un nuevo casco. Si quieres no caer en la trampa de Diderot, ten en cuenta que “requiere una combinación de consciencia, planificación y autodisciplina. Adoptar estas estrategias puede ayudarte a tomar decisiones de compra más conscientes y alineadas con tus necesidades reales y valores personales”.

OTROS TEMAS WELIFE
  1. Reconoce el problema: Reconocer el patrón es el primer paso para romperlo. Por eso, es conveniente que reflexiones sobre tus hábitos de compra y consideres si estás adquiriendo cosas para complementar una compra reciente.
  2. Establece prioridades: Ante de ir de compras, haz listas de lo que realmente necesitas. Esto te ayudará a concentrarte en adquirir solo lo esencial. También puedes definir un presupuesto estricto y ceñirte a él para evitar gastos impulsivos.
  3. Implementa el principio de «uno entra, uno sale»: Por cada nuevo artículo que adquieras, deshazte de uno antiguo. Esto ayuda a mantener un equilibrio y reduce la acumulación de objetos innecesarios.
  4. Practica el minimalismo: Puedes intentar adoptar un estilo de vida minimalista, centrado en tener solo lo necesario y eliminar lo superfluo. En este sentido, invierte en artículos de buena calidad que realmente necesites y que tengan un valor duradero.
  5. Espera antes de comprar: Si sientes la necesidad de comprar algo, espera 30 días antes de hacerlo. Esto te da tiempo para considerar si realmente necesitas el artículo. Tómate tu tiempo para evaluar si una compra es realmente necesaria y si está alineada con tus valores y necesidades.
  6. Analiza tus motivaciones emocionales: Pregúntate por qué quieres comprar algo. ¿Es una necesidad real o un deseo impulsado por factores emocionales o sociales?
  7. Desarrolla la autodisciplina: Trabaja en fortalecer tu autocontrol mediante la práctica de la atención plena y la reflexión antes de realizar una compra. Asimismo, fija objetivos financieros claros que te motiven a ahorrar en lugar de gastar innecesariamente.

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta