Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué comer burrata es la clave para metabolizar las grasas mejor y más rápido

X
diferencia-estres-ansiedad

Aunque se manifiesten de maneras similares, el estrés y la ansiedad no se dan en las mismas circunstancias./ Imagen: Pexels.

Salud mental

Por qué confundimos estrés y ansiedad: cuáles son sus diferencias y cómo ponerle solución

El estrés puede generar ansiedad, pero no necesariamente la ansiedad se produce por factores de estrés. Analizamos bien lo que diferencia ambos términos y cómo actuar frente a cada uno de ellos.

Por Sara Trueba Rodríguez

30 de mayo de 2023 / 19:14

La mayoría de las personas se ha sentido estresado alguna vez y ha sufrido esa sensación de bloqueo que viene a continuación. Sin embargo, vivir un episodio de ansiedad con síntomas físicos sin conocer la causa no es tan común. O, al menos, no debería serlo. Entre estas dos situaciones hay diferencias y no solo por la sintomatología. A menudo empleamos ambos términos de manera indistinta, pero es necesario matizar que, aunque tienen relación, no es lo mismo estrés que ansiedad.

El estrés comienza ante un conjunto de circunstancias ambientales que recibe el individuo a las que debe dar una respuesta adecuada. Es la reacción del cuerpo ante una amenaza o desafío y, a menudo, viene acompañado de tensión física o emocional.

Esas circunstancias provocan una activación fisiológica que moviliza recursos para desarrollar una serie de reacciones adaptativas para dejar de sentirse así. Así, el estrés es el mecanismo de respuesta ante algo que nos supera. Las causas que provocan el estrés no son siempre negativas o derivadas de situaciones de peligro. Existen situaciones rutinarias que producen estrés sin ser peligrosas (la música alta o un imprevisto justo antes de salir de casa hacia el trabajo).

Sin embargo, la ansiedad es la respuesta emocional al estrés. Aunque también puede ser una reacción emocional de alerta ante una amenaza que puede darse sin necesidad de agentes estresantes previos.

Diferencias entre estrés y ansiedad

Según Claudia Sales, psicóloga general sanitaria y técnico superior en Dietética en el Centro de Nutrición y Psicología Laura Jorge, «ambos conceptos forman parte de la respuesta natural de nuestro organismo cuando este siente que esta en una situación de lucha, pero el estrés y la ansiedad son constructos diferentes que a menudo se intercambian«. La psicóloga nos enumera algunas claves para diferenciarlos:

  • Estrés:
    – «Aparece asociado cuando tengo que resolver algo y no dispongo de lo suficiente para dicha resolución (por ejemplo, tiempo)».
    – «Su duración está sujeta al estímulo que lo desencadena».
    – «Desaparece cuando se elimina el estímulo que lo provoca».
    – «El estímulo desencadenante suele ser bastante claro».
  • Ansiedad:
    – «Aparece asociada cuando tengo una preocupación o miedo».
    – «Puede venir desencadenada por causas pasadas o futuras».
    – «La ansiedad puede no eliminarse y habrá que aprender a convivir con ella de una manera más funcional».
    – «No siempre viene activada por algo fácilmente reconocible».

En este sentido, de una manera más simplificada, se puede entender que el estrés produce ansiedad, pero la ansiedad no necesariamente está unida al estrés.

Claves para aprender a manejarlos

Es importante tener en cuenta que las respuestas adaptativas nos van a permitir convivir con la ansiedad o luchar contra el estrés. De este modo, es esencial «escuchar el mensaje que nos trae ese malestar y hacerle caso, por ejemplo, bajando el ritmo» si es el exceso de trabajo y tareas el desencadenante.

El proceso de adaptación al estrés será clave para paliar sus efectos y supone cambios en la persona. Cabe esperar además que las personas con el rasgo de la personalidad ansioso serán más susceptibles de padecer ansiedad, pero lo cierto es que no es una condición. «Una cosa es tener un rasgo de personalidad más ansioso y otra distinta llegar a desarrollar un trastorno de ansiedad. Para esto entran en juego otras variables psicológicas y sociales», asegura Claudia Sales. Sin embargo, las personas más vulnerables poseen un umbral de activación más bajo y pueden alcanzar estados de ansiedad más intensos con mayor facilidad que otras personas.

Técnicas para manejar el estrés y la ansiedad

Sin casos concretos, se presenta complicado para la psicóloga ofrecer claves concretas para paliar estrés y ansiedad: «Depende de muchas variables. En el caso del estrés, como resulta más fácil identificar qué lo causa, si pensamos, por ejemplo, que el desencadenante es no llegar a cumplir determinadas tareas, podría ser útil utilizar estrategias de organización. Por otra parte, el manejo de la ansiedad se puede complicar más si no identificamos qué la está causando y/o manteniendo». Por ello, es fundamental acudir a un psicólogo para que se realice una exploración más minuciosa.

No obstante, paliar los síntomas y entrar en un estado de mayor calma puede conseguirse a través de ciertas prácticas:

  • Ejercicios de respiración. Oxigenar el cuerpo y concentrarse en inspirar y exhalar el aire, llenando y vaciando por completo los pulmones, ayuda a entrar en un estado de mayor calma.
  • Enfocarse en una frase motivadora o relajante y centrarse en repetirla varias veces. Los mantras ayudan y dicen que el lenguaje que nos decimos crea realidades.
  • Visualizar un escenario tranquilo y concentrarse en lo que transmite. Las meditaciones con visualizaciones proyectan el positivismo a través de las imágenes que creamos en la mente.
  • Practicar yoga, chi kung o taichí. Cualquier práctica que implique concentrarse en el cuerpo y conectar con uno mismo y el deseo por encontrarse mejor.
  • Hacer ejercicio físico vigoroso para soltar energía. Puede servir una caminata, un paso en bicicleta o hacer jogging.
  • Escribir las emociones que sientes (se llama journaling o escritura terapéutica) ayuda a identificar el malestar, el miedo o la amenaza.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Harina de avenaComer las verduras primeroSuelo pélvico y menopausiaChakrasFeliz como un finlandés

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta