Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

Mujer caminando sobre un puente en mitad de la naturaleza. / Imagen de Freepik.

Salud mental

Los científicos lo explican: por qué la luz del sol nos hace sentirnos más felices (y sanos)

La luz del sol activa la producción de vitamina D en nuestro organismo, lo que tiene infinidad de beneficios tanto a nivel físico como mental.

Por Sara Flamenco

26 de junio de 2023 / 15:06

La luz del sol es imprescindible para sentirnos más felices. Numerosos estudios relacionan los índices de depresión y las tasas de suicidio con aquellos países donde la climatología es más hostil pero, ¿qué tiene la luz del sol que nos afecta tanto? Para empezar, el sol activa en nuestra piel la producción de vitamina D, un nutriente esencial que ayuda al organismo a absorber el calcio que necesita nuestra estructura ósea. Cuando esta vitamina escasea, además de problemas en los huesos, pueden aparecer otras enfermedades como diabetes, esquizofrenia, fibromialgia o Alzheimer.

Y eso sólo a nivel físico, porque la luz del sol también afecta a nuestra salud mental. Nuestro cerebro es muy sensible a los cambios de luz, no hay más que ver los desequilibrios que sufren muchas personas con los cambios de hora estacionales, por ellos puede aparecer lo conocido como trastorno afectivo estacional (SAD), depresión que sigue un patrón estacional, generalmente en otoño o invierno, cuando los días son más cortos (término acuñado por el doctor Norman Rosenthal en la Universidad de Georgetown).

Pero no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Vamos a darte ocho razones científicas por las que deberías exponer tu cuerpo todos los días a la luz del sol, tanto en invierno como en verano.

Mujer cubriéndose los ojos de la luz del sol. / Imagen: Freepik.

1. Mejora el sueño

La exposición regular a la luz solar estimula la producción de melatonina, la hormona que ayuda a regular el ciclo de sueño y vigilia del cuerpo. Debido a que el cuerpo comienza a producirla cuando está oscuro, la sensación de somnolencia empieza a notarse dos horas después de la exposición al sol, una de las razones por la que nuestro cuerpo está más activo en verano. Además, la melatonina también es la responsable de regular nuestro ritmo circadiano. Este es el reloj interno del organismo, que indica cuándo descansar. Puede desincronizarse con la luz azul de las pantallas o los horarios laborales descompensados. Por lo tanto, cuanto más tiempo estemos expuestos a la luz del día, mejor produciremos melatonina cuando sea la hora de irse a dormir.

2. Mantiene los huesos fuertes

Como hemos comentado, la vitamina D que obtenemos gracias a la luz del sol ayuda a nuestro cuerpo a mantener el calcio, lo que evita que nuestros huesos se vuelvan más frágiles y aparezcan enfermedades como la osteoporosis o la artritis reumatoide. Un estudio de la Biblioteca Cochrane asegura que las tasas de caídas en las personas mayores, debidas a los efectos de la fragilidad de sus huesos, podrían reducirse en más de una cuarta parte si aumentan sus niveles de vitamina D. Por eso, los expertos creen que deberíamos pasar de diez a 30 minutos expuestos a la luz del sol del mediodía varias veces por semana (como mínimo).

3. Mejora la vida sexual

Aunque parezca no tener relación, incluso el impulso sexual se ve afectado por el tiempo que las personas pasan bajo el sol. Investigadores de la Universidad Médica de Graz en Austria descubrieron que pasar sólo una hora bajo el sol puede aumentar los niveles de testosterona de un hombre en un 69%, lo que aumenta el deseo sexual. Y lo mismo ocurre con las mujeres: investigadores en China realizaron un estudio en mujeres posmenopáusicas e identificaron un vínculo entre los niveles bajos de vitamina D y los niveles bajos de estrógeno, la hormona sexual femenina.

4. Baja la presión arterial

Una investigación de la Universidad de Southampton en 2018 expuso a los participantes con un rango normal de presión arterial a la luz ultravioleta, y sus conclusiones fueron significativas. Vieron cómo la presión arterial de los sujetos de estudio disminuía después de la exposición a la luz. Esto podría deberse a que, cuando la piel reacciona a la luz solar, los vasos sanguíneos se ensanchan moviendo el óxido nítrico almacenado en las capas superiores de la piel al torrente sanguíneo.

Mujer con gafas de cristales naranjas y gorro de paja. / Imagen: Freepik.

5. Mejora el estado de ánimo

Un estudio de la Brigham Young University demostró que que las personas sufrían más angustia mental cuando los días eran más cortos y había menos sol. Otra investigación australiana más reciente asegura que esto es debido a que el sol aumenta los niveles de serotonina (la hormona de la felicidad). Esto suele conducir a una mayor sensación de satisfacción y tranquilidad y a niveles más bajos de depresión y ansiedad. Además, otros estudios sugieren que la luz solar directa puede hacer que las células de la piel produzcan endorfinas, otra hormona importante en la sensación de bienestar.

6. Mejora la salud del cerebro

Científicos de la Universidad de Manchester descubrieron que los niveles más altos de vitamina D están relacionados con una mejora en la memoria y en la agilidad mental. Por otro lado, investigadores de la Universidad de Tufts (EEUU) han relacionado los niveles de vitamina D en el tejido cerebral y su papel en su buen funcionamiento. La vitamina D podría tener un rol importante como potenciador de la neuroplasticidad, en la capacidad de adaptarnos mejor a las circunstancias e incluso ayudar a ser capaces de fabricar nuevos neurotransmisores.

Mujer sonriendo bajo la luz del sol.
Mujer sonriendo bajo la luz del sol. / Foto de Gian Cescon en Unsplash.

7. Reduce el estrés

Como ya hemos dicho, la exposición regular a la luz solar estimula la producción de melatonina. Esta hormona no sólo nos ayuda a dormir mejor y regula nuestros ritmos circadianos, sino que también reduce los niveles de estrés.

8. Combate la depresión

Los niveles bajos de serotonina en el cerebro se consideran una posible causa de depresión y muchos antidepresivos actúan bloqueando una proteína que transporta la serotonina fuera de las células nerviosas. La luz del sol aumenta los niveles de serotonina en el organismo, lo que repercute directamente en los síntomas de la depresión al mejorar nuestro estado de ánimo.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta