Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo incrementar el colágeno de la piel a partir de los 40

X
mujer joven cruzando una calle

La moda lenta puede ser sencilla de practicar si somos conscientes de lo que compramos/Foto: Getty.

Lifestyle eco

Slow fashion: qué es la moda lenta y cómo practicarla en tu día a día

Nace con la intención de hacer y consumir moda de una forma mucho más consciente y el primer paso para practicarlo bien es conocerte a ti mismo.

Por Michelle Avís Melgosa

9 de mayo de 2023 / 18:16

¿Cuántas veces te has ido de compras y has llegado a tu casa con bolsas llenas de prendas que sólo te pondrás una vez? Este es uno de los errores más comunes y también el que más debes evitar si quieres practicar el slow fashion o moda lenta. Es un concepto que nace como reacción al fast fashion y que busca generar cambios en el mundo de la moda haciéndola más consciente con el fin de cuidar nuestro entorno y modo de vida. Pero no se trata sólo de un término de la industria textil, es toda una filosofía de vida y cumplirlo al pie de la letra, a veces, no es tarea fácil. Por ello, hemos recurrido a Paula Amoretti, estilista de moda y autora del libro Terapia de estilo, quien nos ha dado los mejores consejos para comprar con conciencia, y el primer paso es: conocerte a ti mismo. 

«El lujo moderno significa ser social y ambientalmente responsable», escribe Amoretti en su libro. Y esto se consigue, entre otras cosas, conociendo cómo somos y lo que queremos transmitir cuando vestimos. Hacer esta introspección nos sirve para no malgastar en prendas que no necesitamos, para saber reflejar cómo somos con nuestro estilo e incluso nos ayuda a ganar autoestima y seguridad. La estilista propone hacer compras conscientes siguiendo una serie de filtros.

slow fashion
La compra consciente nos ayuda a nosotros mismos y a nuestros bolsillos. /Foto: Unsplash.

Prendas que hablen de ti

«Tener estilo es la actitud valiente de contarle al mundo quién eres con lo que decides ponerte cada día», asegura Amoretti. Uno de los trucos es no dejarte influenciar por lo que diga Instagram o lo que te digan tus amigas y, en lugar de eso, ponerle palabras a cómo crees realmente que es tu estilo, recomienda en el libro. Por ejemplo, elegante, clásico, effortless, etc. La idea está en «conocerte por dentro para saber qué es lo que quieres contar por fuera», explica.

Y una vez que tienes cierto criterio en moda y, sobre todo, conoces bien tu estilo, verás que compras menos y mejor siempre porque «dejas de gastar y comienzas a invertir», asegura la estilista para WeLife.

Ropa cómoda

Es una realidad que en los últimos años, debido a nuestro estilo de vida, hemos evolucionado en moda. Antes teníamos un armario para los fines de semana y otro para entre semana. Nuestros armarios actualmente requieren más versatilidad, se trata de descontextualizar las prendas para que un blazer fluido nos sirva tanto para una reunión como para un tardeo de fin de semana. La estilista advierte de que la comodidad no es negociable y señala que «cada prenda no obedece a un escenario, sino que con las mismas prendas puedes hacer combinaciones diferentes».

Pero no es sólo buscar ropa cómoda en tus tiendas de confianza, también tenemos que recurrir a nuestro armario y hacer una selección de «prendas exclusivas», las cuales no tienen por qué ser las más caras de tu vestidor, pero sí las más especiales. Esas que sólo nos ponemos en ciertas ocasiones para darle un plus a nuestro look. La experta propone colocar este tipo de prendas separadas del resto de nuestro armario, como si de una mini tienda exclusiva se tratase, y propone los vaqueros como un gran imprescindible en esa «colección de tesoros».

Prendas de tu talla y óptimas para tu fisonomía

Otro paso fundamental para construir un camino hacia el slow fashion es conocer bien tu talla y tu fisonomía. Aunque se lleve la ropa holgada, no significa que esto vaya a quedarte bien sí o sí. La inspiración en otros es una gran ayuda a la hora de vestir bien, pero entender la forma de nuestro cuerpo y saber qué tipo de prenda nos sienta mejor hará que seamos capaces de formular un estilo con el que nos sintamos mucho más seguros. «Tener referentes en moda es importante para inspirarse», afirma Amoretti, pero no podemos caer en la tentación de copiar el estilo de otra persona porque cada uno es único y nunca nos va a quedar igual la ropa que al resto.

Que la ropa responda a tu colorimetría

«Verse bien es sentirse bien». Este es uno de los mantras de la estilista y otra forma de vernos bien es atendiendo a las normas de la colorimetría.  Según explica Amoretti en su libro, si eres de temperatura fría, te quedará mejor el blanco total. Sin embargo, si tu temperatura es cálida te favorecerá más el blanco roto o los tonos beis. Si aciertas con los colores que más te favorecen conseguirás un brillo especial en tus looks.

Somos seres emocionales, no siempre nos apetece arreglarnos, pero cuando conoces bien tu estilo puedes utilizar estas herramientas para que eso que es emocional se vuelva intencional.

Con etiqueta y que se vea la composición

Amoretti también advierte de nuestros impulsos con las compras y asegura que suelen ser por golpes de emoción. Esas compras por emoción debemos transformarlas por compras con intención. Por ejemplo, cuando vemos un vestido que nos encanta y lo añadimos rápidamente a la cesta de compra. Antes de esto, deberíamos pensar si realmente lo necesitamos y fijarnos en aspectos como su etiqueta y composición para darnos cuenta qué tipo de tejido lleva, si se arruga con facilidad o si destiñe al lavarlo. Esto también te permitirá conocer más sobre las telas y convertirte en un experto a la hora de elegir cada una de tus prendas.

OTROS TEMAS WELIFE 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Azúcar dañinoBatido verdeMorderse el labioDormir bienCallo solar

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta