X
reducir el consumo de carne

Foto: Unsplash

NUTRICIÓN Y SOSTENIBILIDAD

5 ideas fáciles para reducir tu consumo de carne

Puedes tener distintos motivos para querer cambiar tu dieta y disminuir el consumo de carne. Si no sabes muy bien cómo empezar, te lo ponemos fácil con estos consejos sencillos que te ayudarán en el camino

Por Mónica Heras

16 de marzo de 2022 / 11:43

Reducir el consumo de carne se ha convertido, para muchos, en un propósito de esos que hacemos a fin de año y que tanto nos cuesta cumplir. Los motivos son diversos, desde mejorar la salud hasta avanzar hacia la sostenibilidad y la ecología, en una lucha contra las granjas masivas y el maltrato animal.

El 20 de marzo se celebra el Día Mundial sin Carne, momento perfecto para concienciarnos y descubrir algunas ideas fáciles que ayuden a reducir el consumo de la proteína animal. La idea es empezar poco a poco, ir incluyendo recetas veganas que resulten igual de apetitosas e introducir nuevos hábitos con los que te sientas cómodo.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Por qué es importante reducir tu consumo de carne

Como decíamos antes, los motivos son muchos y uno de los más importantes habla de sostenibilidad y de cuidado del medio ambiente, algo de lo que Aitor Sánchez, creador de ‘Mi Dieta Cojea’, tiene mucho que decir.

Él hace hincapié en que reducir el impacto del consumo de carne a las emisiones de metano, es una gran simplificación, puesto que debemos tener en cuenta dos aspectos imprescindibles:

  1. Todos los recursos que requiere y demanda.
  2. Las emisiones de efluyentes, mucho más allá de CO2 y metano.

«Esa perspectiva que muchas veces hemos compartido de que lo que contamina son los pedos de las vacas, es solo una parte del problema», dice, refiriéndose a:

  • Purines, nitratos, fosfatos que no se integran en el terreno.
  • Acidificación.
  • Eutrofización.
  • Pérdida de biodiversidad.
  • Recursos usados de forma ineficiente.
  • Maltrato y vidas de animales de forma innecesaria.

Según datos de la FAO, la industria de la carne emite 1.6 gigatoneladas de CO2. Su producción es responsable de 14.5 % del total de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Otro contaminante altamente dañino para el medioambiete es el amoniaco. Las conclusiones de Greenpeace son que, entre 2014 y 2016, las emisiones de amoníaco en España aumentaron un 6,13%, siendo el principal protagonista de este incremento, el crecimiento exponencial de la ganadería industrial. En 2017 este sector fue el responsable del 92% de estas emisiones.

Por otro lado, se ha demostrado que reducir el consumo de carne conlleva muchas ventajas para la salud, incluso sin llegar a volverse vegetariano. Las dietas flexibles pueden traer beneficios metabólicos, incluido un menor riesgo de diabetes y presión arterial alta, según los estudios publicados en Frontiers in Nutrition.

Comer menos productos de origen animal también va a ayudar a mejorar la microbiota, al incluir una alimentación más basada en plantas, puesto que su fibra es la que alimenta a las bacterias, creando así un medio más saludable y diverso.

Como ves, sobran los motivos, aunque este cambio no tiene por qué ser abrumador. La clave está en dar baby steps con los que ir avanzando hacia el objetivo. ¿Te apuntas al reto con estas ideas para consumir menos carne?

1. Di sí a la planificación

Lo primero es tener claro lo que vas a cocinar cada día, porque es difícil que desde la improvisación puedas elaborar un menú rico, equilibrado y sostenible. Te recomendamos que sigas el método del ‘batch cooking’, si no lo conoces en el enlace encontrarás toda la información para cocinar y día y disfrutar el resto.

Imagínate cenar unas hamburguesas de lentejas acompañadas de una mayonesa de calabaza y un queso vegano con semillas de girasol, ¿A que suena delicioso? En el perfil de Beatriz Moliz vas a encontrar estas recetas y muchas más.

2. Un día sin carne es mejor que ninguno

No se trata de dejar la carne de un día para otro. Tampoco es necesario, si no es lo que deseas. Lo más fácil es empezar por no consumir proteína animal un día por semana y después, añadir alguno más si te apetece.

Prueba a hacer cenas a base de legumbres, verduras o proteína vegetal, como el tofu o el tempeh. Si te faltan ideas mira algunas recetas veganas de Living like a Panda, verás que de esta forma te resulta mucho más sencillo cambiar algunos de tus hábitos. Otro momento ideal para llevar una alimentación vegetariana son los desayunos, ¿has probado ya las leches vegetales?

3. «Vegetarianiza» tus platos favoritos

Cuando nos prohíben algo, irremediablemente nos vamos a sentir más atraídos por ello. Lo mismo va a pasar si destierras para siempre la idea de comerte una paella, unos tacos mexicanos o un estofado de esos que te hacía tu abuela, así que te proponemos customizarlos, llenarlos de vegetales y añadir alguna proteína vegetal. ¿Conoces Heura? Están teniendo muchísimo éxito con su carne vegetal gracias a su sabor, calidad y textura.

4. No solo de carne vive el hombre

Recuerda que estamos hablando de reducir el consumo de carne, pero puedes seguir comiendo otras fuentes de proteína animal como el pescado y el huevo. Ambos te ofrecen un montón de posibilidades a la hora de cocinarlos y tienen grandes beneficios a nivel nutricional.

5. Reducir el consumo de carne quitándole protagonismo

Cambia el chip y en lugar prepararte un filete con patatas, hazte una ensalada con rúcula, lechuga, verduras, frutos secos, aguacate y un poco de pollo asado en cubos. De esta manera vas a reducir notablemente la ingesta de carne y paulatinamente le irás dando más protagonismo a otros ingredientes. 

Temas

MedioambienteNutriciónVida Saludable

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Sostenibilidad

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Sostenibilidad

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible