X
La zanahoria es buena para la vista y también actúa como diurético

La zanahoria favorece la producción de melanina, debido a los carotenoides que contiene./ Unsplash.

NUTRICIÓN Y BELLEZA

Además de favorecer el bronceado, este alimento te ayuda con la retención de líquidos y por eso es ideal para el verano

Puedes comer este alimento crudo o cocinado, y sus principales propiedades se asocian al color naranja. ¿Adivinas de qué estamos hablando?

Por Mónica Heras

20 de julio de 2022 / 11:35

Seguro que ya sabes que nos referimos a la zanahoria, una hortaliza tan versátil que acompaña la mayoría de nuestros guisos en invierno y llena de color las ensalada veraniegas. Su dulzor natural es perfecto para hacer, incluso, postres, al tiempo que los amantes de los fermentados la hacen en kimchi y disfrutan de una microbiota a prueba de bombas.

Más allá de su fama como precursora del bronceado y de lo mucho que nos ayuda a que tengamos una buena vista, ¿sabes todo lo que puede hacer por ti? Atenta, porque algunas de sus propiedades te van a sorprender tanto que no dudarás en consumirla a diario.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Anatomía de una zanahoria: ¿cuáles son sus beneficios?

Tiene poquísimas calorías y un elevado contenido de vitaminas, especialmente del grupo A, B, C y E. 100 gramos de zanahoria equivalen a unas 33 kcal y cubre el 110% de la vitamina A que necesitamos al día, el 13% de la C, el 5% de la E y el 10% del ácido fólico. Por si fuera poco, es un alimento rico en antioxidantes gracias al betacaroteno, que se convierte en vitamina A o retinol, siendo de grana ayuda para la regeneración celular y de la piel.

Este pequeño tubérculo es capaz de aportar fibra (3,4%), minerales y oligoelementos a nuestro organismo, sin apenas grasa, por lo que es estupendo para picotear sin remordimientos.

1. Un aliado prometedor contra el cáncer

Según señala la OMS en su informe World Cancer Report 2014, las zanahorias al igual que las espinacas y los tomates, podrían ayudar a prevenir el cáncer de mama gracias a que contienen carotenoides. Por otro lado, en un estudio de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) concluyeron que si se cuece y después se trocea, contiene un 25% más de falcarinol, un compuesto que  actúa como protector ante el crecimiento de ciertos tumores.

2. Regulador intestinal

Dado a su contenido en fibra (2,8 gramos por cada 100 g), la zanahoria es fantástica para tratar los problemas de estreñimiento y puede tomarse en forma de zumo o bien cocida. Sin embargo, es uno de esos alimentos polivalentes que también funcionan cuando se presentan diarrea, moderando la acidez gracias a sales minerales (sodio, cloro, potasio) y vitaminas del complejo B. El consumo de zanahoria mantiene una buena salud intestinal.

3. Ayuda en la retención de líquidos

¿Sabías que gracias a que esta hortaliza está llena de agua funciona como diurético? Así que si este verano quieres evitar la retención de líquidos, prepárate un zumo mañanero con zanahoria, manzana, espinacas y unas gotas de limón, además de rico es un aliado contra la pesadez en las piernas y la hinchazón.

4. Además de mejorar la vista, tendrás pelazo y uñas fuertes

Como te decíamos, las zanahorias contienen betacaroteno, también conocido como provitamina A, mismo que una vez dentro del organismo se transforma en retinol o Vitamina A. Estos tienen la capacidad de fortalecer el pelo y las uñas, así como de proteger del estrés oxidativo. El mismo compuesto hace que sea un alimento especialmente interesante para la vista, por lo que los expertos la recomiendan contra las cataratas y la degeneración macular.

Si quieres una receta rica, fácil y nutritiva, te dejamos la de Beatriz Moliz, que hace unas zanahorias aliñás súper apetecible para tapear.

5. Ideal para la piel (y para lucir bronceado)

Lo de comer zanahoria para presumir de un color dorado no es un bulo, en realidad se debe a que es un precursor de la melanina y de ahí que también mejore la sensibilidad de aquellos que son alérgicos. Además, sus propiedades antioxidantes protegen contra el envejecimiento de las células y ayuda a regenerarlas.

De ahí que ciertos cosméticos incluyan el aceite esencial de la zanahoria entre sus compuestos, como el aceite regenerador de Marnys, que te ayuda a conservar el bronceado por más tiempo.

6. Protege tus dientes

Que los conejos la comen y que por ello tienen esos dientes, es otra verdad como un templo. Comerla cruda fortalece los dientes y las encías, puesto que mejora el riego sanguíneo y evita las bacterias. También contienen flúor, un mineral fundamental que cuida el esmalte de los dientes y protege de caries.

7. Son buenas para calmar los nervios

Al tener un elevado contenido de fósforo y potasio, son una buena fuente de energía para el cerebro. Por otro lado, también estos minerales ayudan a mantener en buen estado nuestro sistema nervioso y actúan como vigorizantes naturales.

8. Favorece la formación de glóbulos rojos en la sangre

¿Tienes anemia? Uno de los alimentos que debes incluir en tu dieta es la zanahoria, puesto que contiene cobre y hierro, y favorece la formación de glóbulos rojos. También la recomiendan para prevenir enfermedades cardiovasculares como la arterioesclerosis o los infartos.

9. Un punto a favor en periodo de lactancia

El betacaroteno y la vitamina A mejoran la calidad biológica de la leche materna. Así parecen constatarlo los últimos estudios al respecto, por lo que es muy recomendable incluirla en la dieta si estás en periodo de lactancia.

Seguro que después de leer la gran cantidad de beneficios que esta hortaliza tan común nos aporta, no dudarás en incluirla en muchos de tus platos y disfrutar de su delicioso sabor y su gran versatilidad.

Temas

Nutrición

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Comida sana

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Comida sana

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible