Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

Las pipas de girasol son ricas en proteína, fibra, grasas saludables, vitaminas y minerales./ Foto: Sunmotion.

Alimentación

Pipas de girasol, el picoteo saludable que equilibra las hormonas y potencia tus defensas

Fuente tanto de macro como de micronutrientes, las pipas de girasol tienen numerosos beneficios para la salud de todo el organismo.

Por Marcos López

4 de marzo de 2024 / 08:00

No cabe duda: los frutos secos son una de las mejores opciones para un picoteo saludable y un complemento idóneo para tus platos. Y dada su enorme variedad, las opciones culinarias son prácticamente ilimitadas. Entre otros, nueces, pistachos y almendras, que además de sabor aportan notables beneficios para la salud de todo el organismo. Lo que también sucede con uno de los frutos secos más consumidos, sino el que más, en forma de snack ocasional: las pipas de girasol.

La ciencia ha demostrado que la ingesta de estas semillas del girasol se asocia a efectos muy positivos para la salud. Lo que se explica por su gran contenido de macro y micronutrientes. De acuerdo con los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, un puñado de pipas de girasol (sin sal) aporta 5,5 gramos de proteína; siete gramos de carbohidrato, de los que tres son pura fibra; tres 3 gramos de grasas monoinsaturadas y nueve gramos de poliinsaturadas. Y a todo ello se suman su riqueza tanto en vitaminas como en minerales. Aquí tienes seis razones para disfrutarlas.

Protegen la salud hormonal

La tiroides, apunta una investigación de la Universidad del Estudio de Messina, requiere altas cantidades de selenio para un adecuado funcionamiento. Tal es así que, dado su aporte de este mineral (22,5 microgramos por puñado), las pipas de girasol ayudan a reforzar la salud hormonal.

TE PUEDE INTERESAR

Refuerzan tus defensas

Sin embargo, las bondades del selenio no acaban aquí: como destaca la Universidad de Hawái, también potencia el sistema inmune. Lo mismo que el zinc (1,5 miligramos). Y las pipas de girasol son una rica fuente de ambos minerales, así como de otros macronutrientes como el cobre (0,5 miligramos) y la vitamina E (7,4 miligramos). Como explica el doctor Fernando José García, del Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid (SUMMA 112), «actúan como antioxidantes que reducen la inflamación y protegen al organismo frente a los radicales libres».

Mejoran la digestión

Estas semillas comestibles tienen un alto contenido en fibra, tanto soluble como insoluble, que favorece la regularidad digestiva. Además, la soluble es una fuente de alimento –o lo que es lo mismo, es un prebiótico– para las bacterias que conforman el microbioma intestinal, lo que contribuye así a la salud gastrointestinal. Y también, entre otros beneficios, a reforzar las defensas y mejorar la funcionalidad cerebral.

Reducen el riesgo de diabetes

Seguimos con la fibra, que junto a la proteína y las grasas saludables aumentan la sensación de saciedad, por lo que además de sano, comerás menos. También atenúan la respuesta de la glucosa plasmática, es decir, «inducen que la elevación de la glucosa en sangre tras las comidas sea menor, lo que disminuye el riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2», apunta el experto.

Cuidan de tu corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en todo el mundo. Y aquí las pipas de girasol también tienen mucho que decir: no sólo no contienen ni un mísero gramo de colesterol, sino que su fibra soluble, como demuestra el Hospital Clínic de Barcelona, capta el colesterol malo en el intestino y evita que llegue al torrente sanguíneo para formar las placas que dan lugar a la aterosclerosis.

Pero aún hay más: también son ricas ácido linoleico, «un ácido graso omega-6 que –refiere el doctor García– facilita la relajación de los vasos sanguíneos y ayuda a reducir los niveles de colesterol».

OTROS TEMAS WELIFE

Un apunte importante: estos beneficios cardiovasculares pueden irse al traste en caso de que las pipas lleven sal, lo que aumenta, y mucho, el riesgo de hipertensión.

Disfruta de una piel radiante

Además de por dentro, ¿quieres estar bien por fuera? Pues las pipas de girasol son lo tuyo: te permiten disfrutar de una piel radiante gracias a las propiedades antiinflamatorias de sus grasas saludables y vitamina E, que además también protege frente a los daños de la luz ultravioleta (UV).

Consúmelas con moderación

Las pipas de girasol son un alimento ideal para comer todos los días. Pero como pasa con casi todo en la vida, tampoco conviene abusar. No en vano, tiene un alto contenido calórico (165 calorías por puñado) y, alerta el doctor García, «comer grandes cantidades puede conllevar una ingesta excesiva de cadmio, metal pesado que absorben los girasoles durante su crecimiento».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta