Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
tomate

El tomate tiene grandes beneficios para la memoria, pero también para el resto de funciones del organismo./ Imagen: Pexels.

Alimentación

Harvard descubre las propiedades del tomate para mejorar la memoria: las recetas más veraniegas para incluirlo

El tomate contiene licopeno, un tipo de flavonoides con gran poder antioxidante que protege del daño producido por los radicales libres en el cerebro.

Por Sara Flamenco

21 de agosto de 2023 / 13:50

El tomate es uno de los ingredientes más típicos de la dieta mediterránea. Lo encontramos en ensaladas, salsas, aliños, platos típicos como el gazpacho… y no sólo nos encanta por su increíble sabor, sino también por sus propiedades para nuestro organismo. Un reciente estudio de la universidad de Harvard ha añadido un nuevo beneficio a la larga lista que ya tenía, y no es otro que mejorar las conexiones del cerebro,

Esto podría  ayudarnos a combatir enfermedades degenerativas como el Alzheimer o la demencia, así como a mejorar nuestra memoria y que esta no se deteriore tan fácilmente con el paso del tiempo. Te contamos todos los beneficios que puede tener comer tomate para el cerebro.

Por qué el tomate mejora la memoria

El estudio de Harvard, publicado en la revista Neurology, de la Academia Estadounidense de Neurología, sugiere que los flavonoides que contiene el tomate pueden desempeñar un papel protector del cerebro y la memoria. Los flavonoides son un grupo diverso de fitonutrientes (químicos vegetales) que se encuentran en muchas frutas, verduras y especias, según el sitio especializado LiveScience. Son prácticamente responsables de los colores intensos de las frutas y verduras y hay hasta 6.000 tipos de flavonoides.

TE PUEDE INTERESAR

Para el estudio realizado por Harvard, los científicos evaluaron los datos de salud y la información dietética de más de 77.000 personas de mediana edad. Los datos fueron recopilados durante 20 años e incluían con qué frecuencia los participantes comían alimentos ricos en flavonoides y si los participantes reportaron cambios cognitivos a los 70 años, entre ellos, el deterioro de la memoria. Sus conclusiones fueron que las personas con la mayor ingesta diaria de alimentos con flavonoides tenían un 19% menos de probabilidades de reportar problemas con la memoria y el pensamiento.

Tomates frescos y triturados. / Imagen: Pexels.

Entre los flavonoides que contiene el tomate se encuentra el licopeno. De acuerdo con MedlinePlus, el servicio de información de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el licopeno es un tipo de pigmento orgánico llamado carotenoide. Este pigmento está relacionado con el betacaroteno y es el responsable del color rojo de los tomates.

Además, el licopeno es un poderoso antioxidante que podría ayudar a proteger las células del daño oxidativo, por lo que es un remedio natural para la memoria. Puede resultar de gran ayuda para protegerla contra el daño producido por los radicales libres en el cerebro, señalados como los principales causantes de la demencia y de la enfermedad de Alzheimer.

Otros beneficios del tomate

Además de las propiedades que el tomate pueda ofrecer para proteger la memoria, también es un alimento que tiene beneficios para muchas otras partes de nuestro organismo. Sin duda, un alimento fundamental.

1. Protege la vista

El tomate es un gran aliado para proteger tu vista por su alto contenido en vitamina A. Además, contiene luteína y zeaxantina, nutrientes que protegen del poder oxidante de la luz tanto a la mácula del ojo -que la detecta- como al cristalino, que es el encargado de enfocar. Pero hay más: el tomate retrasa el desgaste de la visión, protegiéndote contra las enfermedades degenerativas, y previene las infecciones oculares provocadas por virus y bacterias.

2. Mejora la circulación sanguínea

El tomate contiene hierro, un mineral muy saludable para el buen estado de la sangre, así como vitamina K, que ayuda a controlar la coagulación. De esta manera, el tomate ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, el ya mencionado licopeno disminuye los niveles de colesterol malo LDL y previene la arterosclerosis y es una gran fuente de vitaminas C y E.

3. Cuida la piel, el pelo y los dientes

Al poseer grandes propiedades antioxidantes, es un remedio natural contra el envejecimiento y un gran aliado para el cuidado de nuestra piel, pelo y dientes. Las vitaminas A y C protegen las encías y dan a nuestra piel una luminosidad incomparable.

Por otro lado, frenarás la caída capilar prematura, porque el tomate logra mantener a raya los radicales libres. También alcaliniza el cuero cabelludo, por lo que algunos trastornos como caspa, dermatitis seborreica o psoriasis mejorarán notablemente. Asimismo, tu cabello cobrará nueva vida gracias a los altos aportes de biotina del tomate, otro interesante nutriente de este gran alimento.

4. Evita el estreñimiento

Su alto contenido en fibra regula el tránsito intestinal y previene muchas de las enfermedades o disfunciones que afectan a los órganos gastrointestinales, como el estreñimiento crónico. Eso sí, se recomienda que lo comas crudo y con la piel.

5. Diurético

El tomate contiene potasio y bajos niveles de sodio, lo que favorece a evitar la retención de líquidos y a la eliminación de toxinas. Hasta la Fundación Española de Nutrición recomienda los tomates para eliminar líquidos. Paradójicamente, el 90% de su composición es agua, pero una mayor ingesta de estos favorece su eliminación.

6. Fortalece el sistema inmune

Los antioxidantes del tomate colaboran para que las células de nuestro sistema inmune se encuentren en el mejor estado posible y luchen como verdaderas gladiadoras frente a patógenos externos. Todo esto se ve favorecido por los aportes en vitaminas C, grupo B y E de los tomates.

Recetas frescas y ligeras con tomate

Para poder sacarle el máximo partido al tomate y aprovechar sus beneficios al máximo, aquí te dejamos las mejores recetas y las más fáciles para consumirlo prácticamente a diario y no cansarte nunca.

Gazpacho

El gazpacho es una de las mejores formas de tomar el tomate en verano. / Imagen: Freepik.

Ingredientes:

  • 2 kg. de tomate
  • 1 pepino
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • Sal, aceite de oliva virgen extra y vinagre

Preparación:

  1. Lava los tomates, quítales el pedúnculo y córtalos en cuartos. Coloca los trozos en un recipiente grande.
  2. Pela la zanahoria, córtala en trozos y ponla en el mismo recipiente.
  3. Lava y pica el pimiento rojo poniéndolo en el recipiente.
  4. Pela el ajo, quítale el germen (la parte interior) y ponlo en el recipiente.
  5. Agrega sal, aceite y vinagre al gusto.
  6. Bátelo todo hasta que no quede ni un sólo grumo.
  7. Pásalo todo por un pasapuré con el grano muy fino o por un colador para eliminar los restos de piel y pepitas del gazpacho.
  8. Rectifica de sal, aceite o vinagre.

Salmorejo

Al salmorejo, además, puedes añadirle picatostes y tomate cortado./ Imagen:Pexels.

Ingredientes:

  • 1 kg. de tomate
  • 200 gr. de pan de hogaza
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y vinagre al gusto

Preparación:

  1. Pela el tomate y quítale las pepitas. Córtalo en trozos y colócalo en un recipiente.
  2. Moja el pan hasta que quede blandito, escurre el agua y ponlo en el recipiente.
  3. Pela el ajo, quítale el germen (la parte interior) y ponlo en el mismo recipiente.
  4. Agrega sal y vinagre al gusto.
  5. Bátelo todo y, cuando no queden grumos, vierte el aceite poco a poco para que emulsione.
OTROS TEMAS WELIFE

Tomates rellenos de pesto y mozzarella

Prácticamente no necesitas saber cocinar para hacer tomates rellenos de pesto y mozzarella. / Imagen de Freepik.

Ingredientes:

  • 16 tomates
  • 2 queso mozzarella
  • Albahaca
  • 25 gr. de piñones
  • 25 gr. de queso parmesano rallado
  • Ajos
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación:

  1. Lava los tomates y corta la base para que se mantengan de pie. Corta también la tapa del tomate y vacía una tercera parte de su pulpa para poder rellenarlos después.
  2. Corta cada bola de mozzarella, primero por la mitad a lo largo y después cada pieza en cuatro rodajas.
  3. Prepara el pesto: lava, seca y deshoja la albahaca. Pela el diente de ajo. Introduce en el vaso de una batidora los piñones, el parmesano rallado, las hojas de albahaca, el diente de ajo y el aceite de oliva. Condimenta con sal y pimienta negra recién molida. Tritura hasta obtener una textura lisa y cremosa en la que todos los ingredientes estén bien integrados.
  4. Condimenta el interior de los tomates con sal y pimienta negra recién molida y colócalos en una bandeja apta para el horno. Luego, echa en cada uno de ellos una cucharadita de pesto y coloca encima una rodaja de mozzarella. Repite la operación una vez más. Hornea los tomates alrededor de 20 minutos en el horno precalentado a 180 °C.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta