Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la agamia, el nuevo tipo de relación amorosa sin ataduras que arrasa en España

X
zumos-verdes

Combinar frutas y verduras en los zumos verdes tiene numerosos beneficios para todas las partes del organismo./ Imagen: Pexels.

Alimentación

Alimentos detox para prepararte un zumo verde en ayunas cada mañana y adelgazar de forma saludable

La alimentación puede ayudarte a sentirte menos hinchada, sólo tienes que conocer los alimentos con propiedades depurativas para añadirlos a tus recetas.

Por Sara Flamenco

18 de agosto de 2023 / 11:21

Hay veces que nos sentimos hinchados, pesados y nuestro cuerpo nos pide que consumamos alimentos con altas propiedades depurativas, también conocidos como detox. Siempre puedes comer una ensalada, pero para esos momentos, los zumos verdes son una gran opción, sobre todo en verano, porque te hidratan y refrescan. Pero cuando nos ponemos frente a la batidora o licuadora siempre nos asaltan las dudas: ¿qué alimentos usar para que nuestro zumo verde sea de verdad depurativo y sano?

Hemos recopilado una lista de frutas y verduras que puedes incluir en tus zumos preferidos para tomarlos en cualquier momento del día, tanto para desayunar como entre horas y te beneficies de sus propiedades detox.

TE PUEDE INTERESAR

Ciruelas

El principal componente de las ciruelas es el agua, seguido de los hidratos de carbono, entre los que destaca la presencia de sorbitol, de leve acción laxante. Este efecto también es debido a la combinación de fibra soluble e insoluble.

Además, su contenido en provitamina A y vitamina E, aunque escaso, y su aporte de diversos ácidos, le confieren propiedades antioxidantes para protegernos de enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer. Las ciruelas rojas contienen además antocianinas, compuestos con actividad igualmente antioxidante.

Cerezas

La cereza es rica en hidratos de carbono, principalmente azúcares simples como fructosa, glucosa y sacarosa, pero su valor calórico es moderado. Además, aporta cantidades considerables de fibra, responsable de sus propiedades beneficiosas para el tránsito intestinal.

En lo que se refiere a su contenido en vitaminas, están presentes la vitamina C, tiamina, folatos y la provitamina A, además de potasio, magnesio, hierro, fósforo y calcio. También tiene capacidad antioxidante debido a su contenido en antocianinas. Esto protege a los lípidos, a la sangre y a otros fluidos corporales contra el ataque de los radicales libres, moléculas implicadas en el envejecimiento y en el desarrollo de diversas enfermedades crónico degenerativas (cardiovasculares, cáncer, osteoporosis, etc.).

Limón

El limón aporta una gran cantidad de vitamina C, potasio y cantidades menores de otras vitaminas y minerales. La pulpa también contiene ácidos orgánicos, fundamentalmente ácido cítrico y en menor cantidad málico, acético y fórmico. Algunos estudios han indicado que estos ácidos potencian la acción de la vitamina C y poseen un notable efecto antiséptico. Existen también compuestos fenólicos como los ácidos cafeico y ferúlico, que son potentes antioxidantes e inhiben la actividad carcinogénica.

También es buena fuente de fibra soluble la pectina que contiene, cuyas principales propiedades son la disminución del colesterol y la glucosa en sangre, y el desarrollo de la flora intestinal.

Manzana

La manzana aporta hidratos de carbono, fundamentalmente, en forma de azúcares como fructosa, glucosa y sacarosa, y contiene cantidades apreciables de fibra, tanto soluble como insoluble. Esta última es la más abundante, y hace de este alimento un eficaz regulador de enfermedades del intestino grueso.

Las manzanas son una importante fuente de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y prociaciadinas, lo que le confiere una potente capacidad antioxidante. En su composición presentan ácidos orgánicos como el cafeico, p-cumárico, clorogénico, ferúlico, cítrico y málico.

Uva

La composición de las uvas puede variar ligeramente según se trate de uvas blancas o negras. En general, su aporte en hidratos de carbono es mayor que en otras frutas, como la glucosa, la fructosa, sacarosa, dextrosa y levulosa. También contiene cantidades apreciables de fibra (fundamentalmente de tipo soluble), vitaminas (B6 y ácido fólico) y minerales (potasio).

Múltiples estudios muestran que los fitonutrientes presentes en la uva pueden tener un efecto preventivo frente a enfermedades degenerativas como las cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer, trastornos neurodegenerativos, e incluso patologías como las cataratas. Entre los compuestos implicados están los compuestos fenólicos, entre los que destacan los estilbenos (resveratrol) y los flavonoides.

Naranja

La naranja es una fruta de escaso valor calórico. Tiene un aporte interesante de fibra soluble (pectinas), cuyas principales propiedades se relacionan con la disminución del colesterol y la glucosa en sangre, así como con el desarrollo de la flora intestinal.

En su composición también cabe destacar la elevada cantidad de ácido ascórbico o vitamina C. También contiene cantidades apreciables de folatos, y en menor cantidad, vitamina A. Además, las naranjas aportan carotenoides con actividad provitamínica A (a-caroteno, b-caroteno y criptoxantina).

Para terminar, las naranjas son ricas en flavonoides como hesperidina, neoshesperidina, naringina, narirutina, tangeretina y nobiletina, a los cuales se les han atribuido múltiples beneficios para el organismo.

Aguacate

Las grasas que contiene el aguacate son en su mayor parte insaturadas (monoinsaturadas). Entre ellas destaca en particular el elevado contenido en ácido oleico. Además, el aguacate es una de las frutas más ricas en fibra, tanto de tipo soluble como insoluble. Esta última es la más abundante.

aguacate
El aguacate es uno de los alimentos básicos de los zumos verdes./ Imagen: Unsplash.

Es rico en minerales como el magnesio y el potasio y en cuanto a su composición vitamínica, aporta cantidades destacables de vitamina E, vitamina C y, en menor grado, vitamina B6. Diversos estudios han indicado que el consumo de aguacate reduce los niveles de colesterol total, así como los triglicéridos en sangre.

Apio

A pesar de que el apio no es una fuente importante de energía, su consumo resulta saludable y refrescante por su contenido en agua, sales minerales y vitaminas diversas. Destacan las vitaminas C y E y minerales como el potasio, el sodio y el calcio, aunque en proporciones discretas.

Eso sí, el apio contiene flavonoides, compuestos con actividad antioxidante, y pequeñas cantidades de furanocumarinas biológicamente activas, que pueden ayudarte a prevenir el cáncer. Destaca su función diurética por su gran contenido en agua y en un aceite volátil, el apiol.

Berros

El berro aporta una gran cantidad de vitamina A, folatos, vitamina C y, en menor proporción, tiamina y vitamina E. También aporta minerales como el calcio y el hierro, y en menor cantidad, potasio y fósforo. Además contiene cantidades sustanciales de diversos fitoquímicos, que podrían prevenir los cánceres de pulmón y esófago. Utilizado como estimulante y diurético, ha sido usado en la medicina popular para aliviar la bronquitis y ciertas afecciones cutáneas.

Espinacas

El valor nutritivo de las espinacas radica en su alto contenido en vitaminas y minerales. En concreto, este alimento aporta una gran cantidad de folatos, vitamina C y vitamina A y cantidades inferiores de vitamina E, B6 y riboflavina.

También tiene un muy alto contenido en b-carotenos, compuestos que, además de transformarse en vitamina A en nuestro organismo, desempeñan acciones antioxidantes y estimuladoras del sistema inmune.

En cuanto a los minerales, cabe destacar la elevada proporción de magnesio y de hierro. Además, aportan una cantidad apreciable de fibra (soluble e insoluble), que favorece el tránsito intestinal, y previene el cáncer de colon y la enfermedad cardiovascular.

Pepino

El pepino es una hortaliza de bajo aporte calórico debido a su reducido contenido en hidratos de carbono y a su elevado contenido de agua. Su alto contenido en potasio, y bajo en sodio, le confiere una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo. En la composición del pepino está presente una pequeña proporción de b-sitosterol, un compuesto con actividad antiinflamatoria e hipoglucemiante que participa en la respuesta del sistema inmunológico.

Remolacha

La remolacha es un alimento de moderado contenido calórico con un elevado contenido en agua y muy rica en proteínas. Es buena fuente de fibra y de folatos y vitamina C. En relación con los minerales, es una hortaliza con aportes considerables de potasio y menores de hierro, magnesio y fósforo.

*Toda la información ha sido extraída de la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Zumo verde detox. / Imagen: Unsplash.

Cuatro ejemplos de zumos verdes con propiedades detox

Para saber cómo usar y combinar estos ingredientes, aquí te proponemos algunas ideas de zumos verdes que puedes poner en práctica ya mismo:

Zumo verde de manzana y pepino

Ingredientes:

  • Una manzana verde
  • Medio pepino
  • Una rama de apio
  • Un puñado de espinacas
  • El zumo de un limón

Preparación:

  1. Lava todas las frutas y verduras y córtalas en trozos pequeños.
  2. Introdúcelo en tu licuadora y, si no tienes, bátelo y cuélalo posteriormente.
  3. Sírvelo bien frío o con un poco de hielo.

Zumo de remolacha y naranja

Ingredientes:

  • 6 remolachas, grandes lavadas y secadas
  • 6 zanahorias
  • 2 litros de agua
  • 1/2 litro de zumo de naranja

Preparación:

  1. Corta las remolachas y las zanahorias en cubos grandes, sumérgelos en los dos litros de agua y lícualo con ayuda de una licuadora.
  2. Cuela y descarta los sólidos.
  3. Mézclalo con el zumo de naranja.
  4. Enfría o añade hielo y sirve.
OTROS TEMAS WELIFE

Smoothie de berros, naranja y aguacate

Ingredientes:

  • 2 puñados de berros
  • 1 naranja grande (de mesa o de zumo, indiferente)
  • 1 aguacate
  • 1/2 lima (más bien pequeña)
  • 1 vaso de agua (opcional, pero recomendable)

Preparación:

  1. Añade todos los ingredientes a la batidora y bate durante unos 30 segundos a máxima potencia, o hasta obtener una textura homogénea.
  2. Vierte más agua según la consistencia deseada.
  3. Prueba y corrige el sabor. Añade más naranja si se desea un sabor más dulzón.
  4. Enfría o añade hielo y sirve.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Chandra BhedanaAmor románticoDormir desnudoGrasa marrónConvertir defectos en virtudes

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta