Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
madre-vinagre-manzna

El vinagre de manzana es uno de los más recomendados./ Imagen: Pexels

Alimentación

Qué es la madre del vinagre y por qué te ayuda a controlar los picos de glucosa (y la inflamación)

Se trata de una sustancia compuesta por celulosa y bacterias de ácido acético a partir de la cual se produce el vinagre y tiene multitud de efectos beneficiosos para el organismo.

Por Sara Flamenco

16 de agosto de 2023 / 10:44

Últimamente se habla mucho de cómo la inflamación y los picos de glucosa descontrolados pueden afectar a tu bienestar negativamente. ¿Por qué? Por un lado, la inflamación crónica acelera el envejecimiento y puede dañar células, tejidos y órganos sanos, además de aumentar la incidencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades autoinmunes, alergias o asma, entre otras problemas. Por otro lado, los picos de glucosa no son sino un exceso de glucosa en el organismo en un corto período de tiempo, lo que provoca la formación de radicales libres (y grasa), que desemboca en mutaciones que activan genes nocivos y pueden llegar a provocar cáncer.

En definitiva, mantener a raya la inflamación y los picos de glucosa es fundamental. Por eso, vamos a hablarte hoy de la madre del vinagre, una sustancia viscosa y turbia que flota sobre el vinagre y está compuesta por una serie las bacterias que transforman el alcohol o el azúcar en ácido acético. Y lo más importante, vamos a explicarte cómo consumirlo para ayudarte a eliminar estos problemas en tu organismo y contribuir a que tu salud se vea mejorada.

TE PUEDE INTERESAR

Qué es la madre del vinagre

La madre del vinagre es una sustancia a partir de la cual se produce el vinagre y está compuesta por celulosa y bacterias de ácido acético que se desarrollan en la fermentación de líquidos alcohólicos. No todos los vinagres presentan esta particularidad ya que, cuando los procesan para ponerlos a la venta, los pasteurizan, refinan, filtran y destilan para que el producto sea más atractivo para el consumidor. De esta manera, el vinagre queda más bonito porque esos antiestéticos posos desaparecen, pero se elimina del todo (o una gran parte) ese superalimento probiótico que viene cargado de enzimas y que te puede ayudar a regular la flora intestinal.

Al ser un alimento fermentado, cuenta con enzimas que se encargan de regular la microbiota. Así se reduce la inflamación de los tejidos y el riesgo de sufrir problemas como la obesidad y la resistencia a la insulina. Al tener una microbiota sana, se produce menos grelina (hormona que provoca sensación de hambre) y más leptina (provoca sensación de saciedad), por lo que contribuye a la pérdida de peso, además de estar directamente relacionada con la absorción de grasas, la permeabilidad intestinal y la inflamación.

Además, la madre del vinagre es rica en polifenoles, con poderosos efectos antioxidantes, que protege a las células de los efectos negativos de los radicales libres, ayuda a reducir la inflamación y retrasa el envejecimiento prematuro. Y así podríamos seguir, ya que se trata de un alimento depurador de toxinas gracias al ácido málico, láctico y cítrico que contiene y, aunque resulte difícil de creer, también alivia la acidez y el ardor de estómago.

Entre todos los tipos que existen de este ingrediente con el que aliñas tu ensalada, el vinagre de manzana es en los que puedes encontrar este ingrediente y que tantos beneficios tiene para tu organismo.

Vinagre de manzana./ Imagen: Freepik.

Los beneficios de tomar agua con vinagre de manzana

Según nos cuenta la Dr. Odile Fernández en su libro Hábitos que te salvarán la vida, el ácido acético presente en el vinagre ayuda a ralentizar la digestión de los almidones y el vaciamiento gástrico durante el sueño, lo que reduciría los picos de glucemia tras la cena y mejoraría los niveles de glucosa en ayunas. Además, según un estudio publicado en 2020 en la revista Journal of Advanced Nursing, tomar una pequeña cantidad de vinagre todos los días podría ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

En concreto, el vinagre de manzana ayudaría a reducir los picos de glucosa. Así, contribuye a la pérdida de peso (según un estudio publicado en 2016 en Annales de Cardiologie et d’Angéiologie), a reducir el estrés oxidativo (según un estudio publicado en 2018 en Journal of Medicinal Food) y los triglicéridos en sangre, y a aumentar el colesterol bueno (según el estudio publicado en 2008 en Pakistan Journal of Biological Sciences), además de reducir la acidez y el reflujo gástrico.

Por otro lado, según un estudio brasileño publicado en Bioscience, Biotechnology and Biochemistry, tomar vinagre de manzana antes de las comidas contribuye a una pérdida de peso de entre uno y dos kilos, así como a una mejora de los niveles de triglicéridos y la disminución del perímetro abdominal y la grasa visceral.

Además, según un estudio publicado en Diabetes Research and Clinical Practice en 2017, tomar un vaso de agua con una cucharada de vinagre de manzana antes de comer un plato dulce aplana los picos de glucosa e insulina, tanto en personas con diabetes como en personas sanas. Y tomar vinagre antes de una comida rica en hidratos de carbono puede reducir entre un ocho y un treinta por cierto el pico de glucosa.

Cómo consigue el vinagre reducir los picos de glucosa

El vinagre inhibe la acción de la alfa-amilasa, la enzima que descompone los azúcares. Según afirma Jessie Inchauspé en su libro La revolución de la glucosa, con esto conseguimos que el azúcar y el almidón se conviertan en glucosa más lentamente y la glucosa nos llega al organismo de una forma más suave. Además, en cuanto el ácido acético llega al torrente sanguíneo, penetra en los músculos y los anima para que hagan glucógeno más rápido de lo habitual, lo cual implica una absorción más eficiente de glucosa. Por otro lado, el ácido acético no sólo reduce la cantidad de insulina presente (lo cual nos ayuda a volver al «modo quemagrasas»), sino que también tiene un efecto extraordinario en nuestro ADN, indicándole que se reprograme un poco para que nuestras mitocondrias quemen más grasa, asegura Inchauspé.

Cómo tomar bien el vinagre de manzana para que funcione

Tanto la Dr. Odile Fernández como la bioquímica Jessie Inchauspé aconsejan beber un gran vaso de agua con una cucharada sopera de vinagre unos minutos antes de comer algo dulce para aplanar los subsiguientes picos de glucosa e insulina.

OTROS TEMAS WELIFE

Este truco funciona tanto con los alimentos dulces como con la comida almidonada, como un plato de pasta. Inchauspé asegura que puedes tomarlo tanto unos minutos antes de comer como mientras comes o incluso hasta veinte minutos después de tomar el alimento que provoca el pico de glucosa. Y si no te gusta el agua con vinagre, puedes reducir la cantidad y aumentarla poco a poco o aliñar tu ensalada con una buena vinagreta, pero tendrás que tomarla antes del plato problemático.

Eso sí, recuerda tomar tu vaso de agua con vinagre con una pajita. Bien es cierto que el vinagre diluido no es lo suficientemente ácido como para dañar el esmalte de los dientes, pero mejor no tentar a la suerte.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta