Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS ¿Son preocupantes los lapsus de memoria? Qué hacer cuando se te olvida algo (y lo tienes en la punta de la lengua)

X
celulitis-emocional-causas

El estrés puede ser una causa de la celulitis./ Imagen: Pexels.

Belleza

Qué es la celulitis emocional y cómo combatirla: la conexión secreta de la piel de naranja y el cortisol

Si pese a tener una alimentación muy sana y hacer ejercicio, la piel de naranja y la flacidez van en aumento, puede que el estrés sea tu enemigo en la sombra.

Por Paka Díaz

26 de junio de 2023 / 15:06

Cuidas tu alimentación, haces ejercicio, te cuidas. Pero, hagas lo que hagas, tu celulitis sigue aumentando y ya no sabes qué hacer. Pero puede que no tenga que ver con algo físico, sino que esta celulitis esté relacionada con algo mental. En concreto, con el estrés.

En nuestra sociedad moderna, el estrés se ha convertido en uno de los grandes males. Además de a nuestra salud mental, sus efectos también afectan a nuestro organismo. Y sí, también se refleja en la celulitis y la flacidez. Todo va de la mano. Dos expertas nos cuentan por qué ocurre y cómo evitarlo.

Qué es la celulitis emocional

“Es importante saber que la salud emocional y física están interconectadas. Por ello, con celulitis emocional nos referimos a aquella que se origina o aumenta por un cúmulo de emociones negativas, como el estrés o la ansiedad”, explica Ana Sacristán Palos, directora de formación Vagheggi España.

La experta aclara el proceso: “Nuestro organismo reacciona a estos estados produciendo mayores cantidades de cortisol. Esas altas concentraciones reducen la lipólisis –proceso en el que los lípidos de nuestro organismo se transforman en energía–, y originan la acumulación de grasas. Además, pueden causar retención de líquidos”.

Por su parte, Graziella Moraes doctora en Medicina Estética y fundadora de los centros de Medicina Estética Graziella Moraes, en A Coruña y Vigo, advierte que tras estos estados de estrés se pueden encontrar cambios relacionados con la salud hormonal.

Celulitis y salud hormonal

“La aparición de la celulitis se produce por un proceso multifactorial. Uno de ellos es el factor hormona. Se ha comprobado que los cambios hormonales que se producen en el cuerpo durante la pubertad, el embarazo, el post parto o la menopausia tienen un efecto inmediato sobre el aumento del tejido graso en zonas específicas del cuerpo de la mujer”, comenta Moraes. Además, apunta que “cuando el volumen de los adipocitos se congrega en un mismo sitio, es cuando aparece la celulitis”.

Recalca que “las emociones son el resultado de procesos químicos en el cerebro. Se ha observado que factores psicológicos adversos como depresión, ansiedad y estrés actúan sobre el sistema hipotálamo-hipofisiario, originando una alteración en la producción de estrógenos, dando lugar a una retención hídrica y alteraciones metabólicas”. Sería entonces “cuando podemos referirnos a la celulitis emocional”, afirma. Pero reconoce que “no es la causa más habitual de su aparición”.

En qué se diferencia de la celulitis habitual

“Su apariencia es la misma”, aclara Ana Sacristán Palos, “sin embargo, cuando hablamos de celulitis emocional lo hacemos refiriéndonos a aquellas causas que la provocan, como un estado anímico negativo o estresante”.

Otro factor que diferencia la celulitis emocional, señala la experta de Vagheggi España, “es que su tratamiento es más difícil, ya que el cortisol crónicamente elevado contribuye a la inflamación corporal y obstaculiza la capacidad de la piel para sanar y regenerarse. Por otro lado, el cortisol elevado, puede contribuir a la disminución de la síntesis de colágeno y provocar desequilibrios hormonales en los estrógenos y la testosterona”.

Qué síntomas nos alertan de tener celulitis emocional

Los síntomas de la celulitis, apunta la doctora Graziella Moraes, “son la presencia de placas celulíticas. La piel aparece con una serie de irregularidades, como depresiones, que constituyen la clásica piel de naranja. Pueden existir signos vasculares asociados: varices, calambres, pesadez de piernas, edema de tobillos y pies fríos”.

Mientras, entre los síntomas que la causan, Moraes destaca “los mecánicos (estar mucho tiempo de pie, usar prendas muy ajustadas, etc.), digestivos (dispepsia, estreñimiento, dietas hipercalóricas), circulatorios (insuficiencia venosa, mala circulación) y genéticos (antecedentes familiares de obesidad, varices), así como los hábitos nocivos (abusar del café, el alcohol o el tabaco) y la vida sedentaria”.

El cortisol y la celulitis

Pero, en concreto en la celulitis emocional se produce “un estado de alerta continuo en nuestro organismo provocado por una mayor cantidad de cortisol, que hace que nos sintamos más irritables. Cuando estamos ante un estado de estrés continuo, el funcionamiento del organismo y los sistemas que se involucran en los procesos inflamatorios se alteran”, cuenta Sacristán Palos.

Por eso, uno de los principales síntomas de la celulitis emocional es una aparente inmunidad ante los tratamientos. La solución principal es disminuir la situación de estrés. “Por ello, es muy común que cuando lo padecemos, no veamos resultados en la piel con un producto o un tratamiento, aunque sea efectivo”, recalca la directora de formación.

Cuida de tu mente para evitar la celulitis

En este sentido, para la experta es fundamental revisar tus hábitos y “si crees que ha podido darse por motivos emocionales/nerviosos, más allá de la celulitis, debes primero poner el foco en vigilar y cuidar la salud mental. Eso es lo verdaderamente importante. Después, para la celulitis siempre puedes recurrir a profesionales médicos y de medicina estética para aplicar tratamientos que se adapten a tus necesidades”.

De hecho, incide en la importancia de “mantener un equilibrio emocional. Además, también es beneficioso llevar a cabo todo aquello que conlleva una vida equilibrada como sostener una alimentación saludable, rica en proteínas magras, frutas, verduras y granos enteros. Estar hidratados para eliminar toxinas, y evitar hábitos como el tabaquismo y el consumo de alcohol, que afectan, entre muchas otras cosas, a la circulación sanguínea y a la creación de toxinas”.

Ana Sacristán Palos también recuerda que “es muy importante contar siempre con momentos de autocuidado y descanso y utilizar productos naturales que favorezcan la regeneración celular”. Por eso, le parece “imprescindible que, dentro del tiempo con el que contemos en nuestro día a día, saquemos ratos libres para movernos y practicar actividad física o hacernos masajes con exfoliación, que mejoren la circulación y promuevan la eliminación de toxinas”.

¿Qué tipo de celulitis tienes?

Para elegir los tratamientos y productos adecuados, lo primero que señala Graziella Moraes es que “hay determinar qué tipo de celulitis padece el paciente. O si tiene una combinación de varias. Puede ser edematosa, de tacto esponjoso, más propicio de la retención de líquidos. O fibrosa, que no se aprecia a simple vista, más común en mujeres deportistas y jóvenes. Y por último, nodular, con aspecto más blando o flácido y que se da en vientre, muslos, brazos o glúteos», explica.

Tratamientos recomendados para la celulitis

Estos son los tratamientos más efectivos que ofrecen algunos de los centros de medicina estética para combatir la celulitis:

Imperium Med 400. Combinación de  ultrasonidos, radiofrecuencia y diatermocontracción, que remodela los tabiques fibrosos alrededor de los adipocitos y los reduce para que recuperen el aspecto inicial natural.

Indiba Deep Care. Corriente de alta frecuencia que provoca el aumento de la temperatura en los tejidos desde dentro de las células, lo que las regenera mediante el incremento del riego sanguíneo.

Biodermogénesis. Aunque está más pensado para las estrías, también se aplica para celulitis, flacidez y cicatrices. Reduce el volumen de los nódulos de grasa y mejora la piel de naranja.

Onda coolwaves. Utiliza las Microondas para tratar la celulitis, la flacidez y la grasa localizada en una sola sesión.

Mesoterapia corporal. Terapia exclusivamente médica. A través de unas microinyecciones en la piel se aplican una variedad de activos (lipolíticos, drenantes, antioxidantes…) para combatir la celulitis.

Productos para combatir la celulitis

Además de tratamientos de medicina estética, también podemos tratar la celulitis día a día con los productos de nuestro neceser.

Mousse corporal, de Vagheggi

 

 

 

 

 

Mousse corporal frizzante de Vagheggi (33 €). 

Con una textura espuma que recuerda a los Peta Zetas, este novedoso tratamiento ofrece resultados desde la primera aplicación. Notas la piel tersa y más lisa, ya que activa el metabolismo, mejora la circulación y promueve la actividad de los fibroblastos. Además, la firma cuenta con Sinecell, una línea profesional enfocada a la celulitis y la grasa localizada.

Vendas drenantes, de Somatoline

Vendas Drenantes de Somatoline Cosmetic (39,90 €).

Con escina vegetal y cafeína, notas un efecto inmediato en la circulación de las piernas. Según estudios, puede reducir hasta un centímetro de muslos, rodillas y tobillo, además de ayudar a drenar. Son unas aliadas contra la retención de líquidos.

Exfoliante corporal, de Collistar

 

Talasso Scrub de Collistar (50 €).

Para empezar a tratar tu celulitis, lo mejor es comenzar con una buena exfoliante. Eso te ayudará a aprovechar toda la eficacia de los productos. Esta, además, tiene efecto reafirmante e hidrata tu piel.

OTROS TEMAS WELIFE

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

VapeadoresDejar de picar entre horasLas deportivas más cómodasYoga a cualquier edadSuelo pélvico

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta