Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X
propiedasdes-agua

El agua no sólo sirve para paliar la sed, sino que tiene un papel principal para que nuestro organismo funcione./ Foto: Pexels.

CUERPO

Los beneficios desconocidos de beber agua: activa el cerebro y mejora las articulaciones

La sed es una llamada de atención del organismo que te dice que necesita que le des agua. Es una función clave para que todos los sistemas del organismo estén en equilibrio. Pero hya mucho más.

Por María Corisco

19 de febrero de 2024 / 14:00

Tienes sed y bebes agua. Es algo tan cotidiano que no le das valor alguno más allá de esa sensación reconfortante que sientes tras haber bebido. No te das cuenta de que esa sed que tenías era, en realidad, una llamada de alerta con la que tu cuerpo te dice que necesita agua, es una señal del organismo que te pide agua para mantener su equilibrio interno.

Por eso, es importante tener en cuenta que no bebes para calmar la sed, sino para proporcionar a tu cuerpo el componente principal de las células, los tejidos y los órganos del cuerpo humano. La importancia de la sed radica en que el agua es esencial para una amplia gama de funciones corporales.

Para qué bebes agua

“Casi todos los sistemas principales del cuerpo dependen del agua para funcionar y sobrevivir -explica Allyn Wergin, nutricionista de la Clínica Mayo-. Dado que el agua constituye aproximadamente el 60% de tu peso corporal, no sorprende lo importante que es para ti mantenerte bien hidratado”.

TE PUEDE INTERESAR

En este sentido, recuerda siete ejemplos de cómo funciona el agua en el cuerpo:

  1. Regula la temperatura corporal.
  2. Humedece los tejidos de ojos, nariz y boca.
  3. Protege los órganos y tejidos del cuerpo.
  4. Lleva nutrientes y oxígeno a las células.
  5. Lubrica las articulaciones.
  6. Reduce la carga sobre los riñones y el hígado al eliminar los productos de desecho.
  7. Disuelve minerales y nutrientes para hacerlos accesibles a tu cuerpo.

Pero, además, las investigaciones han demostrado que beber agua puede ayudarnos a envejecer mejor, mantener la mente activa, tener digestiones saludables y proteger nuestros riñones.

OTROS TEMAS WELIFE
  • Ayuda frente al envejecimiento: las conclusiones de un estudio publicado en la prestigiosa revista Lancet señalan que “la disminución de la hidratación puede acelerar el envejecimiento”. Así, los autores señalan que estos resultados “justifican probar los efectos antienvejecimiento de una mejor hidratación en ensayos, y respaldan que se den recomendaciones para la ingesta óptima de líquidos”.
  • Ayuda a la digestión: una correcta hidratación es importante para la salud digestiva, ya que previene el estreñimiento, mejora la absorción de nutrientes y mantiene la regularidad intestinal. Además, favorece la producción de saliva, fundamental para el procesos de digestión, pues la saliva contiene enzimas que ayudan a descomponer los alimentos y facilitan su paso por el tracto digestivo.
  • Ayuda a tus riñones: según afirma la National Kidney Foundation, “beber una cantidad adecuada de agua es importante para mantener los riñones sanos, ya que los ayuda a eliminar los desechos de la sangre en forma de orina. También ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos para que la sangre pueda viajar libremente a los riñones y proporcionar los nutrientes esenciales”. Además, el agua ayuda a prevenir los cálculos renales y las infecciones urinarias.
  • Ayuda a la función cerebral: estar bien hidratados puede tener un impacto positivo en el funcionamiento de nuestro cerebro. Al fin y al cabo, el cerebro está compuesto principalmente de agua y depende de un suministro adecuado de líquidos para funcionar correctamente, lo que le hace especialmente sensible a los cambios en los niveles de hidratación. En este sentido, el doctor Osman Shabir, neurocientífico en la Universidad de Sheffield, señala que “los estudios han demostrado que la función cognitiva disminuye cuando se pierde un 2% de la pérdida de agua corporal”. Entre las consecuencias, “menor concentración, mayores tiempos de reacción, problemas de memoria a corto plazo y cambios negativos en el humor”.

¿Cuánto tengo que beber?

No hay una cantidad fija, ya que la hidratación adecuada varía de persona a persona. “Una forma práctica de controlar la hidratación es observar el color de la orina nada más levantarse por la mañana. La orina de color pajizo o limonada es un signo de hidratación adecuada. La orina de color oscuro, aproximadamente del color del jugo de manzana, indica deshidratación”, señala Wergin.

Cada día, entre la respiración, el sudor, la orina y las deposiciones perdemos en torno a 12 tazas de agua, aunque esta cantidad puede variar en función de factores como el clima, la altitud, el ejercicio o la ingesta de alcohol. Para reponer el líquido perdido, la mejor opción es el agua, pero recuerda que también sopas, leche, frutas y zumos naturales también son en su mayor parte agua.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta