Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
resfriado-verano-remedios

Los aires acondicionados y los cambios bruscos de temperatura pueden arruinarnos el verano./ Imagen: Pexels.

Cuerpo

Cómo evitar el resfriado del final del verano que te complica las vacaciones

Debido a los cambios bruscos de temperatura puedes acabar con un constipado que arruine parte de tus vacaciones. Estos son los trucos de experto para evitarlo.

Por Paka Díaz

19 de agosto de 2023 / 10:00

Sólo te pasa a ti, o eso crees: ¡esperar a las vacaciones para agarrarte un resfriado! Pero lo cierto es que no es algo tan poco frecuente. Ocurre bastante más de lo que parece. De hecho, aproximadamente el 20% de los resfriados se produce en verano, sobre todo en julio y agosto.

Entre las causas responsables de ello, destaca el aire acondicionado y las olas de calor. Pero no son las únicas. Te contamos los motivos principales por los que puedes constiparte en pleno verano y cómo evitar que te ocurra, en lo posible, y que no fastidie tu vacaciones.

Por qué nos resfriamos en verano

Hay varias razones por las que nos resfriamos cuando hace buen tiempo y calor. “En verano nos resfriamos por los cambios bruscos de temperatura que se producen sobre todo por los aires acondicionados de hogares, oficinas, tiendas, restaurantes…. También por consumir las bebidas muy frías. O por los baños con el agua a una temperatura muy por debajo de la corporal”, advierte José Antonio Valdés González, farmacéutico, periodista e investigador de productos naturales para Lanier Pharma.

TE PUEDE INTERESAR

El experto explica que “cuando se pasa de calor a frío y viceversa se pueden producir irritaciones en las mucosas nasales, lo que facilita la entrada de rinovirus, que son los principales culpables de los resfriados en esta época”. Ésa es la causa principal de los constipados en temporadas cálidas.

Uso correcto del aire acondicionado

En consecuencia, se comprende que el aire acondicionado destaque como uno de los grandes responsables de los resfriados veraniegos. Sin embargo, la culpa no es de este electrodoméstico, sino del mal uso que podemos hacer de él. Si eres de los que bajan mucho la temperatura, ten en cuenta que, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la temperatura ideal del aire acondicionado oscilaría entre 24º C y 26º C. Si te parece que ese frío no es suficiente, haz una sencilla prueba: sal a la calle y, cuando ya tengas calor, vuelve a entrar. Notarás el frescor que hay en tu casa, o coche. Y ese es, precisamente, el que nota tu organismo.

Además, así ahorrarás en la factura, como recomiendan los expertos. Si bajas esa temperatura, incrementa el riesgo de resfriado. Sé consciente y no cambies rápidamente de mucho calor a mucho frío, y viceversa. De forma pausada, ayudas a tu organismo a aclimatarse.

Diferencias entre el resfriado de verano y de invierno

Se podría pensar que los resfriados veraniegos son muy diferentes de los que ocurren en épocas frías. Sin embargo, Valdés González acaba con esa idea de un plumazo. Lo único que cambia es tu percepción de los síntomas. “Tanto las gripes como los resfriados de verano son iguales a los que podemos contraer en cualquier otra época del año. Lo único que puede cambiar son los motivos que las han originado en una u otra época”, explica. “Pero es verdad que los resfriados en verano son más molestos que los de invierno porque, al margen de los síntomas, te pueden arruinar las vacaciones al tener que guardar reposo”, añade.

Cómo evitar resfriarnos en verano

Además del aire acondicionado, hay otros factores que pueden conducirnos a acabar constipados. El farmacéutico e investigador José Antonio Valdés González, de Lanier Pharma, no da recomendaciones para evitarlo en lo posible.

Evita cambios bruscos de temperatura. “Uno de los principales consejos para no resfriarte en verano es evitar, a toda costa, los cambios bruscos de temperatura entre el interior y exterior de cualquier espacio. En muchas ocasiones, nos excedemos en el uso de aire acondicionado, así como de bebidas excesivamente heladas”, destaca el experto.

Refuerza tu sistema inmunitario. “Cuidar y salvaguardar la integridad de nuestro sistema inmunitario es fundamental para evitar un resfriado que puede arruinarnos el verano”, explica el farmacéutico. Además, sugiere “usar suplementos naturales para prevenir infecciones por virus y bacterias».

Sigue una dieta equilibrada. La alimentación variada y equilibrada también es clave para poder evitar en la medida de lo posible un resfriado, ya que hay micronutrientes esenciales para ayudar a tus defensas. Frutas y verduras son tus aliados. Además, hay muchas otras sustancias a mencionar como la vitamina C, el zinc, el selenio, los betaglucanos, la echinacea o el propóleo, que también refuerzan tu sistema inmunitario.

Bebe agua. Para mantener la hidratación correcta, el agua es fundamental. Añade unas rodajas de pepino, medio limón y/o jengibre rallado. Así sabrá más rica y beberás más. “Con el calor del verano nuestro cuerpo suda más, lo que conduce a una deshidratación más rápida. Para ello, es importante asegurarnos de darle toda el agua posible durante esta temporada”, explica Valdés González.

Cómo tratar un resfriado

Si, pese a todo, finalmente contraes un resfriado en verano, Valdés González también nos ofrece una serie de pautas para tratarlo.

No uses antibióticos. “Un resfriado es una infección vírica (no bacteriana), por lo que será nuestro propio sistema inmune el que luche contra el microorganismo patógeno. En este sentido, hay que recordar que los antibióticos no resultan eficaces frente a un resfriado”, alerta el investigador.

Descansa, mucho. Para ayudar a tu organismo, es fundamental que descanses. Por muchas ganas que tengas de fiesta en tus vacaciones, toca cuidarse. “Para recuperarte lo antes posible es importante pasar unos días de reposo”, corrobora Valdés González.

Si hay fiebre: antitérmicos. “Si es necesario porque la fiebre se dispara por encima de 37,5 ºC – 38 ºC, toma algún antitérmico”, sugiere.

Hidratación a tope. No te cortes en beber agua o infusiones, que además te pueden ayudar a conciliar el sueño, en lo posible sin teína ni otros excitantes. “Especialmente en los resfriados de verano también es esencial vigilar la correcta hidratación y tomar la suficiente cantidad de líquidos, especialmente agua e infusiones”, subraya.

OTROS TEMAS WELIFE

Airea tu habitación. Como explica el farmacéutico, “ventilar adecuadamente la habitación en la que estemos convalecientes también ayudará a deshacernos del virus que provoca el resfriado lo antes posible”.

Mantén una temperatura estable. “No exponerse a cambios de temperatura”, recomienda.

Usa ropa ligera. Te ayudará a sentirte mejor y a que tu organismo pueda transpirar sin problemas hasta decirle adiós del todo al molesto resfriado veraniego.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta