Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
juan-ramon-lucas

Juan Ramón Lucas con su libro Inmunofitness./ Imagen: @juanralucas

Cuerpo

Juan Ramón Lucas: «La meditación, el ejercicio, la conversación y las relaciones entrenan el sistema inmunitario»

El periodista será uno de los ponentes de Mercedes-Benz WeLife Festival, el evento que se celebrará en Madrid los próximos 28 y 29 de octubre.

Por María Muñiz Marcelo

4 de septiembre de 2023 / 16:59

Juan Ramón Lucas es una de las voces del periodismo radiofónico de nuestro país. Pero ahora, después de años tras los micrófonos, también lo será por habernos dado a conocer el término «inmunofitness», o lo que es lo mismo, entrenar el sistema inmunitario con nuestros hábitos de vida. No es un nombre inventado por él, pero el periodista ha conseguido darle todo el sentido que tiene en su último libro Inmunofitness: la salud también se entrena. 

El presentador participará como ponente en el próximo Mercedes-Benz WeLife Festival junto a otros personajes como Ona Carbonell o Silvia Congost. Se trata del gran evento de bienestar y sostenibilidad de Vocento, que se celebrará el fin de semana del 28 y 29 de octubre en Green Patio, un espacio sostenible ubicado en la calle de Salamanca, 23 (Madrid). Allí nos hablará de lo que ha supuesto para él el inmunofitness y cómo podemos adentrarnos en esto que, si no lo ha hecho ya, pronto se convertirá en tendencia. Pero antes de entrar en materia, ha querido hablarnos de su libro, de los pilares del inmunofitness y de lo que este ha significado para él en su vida diaria.

Inmunofitness es un término que apenas habíamos escuchado y que tú nos has hecho conocer, ¿cómo lo descubriste?

Para mí era un término desconocido. Hace dos o tres años me llamaron para hacer un spot para un laboratorio y ese laboratorio utilizaba ese término, pero ellos no lo tenían registrado como tal. A mí me pareció muy interesante y resumía un poco lo que yo hacía en mi vida y quería hacer con ella. Al final, la meditación, el ejercicio diario, la conversación, la relación con la gente son entrenar el sistema inmunitario. Decidí lanzarme a hacer el libro, lo titulé así y al laboratorio le pareció bien. Su nacimiento, en definitiva, tiene que ver con que yo conozco un término que define perfectamente lo que son mis rutinas, su pretensión y sus efectos y lo apliqué.

TE PUEDE INTERESAR

En este tiempo en que compartimos todo, en que contamos nuestra vida en redes sociales, dije: «¿por qué no me pongo en marcha con esto?» Que es una forma de vida. Y si además conozco cuáles son sus efectos por ser parte de mi rutina, empiezo a conocer el sistema inmunitario, cuáles son los resultados de esa rutina y sé que son positivos, pues quiero compartirlo, sobre todo con gente de mi edad o de 60 años. Porque si te cuidas, puedes mejorar tu sistema inmunitario y ubicar el proceso de envejecimiento en un lugar en el que no pierdas salud.

El inmunofitness suena a un entrenamiento intensivo, ¿cómo podemos empezar con el inmunofitness y cuándo es buen momento para empezar con ello?

Yo he empezado con esto poco antes de los 50 y tengo 64. Siempre se puede empezar. Ahora, la cuestión es por dónde: por el ejercicio. Intenta pasear. Y trata de hacerlo por parques o por bosques, así nos aprovechamos también de la naturaleza y hacemos dos cosas saludables. Procura hacerlo solo (a veces la soledad es creativa y muy enriquecedora cuando no es forzada) o en compañía de alguien con quien te sientas a gusto. Empieza por ejercicios suaves y si haces más deporte, avanza en él.

Duerme, el sueño es fundamental. Dormir bien es imprescindible para recuperarte y fortalecer tus defensas. Procura comer equilibrado, sano y ordenado. Es decir, con sentido común. Se trata de aplicarlo siempre en todos los órdenes de la vida, fiarte de lo que sabes que te sienta bien.

Relaciónate con gente que te hace sentir bien. Si puedes, medita o dedícate un tiempo a ti mismo para conocerte y saber por qué haces las cosas, lo que quieres. Puedes hacerlo solo o en compañía de otros.

Hay maneras de empezar muy despacio, sin tener expectativas a corto plazo, que casi sin que te des cuenta van a hacer que te encuentres mucho mejor de salud. Vamos a ganar en calidad de vida de manera objetiva. No esperes nada inmediato, simplemente haz las cosas lo mejor posible.

¿Qué pequeñas cosas haces para practicar el inmunofitness en tu día a día?

Nada más levantarme me hago una infusión de jengibre o un té. Este tipo de infusiones sirven para estimularme y también contribuyen a reforzar el sistema inmunitario. Todo eso está al alcance de nuestra mano. Y luego si quieres ir más allá, refuerza tu ejercicio, refuerza tu capacidad de introspección, come de manera ordenada, descarta el tabaco.

Otra de las cosas que hago es meterme en agua fría todos los días. Aunque lo hagas a diario y te acostumbres, es algo que al sistema inmunitario le obliga a reaccionar. Le fuerza a impulsar glóbulos rojos y a aumentar la circulación de la sangre para calentar el cuerpo. Al sentir el agua fría como una agresión, estimula el segregar determinadas hormonas y transmisores neuronales, como la adrenalina, que te hacen sentir bien. Todo eso que el agua fría provoca por ser un impacto en el sistema inmunitario, contribuye a reforzarlo.

Por muy mal que estés intenta sonreír a la gente. Cuando nos encontramos con alguien que nos sonríe nos encontramos bien y devolvemos eso. Si tú te enfrentas con una sonrisa a las cosas, tienes el mismo problema, pero a lo mejor encuentras ante ti una mejor disposición de alguien a quien sonríes o te refuerzas tu propio autoestima. La relación con la gente, que es uno de los pilares fundamentales de salud mental y también del inmunofitness, es muy importante. Tenerla en positivo es fundamental. Por muchos problemas que tengas y por muy mal que te encuentres, siempre tienes la capacidad de sonreír y de regalar lo mejor que puedas dar aunque sea poco.

Todo lo que tiene que ver con el inmunofitness ya lo tienes como una rutina, ¿cómo has notado que ha cambiado tu vida?

Esto son disciplinas que he ido incorporando poco a poco. Yo hago deporte desde muy joven, lo que me ha otorgado una fortaleza física y, en gran medida, mental. Medito desde hace más de 20 años. La meditación te ayuda a concentrarte y a conocerte mejor. Sumergirme en agua fría, que lo hago desde hace más de diez años, me ayuda a que no tenga resfriados porque estoy acostumbrado a los cambios de temperatura bruscos. Noto que cuando me baño en agua fría me siento bien, y que cuando haces cosas que te hacen sentir bien va mejorando tu carácter, tu visión de las cosas. Todo esto tiene efectos que se notan inmediatamente porque te hacen sentir bien. El resto son prácticas que van esculpiendo poco a poco una personalidad, una actitud mental y una disposición física que mejora tu calidad de vida. Pero hay que hacerlo muy poco a poco y con disciplina. 

Al igual que la meditación, el inmunofitness no es una técnica, es una práctica, que requiere disciplina y constancia. Vas a estar mejor si dejas de fumar, si paseas, si meditas, si te bañas en agua helada. En algunos casos los efectos son inmediatos, pero la combinación de todo logra crearte una actitud vital que mejora tu salud pero de forma paulatina, casi no te das cuenta pero lo consigues. Yo no soy la misma persona desde el punto de vista físico y mental que hace diez años, cuando no tenía todo esto sistematizado.

En tu libro hablas de la alimentación inmunoentrenadora, ¿cómo debe ser esa forma de alimentarse?

Este tipo de alimentación se basa en entender un poco qué comes y por qué. El sistema inmunitario se alimenta de las sustancias que te aportan vitaminas, minerales y lo que necesitas para vivir. Una alimentación que esté basada en criterios racionales.

¿Tomas algún suplemento además de la alimentación que planteas?

No. Ni probióticos ni nada. Procuro mantener mi rutina saludable.

Meditar es algo que está al alcance de todo, pero no es para nada algo sencillo, ¿qué trucos tienes para meditar?

Cualquiera puede encontrar diez minutos para sentarte a meditara lo largo del día. Siéntate con la espalda recta y los ojos cerrados para concentrarte en tu respiración. Te vendrán pensamientos, deja que pasen. Mira lo que son pero que pasen. Cuando piensas no estás concentrado, tu mente está en el pensamiento. El momento de solucionar ese problema llegará, pero mientras meditas tienes que estar concentrado en una sola cosa y todo lo demás que te venga hay que ignorarlo.

OTROS TEMAS WELIFE

El primer día hazlo durante cinco minutos como mucho, al día siguiente repite, y después suma unos segundos más. Al final hay que centrarse en un solo punto y dejar que tu mente descanse. Así aprendes a concentrarte, a que los pensamientos que son recurrentes y que te provocan desasosiego son los realmente importantes, y esos durante la meditación aparecen.

En Inmunofitness, dejas claro que la relación con la naturaleza es fundamental para nuestro bienestar y para que nuestro sistema inmunitario se mantenga sano, ¿cómo ves la relación que los seres humanos tenemos ahora con la naturaleza?

Hay que saber que somos parte de la naturaleza y que si la castigas a ella te castigas a ti. Hay que establecer con ella una relación de cercanía y de comunidad. Y estamos retrocediendo. Se masifica el turismo, los espacios naturales se llenan de gente, la falta de respeto que hay hacia las personas y la naturaleza, el animalismo que le quita su propia identidad a los animales en nombre de un concepto erróneo de la naturaleza, la contaminación… No somos consciente de que lo que nos rodea es limitado.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta