Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

Las emociones fuertes del deporte y la tensión pueden pasar factura./ Foto: Getty.

CUERPO

Por qué ver deportes puede ser malo para tu salud, según Harvard

La pasión por el deporte puede tener sus riesgos para la salud del corazón. Con el cortisol disparado y la frecuencia cardiaca a top, ver un partido "de infarto" es algo más que una expresión.

Por María Corisco

23 de marzo de 2024 / 07:45

Es posible que tú o alguien de tu entorno hayáis sentido, ante un partido importante, una eliminatoria o una tanda de penaltis, la sensación de que os iba a dar un infarto. Puede que pienses que es una forma coloquial de hablar, un puro reflejo de la emoción del momento, pero lo cierto es que el riesgo es real.

Así lo asegura el doctor Robert H, Shmerling, de Harvard, que se pregunta las razones por las que las salas de urgencia de los hospitales, tranquilas mientras se retransmite un partido decisivo de los hospitales, comienzan a llenarse de gente una vez que termina. Puede ser, se plantea, porque “las personas con dolor en el pecho o dificultad para respirar, en lugar de acudir al hospital de inmediato, hayan esperado a la finalización del evento”. Ahora bien, hay otra posibilidad: “Que el juego en sí, especialmente si es reñido y particularmente emocionante, pueda causar suficiente estrés en el cuerpo como para desarrollar ataques cardiacos o derrames cerebrales”.

Una teoría avalada científicamente

No es una mera opinión. Su teoría se sustenta en estudios que sugieren que ver deportes puede afectar negativamente la salud, especialmente en lo que se refiere a problemas de corazón. En este sentido, señala que un estudio de 2022 encontró que las admisiones hospitalarias por problemas cardiovasculares aumentaron un 15% durante y justo después de los partidos de fútbol del mundial. Asimismo, otras investigaciones antiguas han relacionado los ingresos hospitalarios por insuficiencia cardíaca y paro cardíaco con la observación de eventos deportivos, en estos casos de rugby y béisbol.

TE PUEDE INTERESAR

Hay más ejemplos, como un trabajado publicado en The New England Journal of Medicine tras el mundial de fútbol celebrado en Alemania. Recoge que el número de ataques al corazón se multiplicaba hasta 2,5 veces los días en que la selección alemana jugaba, y se triplicaban las visitas a urgencia tras los partidos.

Efectos de la tensión de ver deporte

Las investigaciones coinciden en que la tensión asociada con ver un deporte puede afectar la salud de algunas personas, especialmente si experimentan niveles extremos de estrés o ansiedad durante el evento.

  • Estrés emocional: sufrir mientras vemos un partido puede provocar un aumento en la presión arterial, frecuencia cardíaca y niveles de hormonas del estrés como el cortisol, lo que puede ser perjudicial para la salud cardiovascular a corto y largo plazo.
  • Ansiedad y nerviosismo: además, quienes viven con mayor ansiedad o nerviosismo este tipo de eventos pueden experimentar síntomas físicos como sudoración, temblores, dificultad para respirar y malestar estomacal.
  • Impacto en el estado de ánimo: los resultados de los eventos deportivos pueden afectar significativamente el estado de ánimo de las personas, especialmente si están muy emocionalmente invertidas en el resultado. Las derrotas pueden causar tristeza, irritabilidad o incluso depresión en algunos casos.
  • Problemas de sueño: la excitación o la decepción asociada con un evento deportivo pueden interferir con el sueño, especialmente si el evento ocurre tarde en la noche.
  • Comportamientos de riesgo: algunas personas pueden recurrir a comportamientos de riesgo, como el consumo excesivo de alcohol o el tabaquismo, para lidiar con el estrés o la emoción asociados con los eventos deportivos.

Así sufre el corazón

Una situación muy estresante, como la final de un mundial de fútbol o un partido en el que tu equipo se juega el ascenso o el descenso, puede provocar problemas cardíacos debido a la respuesta fisiológica del cuerpo al estrés extremo. Cuando experimentas estrés agudo, el cuerpo libera hormonas, como el cortisol y la adrenalina, en el torrente sanguíneo. Estas hormonas desencadenan una serie de cambios fisiológicos diseñados para preparar al cuerpo para la acción inmediata, como la «lucha o huida».

Estos cambios incluyen:

  1. Aumento de la frecuencia cardíaca: el corazón bombea más rápido para aumentar el suministro de oxígeno y nutrientes a los músculos y otros tejidos del cuerpo.
  2. Aumento de la presión arterial: la presión arterial aumenta para asegurar que el oxígeno y los nutrientes se entreguen rápidamente a los tejidos que los necesitan.
  3. Constricción de los vasos sanguíneos periféricos: los vasos sanguíneos periféricos, como los de la piel y el tracto digestivo, pueden contraerse para redirigir más sangre hacia los músculos esqueléticos y el corazón.
  4. Aumento de la actividad plaquetaria y la coagulación: el cuerpo puede aumentar la coagulación sanguínea para prevenir la pérdida de sangre en caso de lesión.

Estos cambios fisiológicos pueden poner una carga adicional en el sistema cardiovascular, especialmente en personas con factores de riesgo preexistentes para enfermedades cardíacas, como la hipertensión arterial, la diabetes o el colesterol alto. En personas especialmente susceptibles, el estrés extremo puede desencadenar eventos cardiovasculares agudos, como un ataque al corazón o arritmias cardíacas.

Cómo ver deporte para que tenga beneficios

“Puedo dar fe de que hay muchas ventajas en ver deportes: la emoción de la competitividad y el vínculo y la camaradería con amigos, familiares y otros aficionados con ideas afines”, asegura el doctor Shmerling. “Y tal vez ver deportes pueda mejorar tu salud si el hecho de ser espectador genera en ti un deseo de practicarlos”.

OTROS TEMAS WELIFE

Si bien ver deportes se ha relacionado con ciertos riesgos para la salud, concluye, “es probable que el riesgo general sea bajo para la mayoría de las personas. Y puedes tomar medidas para evitarlo”.

  1. Recuerda que es solo un juego.
  2. Evita comer en exceso, sobre todo comida basura, el día del evento. “El exceso de comida, bebida y sal puede estresar el corazón o desencadenar insuficiencia cardíaca”.
  3. Si tienes una enfermedad cardiovascular, no olvides tomar tus medicamentos, especialmente si se acerca un partido importante. Y, si presentas síntomas preocupantes, como dolor en el pecho o dificultad para respirar, busca atención médica de inmediato. ¡No esperes hasta que termine el juego!
  4. Modera tu consumo de alcohol.

Finalmente, recuerda que es importante manejar la emoción y la tensión asociadas con los deportes de manera saludable. Esto puede incluir técnicas de manejo del estrés, como la respiración profunda, la meditación, el ejercicio regular y el mantenimiento de una perspectiva equilibrada sobre los resultados deportivos.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta