Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Las personas que sufren hipertiroidismo sufren una euforia descontrolada y un nerviosismo exagerado / Imagen: Wildfox.

Salud hormonal

Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

El hipertiroidismo está relacionado con un estado de euforia que te lleva a tomar decisiones precipitadas, y con el hipotiroidismo, las decisiones están marcadas por la negatividad.

Por Sara Flamenco

24 de abril de 2024 / 08:00

Muchas de las funciones del organismo están controladas por las hormonas. De su salud depende el buen funcionamiento del cuerpo y la mente, ya que también influyen en el cerebro y en la gestión emocional y comportamiento. Quizá la tiroides y las hormonas que segrega son las más conocidas a nivel usuario, pero sobre todo sus consecuencias físicas, no tanto las alteraciones emocionales que un desajuste de las mismas puede provocar. Pero, aunque no lo creas, una alteración en la glándula tiroidea puede afectar mucho a tu estado de ánimo e incluso a tu toma de decisiones, lo que puede ser determinante para tu vida.

El doctor Pedro Pablo Ortiz Remacha, endocrino, especialista en tiroides y pionero en el tratamiento de nódulos benignos de tiroides sin cirugía, ha hablado con WeLife sobre las consecuencias psicológicas y emocionales de sufrir una alteración del funcionamiento normal de la glándula tiroidea. Consecuencias que suelen pasarse por alto pero que pueden suponer un empeoramiento de la calidad de vida del paciente.

Qué es la tiroides y qué hormonas segrega

Según cuenta el experto, la tiroides es una glándula que pertenece al sistema endocrino y se sitúa en la parte anterior del cuello, en contacto con el cartílago del mismo nombre. Presenta dos lóbulos, el derecho y el izquierdo, unidos en su parte medial por una zona más pequeña llamada istmo.

TE PUEDE INTERESAR

Esta configuración le da la semejanza a una mariposa. La tiroides segrega las hormonas T3 y T4, formadas por la unión de tres y cuatro moléculas de iodo, respectivamente. La T4 se convierte en T3 en función de las necesidades puntuales de nuestro cuerpo y es la forma hormonal más activa. Cuando se liberan de su transportador, se convierten en formas hormonales libres que son las que verdaderamente actúan de forma directa en multitud de territorios de nuestro organismo.

Consecuencias físicas de sufrir hipertiroidismo e hipotiroidismo

Si sufres hipertiroidismo pierdes peso sin razón aparente y si por el contrario tienes hipotiroidismo, engordas sin razón. Eso es lo que ha llegado hasta los no versados en el tema, pero las consecuencias de sufrir una alteración de la glándula tiroidea son muchas y muy variadas.

«En el hipertiroidismo existe un incremento en la producción y concentración de estas hormonas, lo que que acelera las funciones vitales de nuestro cuerpo«, explica Pedro Pablo Remacha. Lo más preocupante, es que esta aceleración de las funciones vitales hace que envejezcas más rápidamente, por lo que quedarnos simplemente en el factor estético no es una buena opción.

Además de esa pérdida de peso no intencionada, el experto endocrino refiere otros síntomas más o menos reconocibles: «Taquicardia o aumento de la frecuencia de los latidos del corazón, palpitaciones o arritmias, dificultad para dormir, diarrea, agitación, nerviosismo, irritabilidad, estado de euforia exagerada, temblor de manos, sudoración, desasosiego, sensación de calor, hipertensión arterial, piel seca o caída de pelo…». Una colección de síntomas físicos que afectan al desarrollo normal de la vida de quienes lo sufren.

La situación contraria es el hipotiroidismo, donde la glándula tiroides no es capaz de producir toda la hormona tiroidea necesaria y el organismo «entra en un proceso de desaceleración, de pérdida de sus funciones vitales, de ralentización«, explica el experto.

En contraposición con al aceleración provocada por el hipertiroidismo, las funciones vitales de las personas con hipotiroidismo caen: «el corazón late más despacio, aumentamos de peso aunque tengamos cuidado con la alimentación, aparece el estreñimiento, estamos decaídos, tristes, deprimidos, sin libido y con alteraciones de la menstruación, apáticos, con disminución de la concentración y la atención, frío continuo, retención de líquidos y piel edematizada y frágil», asegura Pedro Pablo.

Además, en el caso de hipotiroidismo, «el incremento de la TSH (hormona de la hipófisis que regula la tiroides) puede estimular la aparición de nódulos fríos, no activos, que crecen poco a poco hasta alcanzar medidas muy grandes, ser visibles, llamar la atención estéticamente o incluso producir molestias locales, dolor, dificultad al tragar, desviaciones de la tráquea y alteraciones en la voz, con pérdida de su potencia, agotamiento vocal o tendencia a la voz ronca», advierte el endocrino.

Consecuencias psicológicas de sufrir hipertiroidismo e hipotiroidismo

No sólo hablamos de aspectos físicos, sino que cualquier alteración tiroidea repercute en ciertas características psicológicas de la persona, que tiene como consecuencia un empeoramiento de la calidad de vida.

OTROS TEMAS WELIFE

Muchas veces, los profesionales médicos no tienen en cuenta los aspectos psicológicos derivados de la alteración del tiroides y son muy importantes, ya que influyen en la vida cotidiana y la relación del paciente con su entorno. «Una actuación decisiva a nivel farmacológico, tratamientos por termoablación con ultrasonidos HIFU y sin olvidar nunca los aspectos y las implicaciones psicológicas asociadas a problemas de tiroides, nos garantizan una mejoría en los síntomas clínicos y psicológicos del paciente», afirma Pedro Pablo Ortiz Remacha.

Según cuenta el experto, cuando una persona sufre hipertiroidismo, «existe una euforia descontrolada, un nerviosismo exagerado; muchas veces irritabilidad, un querer hacer todas las cosas de forma rápida y precipitadamente. Una persona con hipertiroidismo puede tomar decisiones precipitadas, poco reflexionadas y por impulso, con excesiva subjetividad por su estado de euforia». Ciertos aspectos relacionados con el hipertiroidismo pueden ser incluso deseables, ya que esta aceleración puede hacer que quien lo sufra pueda realizar varias tareas simultáneamente, lo que le lleve a destacar profesionalmente.

Con el hipotiroidismo, las consecuencias psicológicas son justamente las contrarias, como asegura el experto: «acontece una situación de tristeza, depresión, apatía, de no participación social, de falta de ilusiones, de no querer hacer nada, solamente dormir y que pase el tiempo. Alguien con hipotiroidismo tarda mucho en decidir, se lo piensa demasiado y en muchas ocasiones su decisión está marcada por la negatividad más que por la objetividad».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta