Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X

Mujer trabajando en la cocina mientras sujeta en brazos a su bebé. / Imagen de Drazen Zigic en Freepik.

Salud mental

Por qué debes dejar de hacer mil cosas a la vez si quieres ser realmente productivo

No, el multitasking no sólo no mejora tu productividad, sino que tiene el efecto contrario, además de afectar a tus relaciones y tu autoestima.

Por Sara Flamenco

13 de julio de 2023 / 11:29

«La multitarea o multitasking es la realización de múltiples actividades, de distinto tipo, de manera simultánea o sucesivamente a un ritmo rápido», define la psicóloga Beatriz Galván. Esta capacidad siempre ha sido muy elogiada por los grandes triunfadores, como si ser capaz de sacar adelante varias tareas al mismo tiempo fuese sinónimo de éxito. Pero lo cierto es que no sólo no es verdad, sino que el multitasking conlleva consecuencias muy negativas para nuestro desarrollo, además de disminuir el rendimiento.

«Nuestro cerebro no es capaz de focalizarse en más de una tarea a la vez, por lo que no podemos hacer varias actividades de forma simultánea de manera eficaz. Esto ocurre porque tareas parecidas tienden a competir por el uso de un mismo área cerebral», explica Galván. Entonces, ¿por qué se cree que existe esta capacidad en el ser humano e incluso se asegura que las mujeres somos multitarea?. La experta nos da la respuesta. Es porque «sí somos capaces de centrarnos en una cosa y después focalizar rápidamente en otra«, argumenta. Es decir, nuestro cerebro funciona en este sentido como un robot multitarea, que no es que haga varias cosas al mismo tiempo, sino que realiza pequeños aspectos de cada una de las tareas, uno detrás de otro a un ritmo rápido, por lo que parece que las hagas todas a la vez.

Consecuencias de estar en modo multitasking

Un estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Stanford comparó a dos grupos de personas en función de su nivel de multitarea. En estas investigaciones se demostró que aquellas que recurrían constantemente al multitasking en su vida cotidiana tenían resultados mucho peores tanto a nivel de productividad como de recompensa, en comparación con los que hacían sólo una tarea a la vez.

TE PUEDE INTERESAR

El problema, es que la idiosincrasia de nuestra sociedad nos aboca irremediablemente a la multitarea debido, sobre todo, a la cantidad de estímulos imperantes y a las redes sociales, que promueven la atención a múltiples aspectos de manera simultánea. Además, el modo multitarea puede servirnos también de válvula de escape, según nos comenta Beatriz Galván: «Estas conductas pueden responder también a una forma en la que algunas personas, de forma consciente o inconsciente, se evaden de conectar con lo que sienten y lo que piensan. Es decir, si tiendes a mantenerte siempre ocupado en distintas actividades y tareas, evitas pararte a sentir y reflexionar, lo que es, por tanto, un mecanismo de evitación de la conexión emocional y la introspección», nos asegura.

El multitasking empeora nuestro rendimiento porque no nos centramos bien en ninguna de las tareas que estamos realizando./ Imagen: Freepik.

Además de la reducción de la productividad, vivir en modo multitarea puede tener otro tipo de consecuencias que afectan a todos los aspectos de nuestra vida:

1. Afectación en el rendimiento y los resultados

«Al tratar de hacer varias cosas a la vez, disminuye nuestra capacidad de atención y se reduce nuestra eficacia en las tareas», confirma Beatriz Galván. Cuando se intentan abarcar demasiadas cosas, nuestra atención se dispersa y no se pueden acabar todas las tareas con éxito.

2. Dificultad para concentrarse

Para poder realizar nuestras tareas con la mejor eficacia, la atención es uno de los mecanismos más importantes. Por este motivo, el multitasking es perjudicial para nuestra concentración. Se fragmenta nuestro foco de atención en diversas cosas a la vez y no deja que nos concentremos en nada de lo que estamos haciendo.

3. Afectación de la memoria

El multitasking también puede afectar a nuestra memoria. Tanto es así que las investigaciones han demostrado que la capacidad de la memoria a corto y a largo plazo se ve disminuida a causa de la multitarea. Pensar en demasiadas cosas a la vez hace que sea más difícil recordar hechos concretos a posteriori porque no podemos activar los mecanismos nemotécnicos.

4. Disminución de la autoestima

Como ya hemos comentado, la persona que recurre a la multitarea obtiene peores resultados debido, sobre todo, a una falta de concentración. Esto puede hacerte llegar a poner en duda tu valía (a nivel profesional o incluso familiar), lo que perjudica irremediablemente tu autoestima.

El multitasking afecta a la concentración y a la memoria./ Imagen de nensuria en Freepik.

5. Empeora el estrés y facilita el desarrollo de síntomas de ansiedad y depresión

Un inconveniente del multitasking es experimentar estrés crónico. Es decir, se vive en una situación donde el estrés es constante y uno no se puede liberar de este. Esta situación aumenta el riesgo de padecer enfermedades psicológicas, como pueden ser la depresión y la ansiedad social.

6. Afecta a las relaciones sociales y familiares

Estar en mil cosas a la vez no sólo nos perjudica a nosotros de manera personal y profesional, sino también a las personas que nos rodean. Tanto es así que, a través de la multitarea, podemos olvidarnos de las relaciones más cercanas y dejar de lado disfrutar de nuestra vida.

Cómo prevenir el multitasking para evitar estas consecuencias

El multitasking no sólo no te hace aumentar tu productividad, sino que consigue lo contrario, por no hablar de las consecuencias negativas para tu salud mental e incluso tus relaciones sociales. Para que no te ocurra, Beatriz Galván nos da los cinco tips indispensables para evitar caer en el modo multitasking y afrontar nuestras tareas y responsabilidades de una en una:

1. Aprende a poner límites

No, no podemos con todo. No, no está bien que te lo pidan. Sí, está bien que te tomes un descanso o que necesites hacer las cosas una detrás de otra. Por eso, si alguien trata de ponerte encima demasiadas responsabilidades que te obliguen a ponerte en modo multitarea, debes comunicarle de forma asertiva y clara que necesitas más tiempo o que no puedes hacerlo tú solo.

2. Ten en cuenta tus necesidades

Tú eres más que tu trabajo y tus responsabilidades. Priorizarte y saber lo que necesitas en cada momento te hará sentirte mejor. Además,en términos de productividad, eso te hará sacar más trabajo adelante y mejor.

OTROS TEMAS WELIFE

3. Delega tareas

No tienes por qué hacerlo todo tú. A veces, delegar ciertos aspectos de las tareas en otras personas es, no sólo lo mejor para ti, sino también lo mejor para el trabajo o la organización familiar. Aprender a delegar es una de las características más importantes de un líder.

4. Practica la comunicación asertiva

Ser asertivo es una parte fundamental de la comunicación, sobre todo a la hora de decir no y poner límites. Ser asertivo no significa ser violento o agresivo en las formas, sino comunicarte de forma clara (explicando exactamente qué es lo que necesitas) y directa (sin dar rodeos que puedan enmarañar la conversación).

5. Sigue pautas diarias de autocuidado

El autocuidado es algo esencial para sentirte bien. Cuidar de nosotros mismos implica conseguir autorregularnos emocionalmente, practicar ejercicio físico día a día, dedicar un tiempo a tus propias actividades de ocio y cultivar las relaciones sociales y de apoyo positivas.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta