Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la autovalía y cómo te ayuda a mejorar tu autoestima para que te pasen cosas buenas en la vida

X
Remedios naturales para los sofocos de la menopausia

SALUD HORMONAL

Sofocos en la menopausia: los remedios naturales que te ayudan a combatirlos

Si te agobian los sofocos, pero no quieres (o no puedes) tomar un tratamiento hormonal, descubre otros remedios naturales que pueden ayudarte a combatir su intensidad

Por María Corisco

10 de noviembre de 2023 / 16:06

Uno de los síntomas más comunes de la menopausia son los sofocos, esos estallidos en los que sientes que tu cabeza es una hoguera y no puedes dejar de sudar. No solo son molestos: también pueden ser estigmatizantes y llegar a avergonzarnos cuando se disparan en los momentos menos oportunos, dejando bien a la vista la revolución hormonal que nos supone la menopausia.

Pero, ¿por qué se producen? Los sofocos, explica la doctora Clotilde Vázquez, jefa de Endocrinología de la Fundación Jiménez Díaz (Madrid) y autora de ‘Con hormonas y a lo loco’, “son incrementos bruscos de calor producidos por una vasodilatación repentina. La causa es biológica y tiene su origen en la disminución de estrógenos y serotonina, y en el aumento tanto de las hormonas hipotalámicas que están cerca del centro regulador de la temperatura como de la noradrenalina”. En definitiva, una tormenta hormonal perfecta que nos vuelve del revés y, nunca mejor dicho, nos calienta la cabeza.

TE PUEDE INTERESAR

Dado que su causa principal es la caída de los estrógenos, su tratamiento consiste, precisamente, en utilizar la terapia hormonal sustitutiva. Pero, “en aquellos casos en los que no se pueden prescribir, o en los que la mujer no desee seguir este tipo de tratamiento, son útiles ciertos productos naturales ricos en fitoestrógenos”

Descubriendo los fitoestrógenos

Se trata de unos compuestos químicos que se encuentran en plantas y que tienen una estructura química similar a los estrógenos. Aunque no son hormonas humanas, pueden interactuar con los receptores de estrógenos en el cuerpo y, en algunos casos, imitar parcialmente su acción.

“Los fitoestrógenos, y entre ellos los componentes más activos, las isoflavonas, tienen una acción estrogénica débil y está demostrado que también ejercen beneficios sobre los lípidos, las lipoproteínas y la función vascular”, explica la doctora Vázquez. Además, con relación al cáncer, “los estudios sugieren un efecto protector frente al cáncer de mama”.

Actualmente «existen preparados magníficos con isoflavonas procedentes de diferentes alimentos vegetales», apunta la doctora Vázquez:“Se ha pasado de la soja a utilizar las isoflavonas que proceden de las partes subterráneas de la Cimicifuga racemosa, a las que se les han unido, en fechas relativamente recientes, los preparados elaborados con extracto citoplasmático de determinados pólenes”.

Pero, si bien estos preparados pueden ser muy útiles en el alivio de los sofocos, la experta advierte que “es importante consultar sobre la cantidad de compuesto activo que contiene y su asociación con otros posibles compuestos, como vitaminas, ácidos grasos esenciales o melatonina, para elegir el más adecuado para nosotras”.

OTROS TEMAS WELIFE

Otros remedios naturales

Además de los fitoestrógenos, en nuestro día a día también podemos incorporar una serie de hábitos que nos pueden ayudar en la lucha contra los sofocos. Así, según el Instituto de la Menopausia, podemos tener en cuenta los siguientes remedios caseros:

  1. No fumar ni beber alcohol, ya que ambas sustancias aumentan los sofocos.
  2. Llevar una dieta sana y controlar el peso, ya que las mujeres obesas tienen más riesgo de sufrir sofocos.
  3. Un remedio casero son las semillas de alfalfa. Se deben hervir durante 10 minutos con jugo de limón y consumir tres veces al día.
  4. Te pueden ayudar las flores de tilo, que también se deben hervir y consumir en forma de té varias veces al día.
  5. Si tienes sudores nocturnos, puedes tomarte, antes de irte a la cama, una cucharada de miel en agua caliente.
  6. Pon 3 cucharadas de salvia seca en un litro de agua hirviendo y deja reposar. Cuela la mezcla y bébela a lo largo del día.
  7. Date, dos veces a la semana, un masaje circular por el abdomen con aceite esencial de salvia o aceite esencial de manzanilla romana.
  8. Usa ropa holgada de algodón o fibras naturales como el lino que te permitan transpirar. Incluso las sábanas deben ser de fibras naturales para evitar los sudores nocturnos.
  9. Lleva siempre varias capas superpuestas de ropa para poder desprenderte de alguna si tienes mucho calor.
  10. Mantén la casa bien ventilada y aireada, especialmente tu dormitorio. Baja un poco la temperatura de tu habitación para dormir, no hace falta que esté a más de 20º C.
  11. Evita por la tarde alimentos que pueden provocar calores como café, alcohol, especias, alimentos picantes, etc.
  12. Haz ejercicio regular, al menos tres veces a la semana, durante unos 30 minutos. Caminar, yoga, pilates o tai-chi son buenas elecciones.
  13. Date un baño de unos 15 minutos de agua tibia, no caliente, todas las mañanas para ayudar a evitar los sofocos durante el día. También puede ser útil por la noche si sufres sudores nocturnos.
  14. Practica técnicas de relajación como la respiración, la meditación, el yoga, etc.
  15. Date un paseo antes de irte a la cama para respirar aire fresco.
  16. Consume grasas saludables con omega 3 como las del aguacate, las nueces o las semillas, que ayudan a regular el sistema endocrino y favorecen la producción de sustancias beneficiosas.
  17. El regaliz seco, tomado en infusión de forma habitual, ayuda a conciliar el sueño, por lo que puede ser un buen remedio para las que sufren sudores nocturnos.

 

 

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Sistema 7-38-55Elsa PatakyFatiga mentalDormir bien rejuveneceBurrata

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta