Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

¿Cómo tienes la lengua? Recuerda que dice mucho de ti. / Foto: Pexels.

CUERPO

Todo lo que tu lengua dice sobre tu salud: estas son las razones por las que debes preocuparte

Su color, forma, superficie o rugosidad pueden ser una señal de que algo no termina de ir bien en tu cuerpo. Descubre sus señales.

Por María Corisco

6 de mayo de 2024 / 08:00

“Saque la lengua. Diga 33”. Si tienes ya una cierta edad, es probable que recuerdes la imagen de un médico auscultando al paciente y pidiéndole que le mostrara la lengua. Hoy parece un recuerdo lejano, pero no deja de ser un ejemplo de cómo la apariencia de la lengua ha sido -y sigue siendo- un indicador del estado de salud de una persona.

“Una mirada a la lengua de un paciente nos puede dar muchas pistas. Puede denotar que hay una infección fúngica, un problema digestivo, un estado bajo de defensas…”, señala el doctor Agustín Herrera, médico de familia.

Cómo es una lengua sana

que añade que, en principio, una lengua saludable debería reunir las siguientes características:

TE PUEDE INTERESAR
  • Color: el color normal de la lengua varía de rosa pálido a rojo intenso. «Es normal que tenga un color ligeramente más rojo en algunas áreas, especialmente hacia la parte posterior». Sin embargo, si la lengua está notablemente roja, pálida, blanca o amarilla, esto podría indicar un problema de salud subyacente, como una infección bacteriana.
  • Superficie: una lengua saludable suele tener una superficie húmeda y ligeramente brillante, relativamente lisa, sin protuberancias, bultos, úlceras o llagas. Pequeñas protuberancias o papilas gustativas son normales, pero si notas cambios repentinos en la textura de la lengua, como una lengua áspera o peluda, debes consultar con tu médico.
  • Tamaño y forma: la lengua debe tener un tamaño y forma normal, «sin hinchazón, adelgazamiento o asimetría notable. Si notas que la lengua está hinchada, inflamada o tiene cambios en su forma habitual, esto podría indicar un problema subyacente, como una reacción alérgica o una infección».
  • Apariencia de las papilas gustativas: las papilas gustativas en la lengua son pequeñas protuberancias que contienen los receptores del gusto. En una lengua saludable, las papilas gustativas son visibles pero no excesivamente prominentes. Si notas cambios en la apariencia de las papilas gustativas, como papilas inflamadas, agrandadas o ausentes, esto podría ser un signo de un problema de salud.
  • Higiene: la lengua debe mantenerse limpia con una higiene bucal adecuada. Si la lengua está cubierta con una capa blanca o amarilla, esto podría indicar acumulación de bacterias, hongos u otros residuos alimenticios, lo que puede ser un signo de mal aliento o una mala higiene bucal.

El papel de la dieta

“La dieta puede afectar el color de la lengua, aunque, en la mayoría de los casos, los cambios en el color de la lengua son temporales y no indican necesariamente un problema de salud”, explica el doctor Herrera. Algunos de los factores dietéticos que pueden influir en el color de la lengua incluyen:

OTROS TEMAS WELIFE
  1. Consumo de alimentos pigmentados: algunos alimentos y bebidas con pigmentos naturales pueden dejar residuos temporales en la lengua, lo que puede cambiar su color. Por ejemplo, comer alimentos como arándanos, remolachas o salsas oscuras puede temporalmente teñir la lengua de color azul, morado o rojo.
  2. Consumo de alimentos ácidos: los alimentos ácidos pueden causar irritación o inflamación temporal en la lengua, lo que puede hacer que parezca más roja o irritada de lo habitual. Esto puede ocurrir, por ejemplo, después de consumir alimentos cítricos como naranjas o limones.
  3. Desbalance nutricional: una dieta desequilibrada o deficiente en ciertos nutrientes puede afectar la salud de la lengua y su apariencia. Por ejemplo, una deficiencia de ciertas vitaminas, como la vitamina B12 o la vitamina C, puede causar cambios en la coloración de la lengua.
  4. Hábitos alimenticios: factores relacionados con los hábitos alimenticios, como fumar, masticar tabaco o consumir grandes cantidades de alcohol, pueden tener un impacto en la salud y el color de la lengua. Estos hábitos pueden causar irritación en la lengua y cambios en su apariencia.

Cuándo puede ser un problema

Algunos colores y apariencias de la lengua son signos de problemas de salud, y debes tenerlos en cuenta, señalan los expertos de la Universidad de Harvard:

  • Una lengua marrón o negra indica una condición llamada «lengua negra peluda». Esto ocurre cuando las papilas se alargan demasiado. «Estos pequeños bultos generalmente no tienen muchas posibilidades de crecer porque se desprenden regularmente con toda la actividad en la boca. Si crecen, pueden atrapar bacterias y una mezcla de colorantes alimentarios, lo que da lugar a un tinte marrón o negro». Los factores de riesgo incluyen tomar antibióticos o antihistamínicos, fumar, sequedad de boca, beber cantidades excesivas de café o té negro o una mala higiene bucal.
  • Las manchas blancas gruesas o llagas blancas en la lengua probablemente significan que tiene un crecimiento excesivo de levadura en la boca (aftas). La candidiasis puede ser provocada por afecciones como la diabetes, los efectos secundarios de los antibióticos o el tratamiento del cáncer, el uso de dentaduras postizas, el tabaquismo, la sequedad de boca o el uso de inhaladores de esteroides. En casos raros, las manchas blancas o llagas son síntomas de cáncer oral.
  • Una lengua de color rojo brillante puede indicar una deficiencia de vitamina B 12 o una infección llamada escarlatina. Si tienes manchas rojas brillantes que no duelen y parecen migrar de un lugar a otro de la lengua, es posible que tengas una afección inofensiva e incurable llamada «lengua geográfica».
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta