Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Es mejor comenzar con las verduras para luego seguir con las proteínas y grasas y acabar con los carbohidratos./ Foto: @drewbarrymore.

Alimentación

Por qué tienes que comer las verduras antes de los carbohidratos: esta es la explicación de la ciencia

Al dejar los carbohidratos para el final de la comida te sentirás más saciado y lograrás un mayor control de los niveles de glucosa, lo que previene el desarrollo de diabetes y otras enfermedades.

Por Marcos López

15 de abril de 2024 / 13:30

Un primero, un segundo o plato principal, y en ocasiones –y por qué no– también un postre. Tus comidas reúnen todos los macro y micronutrientes esenciales para que, además de llenar tus días de sabor y energía, tu alimentación resulte tan saludable como equilibrada. Y siguiendo la tendencia que se ha puesto tan de moda en internet, empiezas siempre por las verduras y dejas los carbohidratos para el final. Una secuencia alimenticia que parece ser la más beneficiosa para tus digestiones y para todo tu cuerpo. Pero, ¿realmente es así? ¿Qué dice la ciencia al respecto?

Es cierto que, como han sugerido distintos estudios, existe un orden «más correcto» para la ingesta de fibra, proteínas, grasas y carbohidratos complejos, caso del almidón. Pero como indica Jessie Inchauspé, experta en Bioquímica y autora, entre otros libros de éxito, de La Revolución de la Glucosa, «no hay que estresarse si los alimentos se mezclan y se consumen juntos. Y si este es tu caso, lo mejor es que los comas todos a la vez».

Dejar los carbohidratos para el final mejora el control de la glucosa en sangre

Básicamente, se trata de mantener unas cifras adecuadas de glucosa en sangre. Este carbohidrato, como recuerda la experta en su libro, «es la molécula que necesita nuestro cuerpo para generar energía. De hecho, es su fuente preferida de energía y se obtiene de los alimentos dulces y el almidón».

TE PUEDE INTERESAR

Así que el objetivo es que los niveles plasmáticos de este azúcar no decaigan, lo que hará que te sientas agotado; ni que tampoco se disparen, lo que a (no tan) largo plazo tendrá efectos muy negativos para el organismo, fundamentalmente la aparición de la diabetes. Y esto último es lo que parece que sucede cuando los carbohidratos son los primeros en llegar al estómago.

Previene el desarrollo de diabetes

La Universidad Old Dominion en Norfolk observó que adelantar la ingesta de carbohidratos y posponer la de verduras y proteínas se asocia a unos niveles más elevados de glucosa plasmática. Un resultado muy similar al alcanzado por la Universidad de Cornell con personas con prediabetes: empezar con las verduras y proteínas y dejar los carbohidratos –en este caso, pan de chapata– para el final hace que los picos de glucosa en sangre sean hasta un 46% más bajos.

Mejorará tu salud digestiva

La razón para estas bajadas y subidas de las cifras de glucosa parece relacionarse, según un estudio de la Universidad de Pisa, con el tiempo requerido para asimilar los distintos macronutrientes. Y es que la fibra, las proteínas y las grasas se digieren de forma más lenta, lo que podría provocar que la absorción de los azúcares se vea asimismo ralentizada.

Te sentirás más saciado

Es más: anteponer la ingesta de fibra, proteína y grasas y posponer la de carbohidratos complejos –como el almidón– también, como ha revelado la Universidad de Gifu, aumenta la síntesis de una hormona, la GLP-1, que promueve la sensación de saciedad. Y como tienes menos apetito, es menos probable que te atiborres de los carbohidratos –menos nutritivos y más ricos en azúcares y, por ende, en calorías– que dejaste para el final.

No te olvides de las verduras

En definitiva, es recomendable que, siempre que sea posible y como recuerda Jessie Inchauspé, «ingerir los alimentos en el orden adecuado: primero las verduras, luego las proteínas y grasas, y en último término los azúcares y almidón. No en vano, apunta la experta, «con este truco súper sencillo podrás reducir en hasta un 73% tus picos de glucosa, lo que resultará de enorme ayuda para tu salud tanto física como mental».

OTROS TEMAS WELIFE

Pero tampoco hay que obsesionarse con esta secuencia en caso de que cuentes con un tiempo limitado para comer. Lo realmente importante es que tu comida sea saludable, y para ello siempre debe incluir las verduras.

Prioriza las verduras ricas en fibra (que no almidón)

Un último apunte: algunas verduras son más «sanas» que otras en función del tipo y cantidad de sus carbohidratos: fibra, que al no poder ser digerida ralentiza la digestión y no se descompone en azúcares que elevan los niveles de glucosa en sangre; y almidón, que será troceado en azúcares para proporcionar energía al organismo.

De cara a prevenir la diabetes y otras enfermedades, lo deseable es elegir aquellas verduras que, además de menos carbohidratos, tienen más fibra que almidón. En WeLife te proponemos una lista con las siete verduras ricas y sabrosas bajas en carbohidratos.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta