Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Tomar suplementos con la comida en la menopausia ayudan a combatir los cambios para tener una buena calidad de vida./ Foto: @beautifulbydrew

Salud hormonal

Qué suplementos necesitas cuando llega la menopausia (y que debes empezar a tomar en la perimenopausia)

La bajada de estrógenos del climaterio y su antesala hace necesaria una ayuda para gozar de una buena calidad de vida.

Por María Muñiz Marcelo

8 de abril de 2024 / 19:49

La llegada de la menopausia trae consigo gran cantidad de cambios. Estos ocurren en todos los niveles, por lo que no podrían ser más trascendentales. Estas transformaciones afectan al bienestar físico y emocional, así que conviene abordarlas cuanto antes porque son consecuencias de un desajuste hormonal.

«Durante esta etapa, presentamos una falta de nuestra hormona femenina de la etapa fértil, principalmente estrógenos. Estos nos protegen de gozar de mejor piel, mejor calidad del sueño, mejor fuerza muscular, mejor salud sexual, mejor cabello… condiciones que no se ven como salud metabólica, cardiovascular y ósea. Cuando perdemos todo esto, es más frecuente tener problemas en todos estos terrenos», apunta Isabel Castaño Ruiz, ginecóloga especializada en salud hormonal, investigadora en las universidades de Harvard y Murcia, y asesora de la marca Kobho Labs.

De acuerdo con la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), el 80% de las mujeres en esta etapa vital presentan en grado variable sofocos, insomnio, alteración de la vida sexual y otros síntomas que perjudican su calidad de vida durante la perimenopausia y la menopausia. “Algunos pueden mejorar; sin embargo, otros como la sequedad vaginal, los cambios en la piel, la caída del pelo o la pérdida de calcio en los huesos, empeorarán si no se recibe tratamiento”, señalan.

TE PUEDE INTERESAR

«Además, con el paso del tiempo, nuestras células pierden capacidad antioxidante frente a factores externos e internos. Es también más frecuente tener déficit de vitaminas y elementos como el magnesio», añade la ginecóloga.

Por eso, durante la menopausia es tan común recurrir a la suplementación, recomendada por muchos especialistas como ella: «Algo básico, lo que yo llamo “un fondo de armario» sería un buen magnesio, fitoterapia que mejore los síntomas como soja o cimicífuga, y mejor calidad de tejidos con ácido hialurónico, colágeno o espino amarillo», recomienda.

Aunque como ella señala, «depende de cómo sean los síntomas que presente la mujer para dirigir su suplementación adecuadamente», indica.

Qué son los suplementos

Los suplementos son justo eso, «ayudan a suplementar, como su propio nombre indica, déficits que presentamos las mujeres en esta etapa», indica la experta. «La suplementación es importante porque nuestras propias células carecen de ayuda de eliminar tóxicos y metabolizar los nutrientes a partir de cierta edad».

Suelen encontrarse en forma de pastillas, cápsulas o polvo para disolver, según el ingrediente o principio activo del que se hable en cada momento. Y se consumen como suplementos nutricionales, que se pueden tomar con las distintas comidas del día, sobre todo en el desayuno y a la hora de la comida.

Además, son realmente cómodos y fáciles de tomar porque son aptos para todo el mundo: «Lo pueden tomar todas las mujeres por su buena tolerancia, pero es cierto que es mejor que un profesional te oriente, sobre todo si presentas patologías que puedan interaccionar con la toma de otros tratamientos. Aunque insisto, no pasa nada pero es mejor asegurar la correcta absorción», recomienda Castaño.

Cuáles son los beneficios de los suplementos para la menopausia

A pesar de este pequeño detalle sobre los suplementos y algunos tratamientos, la experta sólo puede destacar beneficios de los suplementos para la menopausia.

“Gracias a los nutracéuticos las mujeres en etapa de perimenopausia o menopausia van a dormir mejor, sentirán menor fatiga muscular, verán aliviados los sofocos, percibirán una mejor textura de la piel y las mucosas, más hidratadas y elásticas. Y también, aunque no lo vean a simple vista, tendrán una mejor salud metabólica, lo que significa que la suplementación contribuirá a que tengan riesgo de diabetes, un mejor mantenimiento de los huesos (al favorecer la absorción y utilización del calcio y fósforo) y un impacto positivo sobre la circulación sanguínea”, explica.

Cuándo empezar a tomar suplementos

Cada vez son más las mujeres que se declaran fieles a los suplementos para mejorar los síntomas de la menopausia. Pero también muchas cometen el error de empezar a usarlos cuando aparecen estos síntomas. Esta ginecóloga, experta en salud hormonal, aconseja anticiparse al cambio, para que la bajada hormonal –ya sea natural o anticipada– no deje una huella permanente en nuestro organismo.

«No habría que esperar justo a la llegada de la menopausia para empezar a tomar estos suplementos», apunta la investigadora de Harvard. «Las mujeres presentamos el ciclo hormonal para poder tener hijos exclusivamente. Por lo que cuando llegamos a una edad en la que nuestras células germinales del ovario no son tan “jóvenes”, comienzan los problemas hormonales. De hecho, nuestro ciclo empieza a tambalearse diez años antes de la menopausia. Por eso, es vital cuidar nuestro estilo de vida durante la perimenopausia, ya que nos ayudará a recuperar nuestro estado óptimo celular, que es nuestra fuente de energía microscópica», añade.

En definitiva, «se puede tomar antes de los 40 si tenemos algún síntoma sospechoso, aunque conviene hacerlo con mas énfasis a partir de esa edad o previamente en situaciones de menopausia precoz. A partir del momento en el que dejamos de ovular, este proceso puede ir acompañado de molestias físicas y anímicas, pero no tenemos por qué sufrirlas», señala la doctora.

Cuándo no tomar suplementos y cuáles sí tomar

Como ha indicado previamente la especialista, «es mejor asegurar que no afecte a la absorción de otros tratamientos». Para ello, lo mejor es optar por suplementos en dosis y con biodisponibilidad para todas las mujeres.

Un ejemplo de ellos es W-Balance de Kobho Labs. «Es súper completo porque cubre varias de las necesidades de la mujer en esta etapa, como son los sofocos, el insomnio, la sudoración, la irritabilidad, la sequedad vaginal… Son nutrientes que las mujeres presentamos de manera natural, como la vitamina D, la vitamina B6, el triptófano, etc., y que necesitamos para poder funcionar de manera óptima», explica.

OTROS TEMAS WELIFE

«Por ejemplo, el triptófano sumado al GABA y a la vitamina D ayudan a mejorar el estado de ánimo. Además, la vitamina B6 contribuye a la producción de neurotransmisores y contribuye a combatir el cansancio y la fatiga. GABA es un neurotransmisor que favorece la capacidad de recuperar la serotonina interna (la hormona de la felicidad). Por otra parte, la jalea real fortalece el sistema inmune y esto es fundamental en esta etapa, porque a los40-45 años nuestro organismo registra una mayor inflamación», continúa Ruiz.

W-Balance de Kobho.

También incorpora, entre otros ingredientes, espino amarillo, rico en omega 7, que ayuda a reducir los niveles de triglicéridos y al alivio de la sequedad vaginal; el Pycnogenol, gracias a sus OPC, que protege los vasos sanguíneos y mejora la circulación.

El precio de esta suplementación es de 26,96 euros y «lo ideal es tomar esta suplementación durante seis meses, después descansar dos y, si se desea, volver a tomarla”, asegura la investigadora. Según confirman desde la marca, el primer mes mejora el estado de ánimo y la fatiga; a los dos meses, reduce los síntomas de la menopausia, y tras seis meses de consumo, mejora la salud cardiovascular y ósea.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta