Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X

Los celos son un motivo principal para el odio en el trabajo./ Foto: Friends.

Mente

Las señales que alertan de que caes mal a tus compañeros de trabajo: cómo darle la vuelta a la situación

Es el momento de poner fin a las malas caras y críticas hacia tus logros. No esperes a que sus celos arruinen la amistad que tanto os ha costado forjar.

Por Marcos López

5 de marzo de 2024 / 07:30

Nadie esperaba que fueras a sacar adelante ese trabajo con tanto éxito. Y menos aún tan rápido. Pero has vuelto a demostrar a tus compañeros que estaban equivocados. No sabes por qué ni si se trata de una sensación tuya, pero todo son cuchicheos a tus espaldas y miradas y notas que, cuando te acercas, algunos de ellos están distantes. ¿Les caerás mal?

No te preocupes, puede que se trate meramente de que tengan celos de ti, que no envidia 8aunque también podría ser). Como explica Elena Jiménez, psicóloga clínica, «la envidia es desear algo que tiene otra persona, mientras que los celos son el miedo a perder algo que uno considera suyo».

Si se trata de una cuestión de egos y rivalidades no tienes por qué cambiar tu actitud, ya que lo único que haces es tratar de hacer bien tu trabajo. Ahora bien, si esta situación se alarga en el tiempo y cada vez es más acentuada, hay algunos trucos que quizás puedes seguir para que no se te haga la vida imposible en el trabajo y esta situación desemboque en algo mucho peor para ti.

TE PUEDE INTERESAR

No te culpes de su inseguridad

Los celos son una consecuencia de la inseguridad, de la falta de autoestima. Pero también puede obedecer a un deseo de control típico de las personalidades narcisistas. Trata de relativizar y pensar que no es nada personal. El problema lo tiene él, no tú.

Puedes superar cualquier reto (pero él no)

En realidad, es una mera cuestión de mentalidad. O más bien, como ha definido, la psicóloga Carol Dweck, de tener una «mentalidad fija», en la que una persona cree que, independientemente de lo que haga, su situación y circunstancias no van a cambiar. En contraposición se da una «mentalidad de crecimiento», en la que considera que puede aumentar sus capacidades y habilidades y, por ende, superar cualquier desafío.

Nunca se alegra de tus logros

¿Cómo detectar que tus compañeros sienten celos? Lo primero y más común es que nunca se alegra de tus victorias. Y no se trata sólo de que frunza el ceño y mire para otro lado: también puede minimizarlas, hacer comentarios despectivos que resten importancia a tus logros e, incluso, intentar humillarte.

Tus éxitos impiden su felicidad

Una vez más, es una cuestión de mentalidad. En esta ocasión, «de escasez», en la que «la persona cree que los recursos son finitos y que hay que competir por ellos. Por ejemplo, ante el ascenso de un compañero, una persona con esta mentalidad pensaría que el cupo ya se ha cumplido, que ya no le puede pasar. Podría decirse que los logros ajenos son una amenaza para su felicidad», apunta Elena Jiménez.

Eres la diana de sus críticas

La segunda señal de alerta es el comportamiento pasivo-agresivo que adoptan las personas celosas para (tratar de) sentirse importantes ante aquellas que consideran superiores. Una respuesta a la falta de autoestima que se manifiesta con críticas y comentarios sarcásticos. Continuamente. Pero por muy personal que parezca, no te sientas atacado.

OTROS TEMAS WELIFE

Identifica el problema y practica la empatía

Tu paciencia no es infinita. Pero antes de que cunda el pánico, piensa que es probable que ni siquiera sean conscientes de lo que sientes. Háblalo con tus compañeros. Sosegadamente, sin acusarles de nada. ¿Por qué han reaccionado así ante tu éxito? Busca el origen de sus celos. Sé curioso y, una vez detectes el problema, sé empático.

No despiertes sus celos

Hay que ser cuidadoso. Es posible que, en realidad, sus celos sean culpa tuya. Que los desencadenes y alimentes. Si sabías que también querían el ascenso, ¿por qué no dejas de repetirles lo feliz que eres por lograrlo? Una vez más, trata de ser empático.

Pon distancia (y celebra tu éxito)

No importa. Has tenido mucho cuidado de no despertar celos, lo habéis hablado y has sido empático. Pero nada ha cambiado y estás harto de tanto desplante. Ha llegado el momento de «poner distancia –apunta la experta–, pues no van a abandonar su actitud negativa y tienes que protegerte de sus continuos intentos para derribarte».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta