Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Baño de sonido con cuencos tibetanos. / Imagen: Pexels.

Meditación

Cómo funcionan los baños de sonido: relajación en tiempo récord y control del estrés

Los baños de sonido son una experiencia sensorial en la que "te bañas" en los sonidos y vibraciones de diferentes instrumentos para alcanzar un estado relajado.

Por Sara Flamenco

21 de octubre de 2023 / 08:30

En una sociedad cada vez más rápida y estresante, las terapias que buscan la relajación y el bienestar mental y físico están a la orden del día. Un baño de sonido es una experiencia terapéutica y meditativa en la que «te bañas» en los sonidos y vibraciones producidos por diferentes instrumentos como gongs, diapasones, cuencos de cristal y cuencos tibetanos. Estos instrumentos se golpean levemente, se frotan o rozan con pequeños mazos, produciendo vibraciones profundas y resonantes a través de las cuales crean un estado meditativo y relajado en la mente de quien los disfruta.

Durante un baño de sonido, el estado de las ondas cerebrales se altera desde el estado normal de vigilia (beta) hasta el estado de relajación (alfa), el estado de ensoñación (theta) e incluso el estado de restauración (delta). A medida que la mente y el cuerpo se relajan, el ritmo cardíaco y la presión arterial disminuyen y la respiración se vuelve más profunda.

Además de la frecuencia de onda, en los baños de sonido se considera fundamental el volumen. Cualquiera de los instrumentos utilizados alcanza apenas 20 decibelios en algunos casos, en comparación con los 60 que alcanza la voz humana.

TE PUEDE INTERESAR

Beneficios de los baños de sonido

La terapia de los baños de sonido se remonta a más de 40.000 años. Los antiguos griegos utilizaban flautas y liras para tratar la digestión y la salud mental, los tibetanos usaron cuencos cantores durante más de 2.000 años con fines de meditación, y las tribus aborígenes australianas tocaban el didgeridoo para curar a los enfermos.

Una sesión de baño de sonido puede provocar una reducción de los niveles de ansiedad, tensión y tristeza, así como una disminución del dolor. No hay mucha investigación sobre este tema, pero sí contamos con ciertos estudios que indican que un baño de sonido puede mejorar tu estado de ánimo y liberar la tensión, entre otras cosas.

1. Reduce la ansiedad y el estrés

Un estudio titulado Efectos de los baños de sonido en el estado de ánimo, la tensión y el bienestar, publicado en 2016, midió los sentimientos de sus 62 participantes antes de un baño de sonido y, de nuevo, después de una sesión de meditación que incluía un baño de sonido.

Los investigadores descubrieron que la tensión, la ansiedad y los estados de ánimo negativos disminuían significativamente después de la terapia. Este beneficio también está avalado por un estudio de la Universidad de California en San Diego, dirigido por la doctora Tamara Goldsby, que comprobó que un baño de sonido con cuencos tibetanos puede reducir la ansiedad, la fatiga y la depresión.

2. Mitiga el dolor físico

En otra investigación de la Universidad de Foggia (Italia), los autores concluyeron que las frecuencias bajas que predominan en los baños de sonido actúan sobre el sistema endocrino y el sistema nervioso central y son capaces de inducir la relajación y la analgesia. De hecho, son útiles en la preparación de las operaciones quirúrgicas. Su estudio confirmó el efecto sobre la percepción del dolor, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otros signos vitales.

3. Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca

Una revisión de 2020, titulada Los efectos en la salud de los baños de sonido, determinó que los síntomas físicos como la presión arterial y la frecuencia cardíaca también experimentaron una mejora tras un baño de sonido. A la misma conclusión llegó el estudio de 2016 anteriormente mencionado, que observó una reducción de la frecuencia cardíaca, así como del tono simpático general y aumento del tono parasimpático.

OTROS TEMAS WELIFE

Cómo se hace una sesión de baño de sonido

La mayoría de las sesiones de baños de sonido duran entre 45 y 60 minutos y sólo tienes que centrar tu atención en tratar de disfrutar de las vibraciones de los diferentes instrumentos para inducirte un estado de relajación mental. El practicante te pedirá que te concentres en tu respiración durante unos minutos para relajarte y luego utiliza diferentes instrumentos, como cuencos curativos, diapasones y gongs, para producir diferentes sonidos y vibraciones.

Los sonidos inundan tu mente y tu cuerpo y te llevan a un estado de conciencia más profundo, como durante la meditación. Desconectas de los estímulos externos y entras en un estado de paz y armonía interior.

No hay dos personas iguales, por lo que tampoco hay dos experiencias iguales en cuanto a los baños de sonido. Los hay que caen en un profundo estado de relajación, otros que se quedan dormidos o incluso derraman lágrimas. Lo ideal es no tener ninguna expectativa frente a lo que te vas a encontrar en cada sesión, ir con mente abierta y simplemente, dejarte fluir.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataPequeñas excusasPiensa como un marineBanksyingQué comer con acné

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta