Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
concentracion-harvard

La concentración es algo que se puede trabajar de forma diaria./ Imagen: Wildfox.

Mente

Si no consigues concentrarte, Harvard tiene tres trucos que funcionan siempre

La prestigiosa universidad propone varias técnicas para mejorar nuestra memoria de manera efectiva y aumentar los niveles de concentración.

Por Sara Flamenco

2 de octubre de 2023 / 08:00

Mantener nuestra concentración en perfectas condiciones es una habilidad esencial para realizar cualquier actividad de nuestro día a día. Hay que saber eliminar todo lo superfluo y centrarnos en lo realmente importante para lograr entender lo que lees o escuchas. Pero en nuestra rutina existen multitud de cosas que nos distraen puesto que nuestro cerebro recibe múltiples estímulos todo el tiempo.

De acuerdo con el Dr. Kirk Daffnet, neurólogo y director del Centro de Medicina Cerebral/Mente del Brigham and Women’s Hospital, nuestro cerebro funciona como un ordenador que, al desgastarse, puede volverse lento. «Las personas mayores tienden a tener más dificultades para filtrar los estímulos que no son relevantes para la tarea en cuestión», afirmó a Harvard Health. Esto puede ser consecuencia de diversos factores como la inflamación cerebral, lesiones en los vasos sanguíneos (en especial si tienes la tensión alta) y la contracción natural del cerebro.

La memoria es otra de las habilidades que se pierden con el paso de los años. Para conservarla, Harvard recomienda mantener un cierto nivel organizativo que implemente pequeños hábitos para prevenir el desgaste mental, tomar notas de las citas importantes y hacer listas de las tareas pendientes.

TE PUEDE INTERESAR

Los factores que pueden afectar a tu concentración

  1. Patologías clínicas. La depresión o los trastornos del sueño pueden afectar a tu concentración. Por otro lado, perder capacidad de visión o audición también puede intervenir en la concentración, pues tratamos de distinguir una imagen o escuchar lo que alguien dice durante demasiado tiempo, por lo que perdemos el foco de atención en lo que realmente nos interesa.
  2. Efectos secundarios de ciertos medicamentos. Algunos medicamentos, especialmente aquellos que sirven para tratar la incontinencia, la depresión o las alergias, pueden reducir la velocidad de nuestro cerebro en el procesamiento de información y la capacidad para pensar de forma clara.
  3. Beber en exceso. El alcohol, sobre todo si tomas demasiado, dificulta el pensamiento y puede provocar trastornos del sueño, lo que termina por afectar la concentración.
  4. Sobrecarga de información. En la sociedad actual estamos expuestos a un bombardeo constante de información a través de nuestros teléfonos móviles, la televisión, o el ordenador. Cuando hay demasiada información a procesar, se sobrecarga nuestro sistema de filtrado y es fácil distraerse y perder la concentración en lo verdaderamente relevante.

Los tres consejos de Harvard para mejorar la concentración

Los expertos de Harvard han recomendado algunos tips que pueden ser de gran ayuda cuando se trata de estar más enfocados y desarrollar la habilidad de estar concentrados:

Mindfulness

Kim Willment, neuropsicóloga del Brigham and Women’s Hospital, dijo a Harvard que «el mindfulness se trata de centrar la atención en el momento presente, y se ha demostrado que practicar mindfulness reconfigura el cerebro para que la atención sea más fuerte en la vida cotidiana». Por ello recomiendan realizar meditación y ejercicios de respiración o relajación para dejar de pensar en un millón de cosas al mismo tiempo, por una vez.

OTROS TEMAS WELIFE

Se ha demostrado que al practicar la atención plena, nuestro cerebro se reconfigura para que nuestra atención sea más fuerte en la vida cotidiana. Para empezar, los expertos de Harvard aconsejan sentarse durante unos minutos diarios, quedarse quieto, cerrar los ojos y focalizarse en la respiración, los sonidos y las sensaciones que hay alrededor.

Entrenamiento cognitivo

«Existe evidencia de que la capacidad de una persona para prestar atención puede mejorarse si se empuja progresivamente a la persona a niveles más altos de desempeño. Entonces, si alcanza un cierto nivel de atención sostenida, empujarlo al siguiente nivel puede ayudar a mejorarlo, y esto puede traducirse en la vida cotidiana», dice Willment. Por ello recomiendan realizar diversos juegos mentales que entrenen tu cerebro para mejorar tus tiempos de respuesta y atención. Algunos de estos juegos para entrenar tu mente pueden ser sudokus, crucigramas o incluso el ajedrez.

Llevar un estilo de vida más saludable

Se ha comprobado que existe un vínculo directo entre el ejercicio y la capacidad cognitiva, especialmente la atención. “Cuando se hace ejercicio, aumenta la disponibilidad de sustancias químicas cerebrales que promueven nuevas conexiones en este órgano, reducen el estrés y mejoran el sueño”, dicen desde Harvard. Además, al hacer ejercicio te cansas más, por lo que mejora el descanso, lo que reduce las hormonas del estrés que pueden ser dañinas para el cerebro. Por ello, se recomienda dormir de siete a ocho horas cada noche, y hacer, por lo menos, 150 minutos de ejercicio aeróbico o cardiovascular, como correr o salir a dar un paseo ligero.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta