Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la autovalía y cómo te ayuda a mejorar tu autoestima para que te pasen cosas buenas en la vida

X

Fotograma de Friends.

Salud mental

Cinco mitos sobre la ansiedad que no deberías creer (y que no te dejan enfrentarte a ella)

Creemos saber todo lo relacionado con la palabra ansiedad, pero este estado emocional lleva impreso muchos mitos. Así los desmontan los expertos.

Por Michelle Avís Melgosa

4 de octubre de 2023 / 08:00

La ansiedad no llega necesariamente después de un acontecimiento traumático. La realidad es que se trata de un sentimiento muy normal y que puede aparecer por una gran variedad de motivos que no tienen por qué ser extremos ni aislados. Además, no se refleja igual en todas las personas. Y si no se trata, pueden llegar a empeorar con el tiempo. ¿Conocías todo esto sobre la ansiedad? Da igual la respuesta, porque todavía te quedan muchas cosas por descubrir sobre ella para poder entenderla y ponerle solución.

Las anteriores afirmaciones las confirma el psicólogo Joaquín Mateu Mollá en su libro Volver a ser tú: claves para entender y superar la ansiedad (ed. Destino). En él, da las claves de lo que es la ansiedad, desde cómo se puede manifestar hasta cómo combatirla y que deje de ser una absoluta desconocida que ha pasado a dominar nuestra vida. Toma nota de los falsos mitos de la ansiedad para que, por fin, dejes de creerlos.

Tener ansiedad es algo malo

¿Alguna vez has sentido vergüenza cuando has intentado contarle a otra persona que tienes ansiedad? Según explica Mateu, «la creencia de que la ansiedad es
algo indeseable puede conducirte a ocultarla ante los demás, a entenderla como un reverso tenebroso de tu identidad y a fingir que te encuentras perfectamente cuando en realidad tu cuerpo está sumido en una agitación extrema».

TE PUEDE INTERESAR

Al no revelar a los demás que atravesamos un momento difícil en nuestro estado emocional, lo que conseguimos es quitarle la normalidad que tiene y lo convertimos en algo malo. Esto también nos impide entenderla y nos dificulta su tratamiento.

Lo mejor es evitar las situaciones que provocan ansiedad

Evitar las situaciones que nos provocan ansiedad es como utilizar un arma de doble filo. Por mucho que intentemos huir de ella, esto no significa que le pongamos solución, sino más bien, todo lo contrario. «Es muy posible que, a medida que evites situaciones que juzgas como potencialmente problemáticas, te distancies más y más de lo que es importante para ti, y corras entonces el riesgo de sufrir problemas emocionales como resultado de las pérdidas acumulativas (unas más pequeñas y otras más grandes)», explica el psicólogo.

El resultado de evitar estas situaciones es sólo un alivio inmediato del malestar y, además, si te empeñas en evitarlas, también te niegas la posibilidad de enfrentarte a ellas.

La ansiedad implica debilidad

Pensar que tener ansiedad viene de la mano del nivel de fortaleza de nuestro estado emocional es un error. «Experimentar ansiedad sugiere precisamente lo opuesto a debilidad o error: significa que tu sistema nervioso funciona de manera adecuada y que se activa ante lo que percibes como una amenaza para tu integridad o bienestar», asegura Mateu.

Muchas personas sufren, han sufrido o sufrirán ansiedad en algún momento de sus vidas. Y según explica el psicólogo, todos somos susceptibles de padecerla si las circunstancias se alinean.

La ansiedad se expresa igual en todas las personas

«La ansiedad tiene muchas aristas y no es posible afirmar que la forma concreta en que alguien la vive vaya a ser idéntica a la tuya«, recalca Mateu. Además, cuando tienes síntomas de ansiedad, conviene pedir ayuda profesional y no dejarnos llevar por los tratamientos que le han funcionado a otros, ya que cada persona es un mundo y cada caso es particular.

OTROS TEMAS WELIFE

El origen de la ansiedad es siempre un suceso traumático

Existe todo un universo de motivos que pueden estar tras un episodio de ansiedad. Aquí pueden influir factores como la estructura de la personalidad, o la forma en la que piensas sobre quién eres y la realidad que te rodea, explica el psicólogo. Por supuesto, la ansiedad también puede venir provocada por un suceso traumático, pero este no es el único motivo que la provoca.

«Si localizas lo que hoy en día puedes cambiar y avanzas día a día en el proceso de lograrlo, progresivamente desarrollarás una mayor confianza en tus posibilidades y se afianzará una autoeficacia fuerte y constructiva», aconseja el experto.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Sistema 7-38-55Elsa PatakyFatiga mentalDormir bien rejuveneceBurrata

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta