Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
ansiedad

Imagen: Getty

Mente

Hábitos fáciles de introducir en tu rutina que te ayudan a reducir la ansiedad

Combatir la ansiedad no es tarea fácil, a veces se necesita ayuda de los expertos para poder superarla, pero también hay mucho que puedes hacer tú en tu día a día para lograrlo.

Por Michelle Avís Melgosa

22 de marzo de 2023 / 19:01

Los síntomas de la ansiedad son los suficientemente graves como para provocar una angustia o una discapacidad funcional, afirma un informe de la OMS sobre los trastornos mentales. Se trata de una preocupación y angustia constante que te impide disfrutar de la vida y que, en los peores casos, puede influir negativamente en el ámbito laboral, social y familiar. En relación a la ansiedad, es muy importante acudir a expertos que puedan ayudarte a frenarla, pero también hay pequeños pasos que puedes dar por ti mismo y que te ayudarán en este proceso. Simplemente vale con incluir algunos buenos hábitos en nuestra rutina.

La ansiedad es el gran enemigo del siglo XXI. Nos hemos acostumbrado a vivir una vida frenética en la que cuadrar un hueco para quedar con nuestros amigos se convierte en una odisea y hay que hacer malabares hasta para cumplir necesidades tan básicas como dormir bien, por ejemplo. Pero esto se acabó. Estos son algunos de esos hábitos fáciles que te van a cambiar la vida y que, además, recomiendan los psicólogos.

Acuéstate pronto

Conseguir un mayor reposo y tener un sueño placentero reducirá tus niveles de cortisol y te ayudará a restaurar el equilibrio de los sistemas de tu cuerpo. Y una de las formas más fáciles de poder dormir bien es yéndote a la cama temprano. Pero no sólo eso. No basta con acostarte antes, sino conseguir desconectar y relajarte una vez que pisas la cama.

Estamos acostumbrados a dormirnos tarde y mal, rodeados de pantallas y con todo tipo de distracciones. La idea es que sepas cuántas horas necesitas dormir al día según tu edad para poder tener un buen rendimiento en tu jornada. Si duermes bien por la noche, evitarás el riesgo de numerosas enfermedades, tendrás mejor humor, incluso te ayudará a pensar con más claridad.

Sin embargo, uno de los motivos por los que no conseguimos dormir bien puede ser, precisamente, la ansiedad. Es por ello que hacer el esfuerzo de irte a dormir antes te ayudará, tanto a evadirte de cualquier estímulo, relajarte antes y a conciliar mejor el sueño.

Medita a diario

Meditar es una de las mejores formas de conectar cuerpo y mente y, así mismo, es la manera más rápida y fácil de reducir el estrés. Esta disciplina, recomendada por numerosos divulgadores como Pablo d’Ors, quien lleva años hablando del gran poder transformador de la meditación, y lo explica a través de su libro Biografía del silencio. Es una gran alternativa para reducir la ansiedad de forma fácil. Pero como afirma el escritor y sacerdote, lo difícil es empezar a meditar.

Para iniciarte en la meditación debes seguir ciertas claves para no rendirte en el intento. Algunas de ellas son: fijarte un objetivo, elegir el momento y el lugar y encontrar la postura adecuada.

Come de manera saludable

Aunque no lo creas, la alimentación también influye cuando tienes ansiedad y comer de manera saludable es una alternativa más para reducirla. Cuando tienes ansiedad, puede que sientas un nudo en el estómago que te haga más difícil comer y que en esos momentos sólo optes por comida basura, pero debes prestar atención a la comida que eliges.

Según los laboratorios Niam, expertos en complementos alimenticios, una buena forma de empezar a combatir la ansiedad es incluyendo alimentos ricos en triptófano en tu dieta. El triptófano es un aminoácido que influye en tu estado de ánimo, ya que ayuda en la producción de serotonina, una de las hormonas de la felicidad.

El triptófano lo puedes encontrar en el queso, en las claras de huevo, en el pescado o en la leche. Y si prefieres optar por frutas, también tienes una gran variedad de opciones porque lo contienen el plátano, la piña, el aguacate y la ciruela.

Diviértete

Distraerte con actividades que te diviertan es otra de los hábitos que puedes adoptar para reducir la ansiedad. Al estar concentrado en una actividad como pintar o practicar el deporte que más te guste, podrás conseguir dejar de pensar en aquello que te preocupa y te ayudará a despejar la mente. Mantenerte ocupado con otras tareas que impulsen tu creatividad te será muy útil. Escribir, leer o escuchar música también son alternativas que puedes hacer en tu día a día (incluso sin darte cuenta) que son buenas para liberarte de la ansiedad.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta