Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
aliados-sosteinibilidad

El bambú, algunas fibras naturales y el azúcar son los nuevos materiales del futuro./ Imagen: Unsplash.

Lifestyle eco

Zapatos de azúcar o algas en vez de plástico: aliados para una vida más sostenible

La tecnología puesta al servicio del planeta con nuevos materiales eficientes y sostenibles. El futuro ya está aquí y es eco.

Por Paka Díaz

27 de julio de 2023 / 06:40

Los avances en materiales sostenibles no paran de crecer. Muestran el interés de muchos sectores por dar oportunidades al planeta. Para entendernos, los materiales considerados sostenibles son los naturales, reciclados o aquellos que se pueden reciclar. Eso sí, que no lleven nada tóxico, que sean respetuosos con el medio ambiente y que en su proceso de producción ayuden a reducir el uso de recursos naturales. Además, en lo posible, se apuesta porque sean locales, para evitar también largos y costosos transportes.

La empresa Goodyear, por ejemplo, desarrolla Eagle Go, unas ruedas creadas con arroz, aceite de girasol, resina de pino y caucho natural. Si tenemos en cuentan que venden más de 2.200 millones de unidades al año, podremos entender la repercusión que sus neumáticos sostenibles podrían tener. Mientras, en Galicia varias compañías de I+D, como Newmind Innovation o Ecocelta, investigan cómo transformar la concha del mejillón en abono. O en un material que proporcione una alternativa al aluminio. Pero hay muchas más propuestas.

Otra empresa, Loliware, que crea pajitas para beber realizadas con algas, investiga el desarrollo de film o bolsas de plástico creados a partir, también, de algas marinas. Se trataría de una alternativa tan natural, que hasta se podría comer.

TE PUEDE INTERESAR

Zapatos de azúcar

Si digo que mis zapatos están hechos con azúcar, igual imagináis un cuento de hadas tipo La Cenicienta o Hansel, Gretel y su archienemiga la bruja. Pero lo cierto es que uno de los zapatos más cómodos que se pueden encontrar en el mercado están fabricados con ese ingrediente. En concreto, sus flexibles suelas. Se trata de la firma de calzado Yuccs, que se ha convertido en un referente en el uso de materiales sostenibles.

“La caña de azúcar la empleamos para las suelas, un elemento por el que se caracteriza nuestro calzado por sus óptimas propiedades para la salud de los pies. Ayuda a prevenir las dolencias plantares más comunes. El proceso de transformación de esta materia prima es respetuoso con el medio ambiente, puesto que no se emite CO2 y no contamina”, explica Pablo Mas, CEO de Yuccs. La tecnología que han desarrollado se llama SugarCloud™. Vaya, que el nombre lo dice todo: nube de azúcar.

Zapatillas Bamboo Casual White, de Yuccs, realizadas en bambú y con suela de azúcar
Zapatillas Bamboo Casual White, de Yuccs, realizadas en bambú y con suela de azúcar

La firma tiene claro su compromiso con la sostenibilidad. “Debemos ir a más para acabar de verdad con los tejidos sintéticos. Por ello, nuestro método se basa en volver a los orígenes, a materiales naturales consumidos de manera coherente, ya que si cuidamos el planeta esos recursos pueden ser casi ilimitados”, afirma su CEO.

Lana de merino y piel de uva

Otro de los materiales que utilizan en Yuccs es la lana merina, tejido insignia de la marca, por ser “un material renovable, biodegradable y reciclable, con optimas propiedades para nuestros pies, como la capacidad de regular la temperatura, flexibilidad y transpirabilidad”.

Además, han descubierto un nicho, la uva. O más concretamente, sus restos. “Nos dimos cuenta de que en España e Italia somos grandes productores de vino. El desecho que se genera en su producción es brutal, ¿por qué no aprovecharlo?”, cuenta Mas.

El resultado es que han desarrollado un material vegano a partir de los restos de la uva. Entre los beneficios para el calzado, destaca “la flexibilidad y adaptabilidad a la forma del pie, además de su estética sofisticada”. Y, por supuesto, la reutilización de los deshechos. “La salud de nuestro planeta es un tema urgente al que debemos ponerle soluciones de verdad”, resume.

Bambú para un aire más limpio

Entre los beneficios que aporta el bambú está su bajo precio, además de su fuerza y flexibilidad. Por eso se han puesto los ojos en este material para las edificaciones. Pero, además, porque absorbe cuatro veces más dióxido de carbono y libera más oxígeno que los habituales. También es resistente al agua y más barato de producir.

Por esas razones, el arquitecto Orin Hardy es un enamorado del bambú. Eso le llevó a fundar Bamboo U un proyecto educativo en Bali en el que se promueve el uso de esta planta. Además, se trata de una empresa cuyas construcciones muestran el poder sostenible de edificar con bambú.

El arquitecto experto en bambú Orin Hardy, embajador de Kenzo Homme Marine.
El arquitecto experto en bambú Orin Hardy, embajador de Kenzo Homme Marine.

Por todo ello, Hardy es embajador de Kenzo Homme y de su nuevo perfume, Kenzo Homme Marine. Esta marca hace una apuesta clara por la sostenibilidad. Cada año, financia diez becas para estudiantes que puedan formarse con él en Bali. Otro de los proyectos que apoya la firma es el de su embajadora femenina, Masami Lavault. Floricultora de origen franco-japonés, ella ha creado Plein Air, una granja sostenible de flores en el corazón de la capital francesa.

Construcciones biodegradables

En el caso de Hardy, su labor muestra que el bambú es ideal para construir hábitats de gran duración, material biodegradable y renovable. “Aprendí sobre el poder del bambú a través de mi familia, del proyecto de mi padre y mi madrastra para construir escuelas sostenibles”, explica el arquitecto. “Mi pasión surgió de ver que el ingenio humano puede permitirnos tomar materiales simples y humildes, y convertirlos en algo realmente increíble”, añade.

Orin Hardy en Bamboo U, un proyecto educativo en Bali en el que se promueve el uso del bambú.
Orin Hardy en Bamboo U, un proyecto educativo en Bali en el que se promueve el uso del bambú.

“El bambú tiene esta increíble capacidad de tomar tierra y luz solar y convertirla en un período de tiempo muy corto en un material de construcción viable que durará una generación. Eso lo hace extremadamente regenerativo”, apunta Hardy. Por eso, recomienda su uso “cuando miramos al futuro para resolver muchos de nuestros problemas ambientales. Tenemos que pensar en materiales que tengan más que un impacto menor. Necesitamos materiales que realmente tengan un impacto positivo o regenerativo en el planeta”.

Beneficios del bambú

Plantar bambú puede ayudarnos a solucionar el cambio climático y mitigar los efectos de todo el CO2 que ponemos en la atmósfera”, subraya el experto. Pero, además, recalca que sus beneficios son muy numerosos: “Puede ayudar a empoderar a las comunidades rurales, preservar la artesanía, restaurar la tierra degradada a crear una cubierta de dosel en un período de tiempo realmente corto. Puedes cosecharlo año tras año sin comprometer el cultivo”.

Su proyecto Bamboo U comenzó hace 15 años. Entonces, la industria creativa del bambú despegó en Bali para mostrar que es posible crear casas y edificios duraderos y respetuosos con la naturaleza. “Quería encontrar una manera de ayudar a llevar eso a más personas, más diseñadores, más arquitectos, más ingenieros. Hay tanta gente inteligente en el mundo y, a veces, todo lo que se necesita es un poco de empuje o inspiración adicional”, afirma Orin Hardy.

Cáñamo y tintes naturales

Los tintes de la ropa son una de las principales razones por las que la industria de la moda es sumamente contaminante. Su uso supone que cada año entre seis y nueve mil billones de litros de agua acaben con altas concentraciones de colorantes tóxicos y metales pesados. En un momento de sequía global, preocupa mucho pensar en toda esa agua inutilizada para su consumo. Esa es una de las razones por las que la firma Hemper, una marca de preciosos –y sostenibles– bolsos, mochilas, ropa y accesorios, apuesta por tintes y tejidos naturales.

“Usamos tintes naturales desarrollados a partir de plantas, raíces y minerales para lograr un color único e irrepetible para cada una de nuestras piezas. Decidimos ponernos en manos de la naturaleza para lograr una paleta de color de matices infinitos”, afirma Gloria Gubianas, cofundadora y CEO de Hempers. Además, destaca que “el uso de tintes naturales reduce enormemente la cantidad de residuos tóxicos generados, que contaminan no sólo la ropa, sino el ecosistema de las comunidades donde producimos nuestros productos”.

En Hemper utilizan tintes naturales para las telas, eso reduce enormemente la cantidad de residuos tóxicos generados.
En Hemper utilizan tintes naturales para las telas, eso reduce enormemente la cantidad de residuos tóxicos generados.

La emprendedora recalca que “los procesos que aplicamos en nuestros talleres de tintado natural requieren hasta 500 veces menos agua que otros procesos químicos”. No en vano, señala que son una marca regenerativa “porque exponemos una solución a los problemas del mundo actual, con un compromiso de cambio a largo plazo. Lo hacemos a través de la investigación y reformulación de materiales y procesos textiles artesanales ancestrales”.

Fibras naturales autóctonas

Para mostrar ese compromiso, las fibras naturales autóctonas son su materia prima. “El cáñamo es la fuente principal de la mayoría de nuestros tejidos. Absorbe CO2 como ninguna otra planta y regenera el sustrato de la tierra. Es mucho más resistente y eficiente que el algodón y necesita diez veces menos agua. Por si esto no fuera suficiente, la planta de cáñamo no necesita fertilizantes químicos para crecer fuerte y sana, sólo tierra y agua”, explica Gubianas que, además, es una conferenciante habitual sobre moda sostenible.

 

Gracias a esta labor, ayudan a la preservación de los ecosistemas naturales de la región y el patrimonio cultural de las comunidades y zonas de Nepal donde desarrollan su producción artesanal. Además de cáñamo, usan lana artesanal. Para la colección de otoño-invierno 2023, nos adelanta que van a utilizar algodón indígena indio. Su consumo prácticamente desapareció por la incursión del algodón americano.

“Ahora es prácticamente imposible encontrar semillas de algodón indígena indio en el mercado. Comprar especies autóctonas a las cooperativas algodoneras hace que se mantengan sus cupos anuales de plantación. No requieren pesticidas, son resistentes a las sequías e implican un impacto social y medioambiental infinitamente inferior a las prácticas actuales. Esta es la verdadera solución al problema del algodón”, cuenta Gubianas.

Se trata de movimientos imprescindibles para que el círculo de sostenibilidad se complete. La CEO recuerda que “el textil es un arte que lleva consigo siglos de información cultural transmitidos a través de generaciones. Nuestra misión es re-introducir estos procesos textiles artesanales ancestrales que se han perdido con el paso del tiempo, para intentar solventar el problema textil y retroalimentar la economía local”.

Cosmética eco, tapones de madera

Amaia Frade y Silvia García son las cofundadoras de Lamixtura, una marca de cosmética vegana, no testada en animales, que usa ingredientes de origen 100% natural, optimizados con tecnologías green-tech.  Ambas destacan que “en cosmética, la fase de selección de ingredientes es el momento donde más se puede incidir en la sostenibilidad”. Por eso ellas han decidido apostar por usar el 100% de sus ingredientes de origen natural y biodegradables y evitar el aceite de palma. Por su labor han logrado la certificación BioVidaSana-bioinspecta.

Su próxima apuesta es cambiar los tapones de plástico, a tapones de madera monomaterial. “Serían completamente de madera y por lo tanto, biodegradables. Hemos empezado a trabajar este proyecto con un proveedor experto en eco-diseño”, cuentan. También explican cómo aprovechan toda la producción para conseguir ingredientes. Los habituales desechos se transforman en ingredientes upcycling, o sea, reciclados.

OTROS TEMAS WELIFE

Aprovechar lo que se va a tirar

“En nuestro último lanzamiento, el aceite corporal Passiflora Beauty drops, un 99,2% de nuestros ingredientes se obtienen por esta técnica de reutilización creativa”, cuentan. En concreto, “de las semillas que se descartan en los procesos de obtención de zumos de maracuyá se extrae un aceite virgen muy concentrado en omegas, reparador de la piel”. O sea, consiguen sacar oro de lo que no iba a acabar en la basura.

Passiflora Beauty Drops, de Lamixtura, aceite corporal reparador en profundidad. Su formulación tiene un 99,2% de ingredientes 'upcycled', o sea usa los recursos naturales sin tener un nuevo impacto en el medioambiente.
Passiflora Beauty Drops, de Lamixtura, aceite corporal reparador en profundidad. Su formulación tiene un 99,2% de ingredientes ‘upcycled’, o sea usa los recursos naturales sin tener un nuevo impacto en el medioambiente.

Pero hay más. “De las partes que no se utilizan para la producción del aceite de oliva, obtenemos escualano e insaponificables, que aportan suavidad y elasticidad a la piel. De los aguacates que son demasiado pequeños para su venta, obtenemos un aceite prensado en frío muy rico en ácidos grasos, vitaminas e insaponificables. Así, reutilizamos materiales que se iban a desechar, les damos una segunda vida y ahorramos recursos naturales al planeta. Y el producto final es de calidad y altamente eficaz”, destacan.

Por otra parte, señalan la importancia de lanzar mensajes claros y honestos. “Es importante ser transparentes en los objetivos conseguidos y los puntos de mejora. Y no dejarse llevar por exageraciones o claims [lemas publicitarios] vacíos. Comunicar de forma honesta sin caer en el greenwashing es vital para mantener la confianza de los consumidores y la reputación de marca en el sector”, cuentan las fundadoras de Lamixtura.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta