Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X
caida-pelo-comer-grasa

Alimentación

Para que no se te caiga el pelo, tienes que dejar de comer grasa (según la ciencia)

La revista Nature publica un trabajo realizado por científicos de la Universidad Médica y Dental de Tokio que demuestra cómo una alimentación alta en grasas favorece la caída capilar.

Por Sara Flamenco

12 de febrero de 2024 / 16:47

Una de las mayores preocupaciones, especialmente entre los hombres, es la caída capilar. Entendida como la caída anormal del cabello, la alopecia afecta a más del 50% de la población masculina y, aunque lo más frecuente es que se produzca en la cabeza, también puede afectar a otras zonas como las cejas, pestañas, barba o axilas. Puede ser el resultado de la genética, cambios hormonales, afecciones médicas o una parte normal del envejecimiento, pero se trata de una preocupación constante. No hay más que ver cómo abundan los implantes capilares.

Otros factores que influyen significativamente en la salud capilar son el estado de ánimo y la dieta. «Nuestro cabello es un reflejo de nuestra salud. Sabemos que algunas de las causas más comunes de la caída de cabello son incontrolables como son la genética, los cambios hormonales o la edad. Pero junto a estos factores, existen otros como el estrés físico y emocional o una mala dieta que son igualmente peligrosos para nuestro cabello», señala Sanja Zivanovic, doctora en Biomedicina y fundadora de SKIN MOLECULE X. Y es que hay nutrientes especialmente recomendados para el pelo y que ayudan a prevenir su caída, como las vitaminas, las proteínas y minerales como el zinc, el hierro o el calcio. Pero hay otros que favorecen su pérdida, como las grasas.

Por qué la grasa es el enemigo del cabello

Según un trabajo de investigación desarrollado por científicos de la Universidad Médica y Dental de Tokio que ha sido publicado en la revista Nature, desvela que un consumo inadecuado de grasas afecta directamente a la pérdida del cabello.

TE PUEDE INTERESAR

Como explica Zivanovic, «este fenómeno se vincula directamente al agotamiento de las células madre del folículo piloso, la base misma de nuestro pelo, bloqueando su regeneración y obstaculizando su crecimiento futuro. El consumo elevado de azúcares refinados, productos procesados, bebidas gaseosas y alcohol, impactan negativamente en la salud capilar debido a su alto contenido de grasas saturadas, que pueden provocar una contracción significativa de los folículos pilosos, llevando a la pérdida de cabello en última instancia».

Y eso no es todo, como añade la doctora en biomedicina, «el aumento de la ingesta de grasas saturadas puede afectar la calidad del tallo piloso, dando lugar a un cabello opaco, sin brillo y deshidratado. Además, puede ralentizar el crecimiento del pelo y aumentar la caída del mismo. La fase anágena del folículo, que suele durar alrededor de cinco años, se acortará, llevando a una caída más rápida del cabello y afectando a la pigmentación natural progresivamente».

Por ello, los expertos recomiendan optar por alimentos ricos en nutrientes, vitaminas y ácidos grasos esenciales para fomentar un crecimiento capilar fuerte y prevenir la pérdida prematura del cabello.

Alimentos recomendados por los médicos para la caída de pelo

Pero esto no significa que elimines todo tipo de grasas de tu alimentación, ya que se trata de un nutriente esencial para aportar energía al organismo para que trabaje adecuadamente. Las grasas también son necesarias para mantener la piel y el cabello saludables y ayudarlo a absorber las vitaminas A, D, E y K, que se llaman vitaminas liposolubles. Eso sí, no todas las grasas son igual de saludables. Escoger con mayor frecuencia grasas saludables de origen vegetal en lugar de grasas menos saludables de origen animal, te ayudarán a disminuir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular u otros problemas de salud mayores.

OTROS TEMAS WELIFE

El médico especializado en tricología y trasplante capilar Óscar Muñoz enumera en uno de sus vídeos de YouTube los mejores alimentos para prevenir la pérdida de cabello. Todos los que cita contienen una cantidad importante de beta-sitosterol, un compuesto químico orgánico de origen vegetal que, entre otros beneficios, protege la salud capilar:

  1. Aceite de oliva: el aceite de oliva es un excelente antioxidante natural gracias a su alto contenido en vitamina E. Esto permite que los folículos pilosos y las fibras capilares se mantengan fuertes, lo cual es esencial para que el pelo crezca saludable, más rápido y con fuerza. Así mismo, evita que las puntas se partan fácilmente.
  2. Margarina: es importante que esté enriquecida con beta-sitosterol. El beta-sitosterol es un compuesto natural que se encuentra en una variedad de plantas y que puede inhibir la acción de la enzima 5-alfa reductasa, que es responsable de la conversión de la testosterona en DHT (Dihidrotestosterona), una de las principales causas de la alopecia androgénica. Al reducir los niveles de DHT en el cuero cabelludo, el beta-sitosterol puede ayudar a frenar la caída del cabello y fortalecer los folículos pilosos.
  3. Aguacate: este alimento es rico en ácidos grasos esenciales y en antioxidantes como las vitaminas A, C y E. Las grasas que posee el aguacate proporcionan al cabello una hidratación intensa, lo fortalece desde la raíz y promueve la regeneración capilar.
  4. Frutos secos: el médico recomienda especialmente las nueces, los pistachos y los cacahuetes. Los frutos secos ricos en hierro ofrecen al organismo la capacidad producir una mayor cantidad de glóbulos rojos, lo que brinda fortaleza y salud a tus uñas y cabello. Además, sus proteínas ayudan a la reproducción celular, lo que potencia y acelera el crecimiento del cabello y la salud de tejidos como las uñas, la piel y algunos órganos. Y para terminar, al ser ricos en grasas insaturadas o grasas saludables, permiten a tu cuerpo regular la producción de sebo en los folículos pilosos.
  5. Soja: la soja aporta minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo y cantidades apreciables de vitaminas del grupo B y E. Estudios recientes aconsejan las isoflavonas de la soja para frenar la caída del cabello al regular los niveles hormonales. El equol, uno de los subproductos que se originan durante el metabolismo de las isoflavonas en nuestro organismo, es el responsable porque regula los niveles de DHT presente en los folículos pilosos. De esta manera, reduce la acumulación de DHT en torno a los folículos evitando la miniaturización del cabello.
  6. Lentejas: las lentejas se caracterizan por ser ricas en zinc, magnesio y biotina, nutrientes esenciales para la salud capilar. El zinc favorece el crecimiento del cabello y regeneración de folículos. Mientras que el magnesio es capaz de mejorar la circulación en el cuero cabelludo y fortalece el cabello.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta