Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS He estado en los campos de lavanda donde nacen los pefumes más relajantes

X
fruta-con-piel

La piel de la fruta puede comerse directamente o como ingrediente de algunas recetas./ Imagen: Pexels.

Alimentación

Por qué no deberías pelar la fruta para aprovechar todas sus vitaminas y antioxidantes

La piel de la fruta tiene muchos nutrientes, a veces más que la propia fruta, aunque también puede contener los pesticidas que utilizan para su cultivo.

Por Sara Flamenco

30 de agosto de 2023 / 09:55

En la fruta hay cientos de fitoquímicos imprescindibles para nuestra salud, muchos de los cuales están presentes tanto en la carne como en la piel. Lo cierto es que esta última contiene multitud de nutrientes con efectos beneficiosos para el organismo que nos perdemos cuando las pelamos. Por eso, podríamos decir que lo mejor es comer la fruta sin pelar.

Ahora bien, a veces, cuando ingerimos la piel de la fruta, también podemos consumir otros productos no tan deseables que pueden acumularse en la piel, como los distintos pesticidas y herbicidas empleados en su cultivo. Existen, por tanto, ventajas y desventajas sobre el consumo de la piel de las frutas, y vamos a analizarlas todas.

Ventajas de comer la fruta con piel

La piel de la fruta contiene bioflavonoides, catequinas, y distintos compuestos fenólicos que tienen efectos antiinflamatorios, antioxidantes, antimicrobianos e inmunomoduladores beneficiosos para el organismo. En concreto, los cítricos, que no suelen comerse con piel por su sabor amargo, contienen en ella gran cantidad de compuestos antioxidantes, fenólicos y carotenoides, incluso más que las partes comestibles.

TE PUEDE INTERESAR

Además de los cítricos como el limón, la lima, la naranja y la mandarina, hay otras muchas frutas que se pueden consumir con su piel, aunque no estemos acostumbrados a hacerlo. Por ejemplo, el plátano, la granada, la papaya, incluso la sandía o el kiwi. En la piel de estas frutas hay una alta concentración de fibra, compuestos fenólicos, esteroides y alcaloides que desempeñan un papel importante en la inhibición del sobrecrecimiento microbiano de algunos patógenos, además de ser antiinflamatorios y antioxidantes.

Desventajas de comer la piel de la fruta

Tampoco recomendamos comer kiwis, plátanos y sandías con cáscara sin parar, ya que en altas cantidades podrían resultar tóxicas, aunque su nivel de toxicidad no sea muy alto. Por otro lado, el consumo de la piel puede resultar indigesto para algunas personas con ciertos problemas digestivos, debido al contenido más alto en fibra, sobre todo en el caso de las manzanas, las peras, las ciruelas, los albaricoques y los caquis. Estas frutas contienen mucha fibra fermentable, así que, al retirar la piel, eliminamos parte de esta fibra y puede mejorar la sintomatología digestiva de algunas personas. Por no hablar, claro, de ese mito tan extendido de que la piel de la fruta contiene pesticidas pero…

citricos-frutas-piel
La piel de los cítricos es una de las que más beneficios posee./ Imagen: Pexels.

¿Es cierto que la piel de la fruta contiene pesticidas? ¿Cómo eliminarlos?

Este mito no es del todo cierto, ya que muchos tóxicos químicos penetran dentro del alimento, por lo que, aunque los pelemos y los lavemos concienzudamente, los vamos a ingerir igualmente. Esto lo avala una investigación realizada recientemente por PAN Europe, que ha estudiado cerca de 100.000 alimentos en Europa y ha llegado a la conclusión de que se han multiplicado los pesticidas detectables en la carne de estos alimentos en los últimos años.

Por tanto, si no queremos consumir estos químicos, ¿qué podemos hacer? Lo ideal sería priorizar el consumo de alimentos de cultivo ecológico o de algún agricultor a menor escala, pues la posibilidad de existencia de pesticidas en estos productos es menor, aunque también es posible que su precio también sea muy elevado. Actualmente, existe una gran opacidad en la procedencia y métodos de cultivo de ciertos productos, sobre todo porque ha aumentado la materia prima de países fuera de la UE, donde el control es menor. Por eso, los expertos recomiendan consumir productos locales e informarte en las diferentes webs donde exista transparencia sobre la forma de trabajar.

Recetas donde puedes incluir la piel de las frutas

Comer la piel de todas las frutas directamente sabemos que no es fácil y casi nos cuesta imaginárnoslo cómo hacerlo. El quid de la cuestión está en entender la piel de la fruta como un ingrediente dentro de una receta completa.

Mermelada de piel de sandía

Ingredientes:

  • 1 kg. de piel de sandía
  • 300 ml. de agua
  • 600 gr. de azúcar
  • Zumo de medio limón

Preparación:

  1. Saca la parte verde de la piel con un pelador ya que sólo se usa la parte blanca, cortada en pequeños pedazos.
  2. En una olla, pon a calentar la piel de la sandía y el agua. Cubre y cocínalo 40 minutos a fuego medio con cuidado de que siempre haya agua en el fondo de la olla.
  3. Añade el azúcar, mezcla y deja cocinar 30 minutos más.
  4. Agrega el zumo de limón y cocina 20 minutos más.
  5. Una vez la mermelada esté cocida, lícuala para reducir el tamaño de los pedazos de piel de sandía y viértela aún muy caliente en un recipiente de cristal. No llenes totalmente el frasco, deja un poco de espacio entre la tapa y la mermelada. Cierra bien y deja enfriar los botes cabeza abajo sobre la mesa.

Bizcocho de piel de plátano

Ingredientes:

  • Piel de 4 plátanos
  • 4 huevos M
  • 400 gr. azúcar
  • 400 ml. leche semidesnatada
  • 400 gr. pan rallado
  • Ralladura piel de 1 naranja
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Pre-calienta el horno a 180ºC.
  2. Lava bien las pieles y tritúralas en el vaso de la batidora.
  3. Separa las claras de los huevos, y reserva.
  4. Añade las yemas, la leche, el aceite y el azúcar a las pieles de plátano y bate bien.
  5. Pon el preparado en un bol. Añade el pan rallado y la ralladura de naranja y mezcla bien.
  6. En un bol a parte, bate las claras y añádelas poco a poco a la masa. Añade también la levadura.
  7. Pon la masa en un molde previamente untado en aceite y espolvoreado con harina y hornéalo todo unos 40 minutos.
  8. Desmolda encima de una rejilla y deja enfriar.
OTROS TEMAS WELIFE

Mousse de limón

Copa de mousse de limón./ Imagen: Freepik.

Ingredientes:

  • 200 ml. de nata para montar
  • 375 gr. de yogur natural
  • 300 ml. de leche condensada
  • El zumo de 1/2 limón
  • La ralladura de 1 limón
  • Hojas de menta para decorar

Preparación:

  1. Monta la nata de manera que no quede demasiado espesa, lo suficiente para que aporte textura a la mousse cuando la mezclemos con el resto de ingredientes.
  2. Pon la nata semimontada en un bol junto al yogur, la leche condensada, el zumo de limón y la ralladura. Mézclalo todo de forma envolvente.
  3. Cuando la mezcla esté bien integrada y tenga una textura adecuada, pasa la mousse a unos boles o vasitos individuales y déjala enfriar en la nevera durante un par de horas.
  4. Una vez fría la mousse de limón, puedes servirla decorada con una hoja de menta y un poco de ralladura de limón.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaDuchas diarias

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta