Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Los tratamientos de belleza tienen un impacto en el bienestar emocional. / Foto: Laurence Monneret (Getty).

BELLEZA

Los masajes tienen un efecto beneficioso sobre la salud mental, según un estudio basado en la neurociencia

Natura Bissé, el instituto de investigación Starlab y la Universidad de Murcia presentan un informe que prueba que las técnicas manuales de belleza incrementan el bienestar emocional en un 70%.

Por MARÍA FERNÁNDEZ-MIRANDA

22 de abril de 2024 / 13:09

Ansiedad, estrés, falta de autoestima… Cada vez se habla más de los problemas de salud mental y también aumenta el número de personas que buscan soluciones a ellos. Ante una dificultad de este tipo, lo recomendable es ponerse en manos de un especialista, ya sea un psicólogo o un psiquiatra. No obstante, existen algunos métodos que pueden complementar esa atención: son muchas las voces que defienden el poder de métodos como la meditación, el Chi Kung o el yoga para mejorar el bienestar emocional. Ahora, un estudio basado en la neurociencia demuestra que los rituales de belleza que incluyen masajes manuales también aportan ese efecto beneficioso.

En concreto, se trata de un informe desarrollado por la marca cosmética Natura Bissé en colaboración con el instituto de investigación experto en neurociencia Starlab (con sede en Barcelona y Boston) y la Universidad de Murcia (a través de su Laboratorio de Ciencias Cognitivas).

Según este estudio, los tratamientos de belleza pueden incrementar el bienestar emocional en casi un 70%. La clave está en el tacto. “Es el primer sentido en desarrollarse y el único que está distribuido a lo largo de todo nuestro cuerpo. Tocar la piel aumenta la actividad del nervio vago (el cual está conectado con la digestión, la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea…). Se ha demostrado que disfrutar de un masaje dos veces a la semana disminuye la producción de las citoquinas (un tipo de proteínas) proinflamatorias”, explica Laura Gamboa, Director of Corporate Education and Spa Development de Natura Bissé.

TE PUEDE INTERESAR

Qué es la belleza emocional y cuáles son sus beneficios

Nos encontramos, pues, ante una nueva corriente en la industria beauty: la de la belleza emocional, que no sólo busca mejorar la calidad de la piel sino también potenciar la autoestima. Y aquí no hay aparatología que valga: lo que de verdad marca la diferencia son las manos de la esteticista.

El poder del contacto físico es algo que aprendimos durante la pandemia, cuando los expertos recomendaban recurrir al abrazo para reducir la angustia de la situación. «Cuando tenemos un tacto amistoso (ya sea un abrazo, una caricia o un masaje) se libera oxitocina, conocida como la hormona del bienestar», abunda Gamboa. Y, por el contrario, «con cada roce se reducen los niveles de cortisol», que es la hormona del estrés.

No obstante, el cortisol no es negativo por sí mismo, como aclara la portavoz de Natura Bissé, puesto que nos pone en alerta cuando es necesario. «Por ejemplo, al principio del día debe estar alto, para que nos activemos. Pero si estamos constantemente estresados, nuestro cuerpo siente todo el rato que quiere salir corriendo, así que produce cortisol sin parar». Y aquí es donde llega el problema, puesto que una producción constante de cortisol no es compatible ni con la belleza ni con el bienestar.

La relación entre el cerebro y la piel

No es la primera vez que Natura Bissé aplica la neurociencia (es decir, la disciplina encargada de estudiar el funcionamiento del sistema nervioso y su órgano principal, el cerebro) para demostrar los efectos beneficiosos de sus rituales spa, ya que está más que probado que existe una comunicación entre el cerebro y la piel.

En 2016, la empresa catalana analizó cada paso de sus protocolos para medir en qué momentos la experiencia resultaba más placentera. «Usamos una banda que mide la actividad cerebral en tiempo real y al mismo tiempo monitorizamos la frecuencia cardiaca y la condición de la piel», señala Gamboa.

En 2020, fueron pioneros en aplicar la realidad virtual a los tratamientos de belleza, y además la combinaron con el mindfulness. «Se estudió cómo desconectar del estrés diario en sólo ocho minutos», explican desde la firma.

OTROS TEMAS WELIFE

Su último estudio, desarrollado a lo largo de 2023 y que este año sale a la luz, valida el impacto que tiene el tacto en el bienestar emocional. Este trabajo ha sido seleccionado para el congreso de la IFSCC (Federación Internacional de Sociedades de Químicos Cosméticos, según sus siglas en inglés). Detrás de él hay casi 400 tomas de biomarcadores, unas 400 capturas macrofotográficas de la piel y más de 50 horas de registro de actividad cerebral. Entre los hitos de este estudio destaca que se ha desarrollado un algoritmo del bienestar basado en la inteligencia artificial.

El resumen, pues, es que las experiencias spa contribuyen positivamente al bienestar y al empoderamiento individual. Se trata de experiencias como el Serenity & Vitality Ritual, que se realiza dentro de la Pure Air Bubble creada por Natura Bissé, una burbuja con camilla en su interior que va viajando por distintas localizaciones y cuya principal novedad es que garantiza que los tratamientos se realicen en un ambiente casi al 100% libre de partículas contaminantes y agentes víricos, alergénicos y bacteriológicos.

La Pure Air Bubble se encuentra hasta el 5 de mayo en Abadía Retuerta, en Sardón de Duero (Valladolid), un enclave famoso por su bodega pero que también cuenta con uno de los espacios de bienestar (el Santuario Wellness & Spa) más bonitos de toda España. Y del 16 al 23 de mayo, la burbuja se trasladará a Palasiet Thalasso Clinic & Hotel, en Benicasim, centro pionero en la aplicación de la talasoterapia.

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta