Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X
flexiones

Las flexiones ayudan a mantenerte en forma y a evitar dolores./ Foto: Fila.

Ejercicio

Los cinco beneficios desconocidos de hacer flexiones dos minutos todos los días

Hacer flexiones te ayuda a quemar calorías y mantener una buena salud ósea y cardiovascular. Todo ello sin que te duela la espalda y con un riesgo mínimo de lesionarte.

Por Marcos López

15 de diciembre de 2023 / 13:45

No cabe ninguna duda: el ejercicio es bueno para tu salud física y mental. Pero después de una dura jornada, lo que menos te apetece es ir al gimnasio. Menos aún salir a caminar o correr por la calle cuando ya ha caído la noche y hace frío. La alternativa son las flexiones, que a las ventajas de poderlas hacer en cualquier lugar de tu casa sin ningún equipamiento suman beneficios muy importantes para tu salud. Además, no te quitarán nada de tiempo.

Las flexiones se engloban en los denominados ejercicios multifuncionales, en los que se involucra a múltiples articulaciones y músculos. Por ejemplo, en cada flexión ejercitas tus músculos del pecho y de los hombros, así como los tríceps y la musculatura del core –entre otros, abdominales y músculos de las caderas y la zona lumbar–, por lo que resultan ideales para que te mantengas en forma dedicándoles sólo unos pocos minutos. Todo esto es lo que pueden hacer por ti.

Perfectas para combatir el dolor de espalda

Las malas posturas corporales son la principal fuente del dolor de espalda, un mal que ya sufre hasta un 18,6% de la población  de nuestro país, sobre todo mujeres. Y dado que tienes que pasar sentado gran parte del día, ha llegado el momento de corregir la situación. Aquí entran en juego las flexiones, en las que los músculos del core estabilizan el cuerpo y hacen que la columna vertebral se mantenga alineada.

TE PUEDE INTERESAR

Evitan lesiones

Los atletas profesionales lo tienen muy claro: ejercitar los músculos del core, como ocurre con las flexiones, reduce el riesgo de lesiones. ¿No eres una atleta profesional? No pasa nada. Los beneficios también se aplican al día a día, por ejemplo, a la hora de levantar objetos o cargar con la compra. Y es que al lograr que tus abdominales y tus músculos de la cadera y la zona lumbar sean más fuertes y actúen de forma coordinada, tus movimientos serán más eficientes, lo que reducirá tu riesgo de sufrir un tirón o una distensión muscular.

Corazón más sano

El ejercicio de cardio o aeróbico es aquel en el que se realizan movimientos rápidos y rítmicos, tal y como sucede con una serie de flexiones. Y gracias a estos movimientos se consigue que el corazón y los pulmones aumenten su esfuerzo para aportar oxígeno a los músculos, lo que incrementa la quema de calorías y ayuda a controlar la presión arterial, mejorando la salud cardiovascular.

Huesos más fuertes

Los ejercicios para aumentar la fuerza, como las flexiones, ejercen una carga mecánica sobre los huesos, lo que incrementa su resistencia y densidad. Un efecto que si bien resulta beneficioso en todas las etapas de la vida, es especialmente importante con la acumulación de cumpleaños, pues la pérdida de músculo y hueso aumenta con la edad. Por tanto, las flexiones te ayudarán a disminuir tu riesgo de osteoporosis, enfermedad que ya padecen cerca de 2,3 millones de españolas.

Cómo empezar

Ha llegado el momento de marcarse unas flexiones. Y no importa si la última vez que las hiciste fuera cuando ibas al colegio. O que solo las recuerdes de las películas en las que los soldados estadounidenses deben realizarlas como castigo de sus sargentos –lo cual, visto los beneficios, deberían agradecer–. Son muy fáciles de llevar a cabo. Pero hay que ir poco a poco o podrías llegar a lesionarte.

OTROS TEMAS WELIFE

¿Cómo hacerlas? Colócate boca abajo y apóyate sobre las palmas de las manos, separa los brazos a lo ancho y las puntas de los pies. Y con objeto de evitar una lesión en la zona lumbar, contrae los músculos del abdomen y realiza las flexiones mientras el codo queda alineado con el hombro.

En caso de que te resulte difícil, puedes recurrir a una variante más amable: apoya las rodillas en el suelo y coloca un rodillo de espuma bajo los muslos. O en lugar de apoyar las palmas de las manos en el suelo, hazlo sobre una superficie elevada, como podría ser el borde de una silla.

Lo importante es ser constante. Empieza con una o dos series cortas –de cinco a ocho flexiones– cada día, y suma una nueva serie cada semana o par de semanas.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta