Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS He estado en los campos de lavanda donde nacen los pefumes más relajantes

X
ejercicios-isometricos

No vas a tener que salir de casa para reducir la presión arterial./ Foto: Victoria's Secret.

Ejercicio

Plancha y sentadillas, los ejercicios isométricos que ayudan a bajar la presión arterial, según los expertos

Al ensanchar los vasos sanguíneos, los ejercicios isométricos reducen la presión de la sangre y, por tanto, el riesgo de hipertensión arterial, primera causa de muerte global, aumenta.

Por Marcos López

2 de enero de 2024 / 13:00

El ejercicio físico es bueno para la salud tanto física como mental. De hecho, el sedentarismo causa incluso un mayor número de muertes que la obesidad. Así que no te unas a esa gran minoría de españoles –un 32,3% de hombres y hasta un 40,3% de las mujeres– que se declaran abiertamente sedentarios y levántate del sofá. Y ni siquiera hay que salir de casa. Basta con realizar ejercicios isométricos como planchas y sentadillas que, además, te ayudarán a combatir la primera causa de muerte en todo el mundo: la hipertensión arterial.

Los ejercicios isométricos son aquellos en los que se mantiene la misma medida, dimensión o longitud de los músculos. Es decir, no hay extensión muscular, sólo tensión, lo que se consigue al mantener una postura concreta durante unos segundos, por lo general diez, si bien puedes prolongar este tiempo según ganes resistencia.

Algunos ejemplos de estos ejercicios serían las planchas, las sentadillas apoyado en la pared, el puente y muchas de las posturas de yoga. Y entre otros muchos beneficios, fortalecen las articulaciones, mejoran la densidad de los huesos y reducen el riesgo de lesiones de muchos ejercicios isotónicos, caso de caminar o correr. Pero aún hay más.

TE PUEDE INTERESAR

Qué es la hipertensión arterial

La sangre que bombea el corazón fluye por las arterias a una presión que depende de la fuerza que hace la propia sangre contra las paredes de estos vasos sanguíneos. Y cuanto mayor es esta fuerza, más le cuesta al corazón bombearla. Lo que puede resultar sumamente peligroso: la enfermedad en la que esta presión es demasiado elevada se denomina hipertensión arterial. Además de ser asintomática es responsable cada año de que cerca de 7,5 millones de personas pierdan la vida en todo el mundo. De ahí que también sea conocida como «el asesino silencioso».

Cómo prevenirla

La buena noticia es que esta enfermedad se puede prevenir si se mantiene un peso saludable, se come bien, se priorizan las frutas y verduras y otros alimentos bajos en grasa y, sobre todo, si se limita la sal, se evita el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, se controla el estrés y se hace ejercicio. Más aún según se acumulan los cumpleaños, pues el riesgo de desarrollarla aumenta con la edad.

Es bien sabido que la actividad física, además de evitar que ganes peso, te ayuda a liberar tensiones y a reducir el estrés, lo que previene que tus niveles de presión arterial se disparen. Pero parece que los ejercicios isométricos tienen un efecto fisiológico positivo adicional para darle esquinazo a la hipertensión arterial. También ensanchan los vasos sanguíneos y, así, facilitan que la sangre circule con mayor fluidez, lo que convierte a estos ejercicios, tal y como destaca un reciente estudio, en los más eficaces para reducir la presión arterial.

OTROS TEMAS WELIFE

Haz ejercicio sin salir de casa

Las obligaciones diarias hacen que no tengas tiempo, ni ganas, para salir a caminar o a correr. Menos aún con la caída de la noche y el frío. Pero no pasa nada: los ejercicios isométricos tan solo te llevarán unos minutos y se pueden practicar en cualquier espacio, como en el salón de tu casa, y sin necesidad de utilizar equipo.

Y de cara a prevenir la hipertensión arterial, ¿cuáles son los mejores? Pues aquellos en los que al realizarlos se involucra a todo el cuerpo. Más concretamente, las planchas y las sentadillas apoyado en la pared, en los que la masa muscular que participa en la contracción isométrica es mayor y, por tanto, mayor es el efecto beneficioso que se produce sobre la presión arterial.

Hazlos tres veces por semana

Así que si eres neófito en las contracciones isométricas, ha llegado el momento de empezar. Pero poco a poco. Lo importante es que seas constante. Lo recomendable es comenzar con tres sesiones semanales de 10 a 20 minutos y descansar el resto de los días para que los músculos se recuperen. Y si ya eres un asiduo a los ejercicios isométricos, es el momento de dedicarles aún más minutos. No sólo tu corazón y tus piernas, sino todo tu cuerpo, te lo agradecerán.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaDuchas diarias

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta