Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X
bragas-menstruales

Bragas menstruales de Dim.

Salud hormonal

Bragas menstruales: por qué la lencería para la regla me ha salvado la vida

Las bragas menstruales se han convertido en mi método de higiene favorito para los días de regla por ser cómodas, fáciles de usar y hacerme sentir limpia. Además, son buenas para el medio ambiente.

Por María Muñiz Marcelo

27 de diciembre de 2023 / 13:49

Soy de esas que ha probado cada método que ha salido a la luz para la higiene íntima durante la menstruación. Cuando era más pequeña, y empezaba a tener algo de educación menstrual, no paré hasta que conseguí usar tampones para no perderme los planes de verano con mis amigas por culpa de la regla. Después, con el boom de la copa menstrual, decidí hacerme con una y probar en mi propia piel si era tan cómoda como decían las mujeres que me rodeaban (y lo confirmo, una vez que le cogí el truco, se ganó mi fidelidad). Lo último que me quedaba por probar eran las bragas menstruales y, por su culpa, la copa tiene que compartirme.

Me parecen, sin lugar a ninguna duda, uno de los inventos del siglo XXI. De hecho, que tiemblen los otros métodos que ya existían para mantenerte limpia y cómoda los días de regla. Las bragas menstruales son realmente fáciles de usar, no tienen ni trampa ni cartón, se usan como lo haces con tu lencería normal. No tienes que hacer nada más, sólo lavarlas y secarlas después de cada uso. Pero este es sólo el principio de sus bondades como método de higiene.

Ventajas de las bragas menstruales frente a los otros métodos

«La elección entre compresas, tampones, copas menstruales o braguitas menstruales depende de tus preferencias personales y comodidad», señala la doctora Marta Sánchez-Dehesa, jefa del equipo de ginecología y Directora del centro HM IMI Toledo. Pero hay que tener en cuenta que, como añade, «cada opción tiene sus propias ventajas y desventajas». Pero las bragas menstruales son las claras ganadoras de la lista de pros y contras.

TE PUEDE INTERESAR

Las bragas menstruales me resultan realmente cómodas y además me dejan mucha libertad de movimientos, sin tener que preocuparme de si mancho o no las sábanas porque son realmente absorbentes: «ofrecen una protección de ocho a 12 horas y elimina malos olores«, apunta la experta. Algo que no hacen ni las compresas ni los tampones. Estos últimos «se deben cambiar cada cuatro o seis horas. No los recomendaría si no puedes ser cuidadosa en horarios por el riesgo del síndrome de shock tóxico, aunque es algo muy poco habitual. Tampoco si tu capacidad económica no te lo permite», explica la doctora. Por su parte, las compresas se mueven y es mucho más fácil que haya pérdidas con ellas (o, por lo menos, a mí me pasa) y pueden provocar alergias.

Es, como la copa menstrual, uno de los nuevos métodos reutilizables, que «son buenos para el medio ambiente, ya que se evitan desechos, y más económicos que los tradicionales», indica la doctora Sánchez-Dehesa. De hecho, «si se lavan adecuadamente duran unos 100 lavados», confirma. Además, «no sólo son útiles para los días de menstruación, sino también para las leves pérdidas de orina», añade.

Pero frente a la copa no hay que estar preocupada por no dar con la talla: «la elección de la copa radica en el diámetro, es decir la talla. No depende de la cantidad de sangrado, sino del tamaño de la vagina. Hay habitualmente tres tamaños cero, uno y dos (o S, M, L). Cero para las chicas adolescentes, uno para adultas sin hijos y dos para mujeres con partos», explica la ginecóloga. «La elección de la braga menstrual será según el modelo que más te guste, ya que existen modelos distintos (braga alta, media o tipo bikini), también en función a tu talla de ropa habitual: S a la XXL», señala. Eso sí, «elegirás el tipo de absorción en función a tu cantidad menstrual como media si tu flujo es ligero o abundante, para sangrados medios o altos», algo que sí puede complicar ligeramente la elección de la braga.

Además, la copa menstrual puede no ser recomendada en algunos casos: «Puedo no recomendarla en caso de alergias o escapes debido a que es portadora de DIU o por peculiaridades anatómicas como útero mirando hacia atrás, un cuello uterino corto o cicatrices post parto», reconoce la directora del centro HM IMI Toledo.

Inconvenientes de las bragas menstruales

A pesar de que ya es mi método preferido para la menstruación, he de reconocer que las bragas menstruales tampoco son la panacea y que, como todo, también tienen algunos puntos en los que flaquean. Por ejemplo, para el día prefiero usar la copa ya que su absorción es mayor (se cambia cada 10 o 12 horas, como indica la experta), se lava con agua y se puede recolocar.

Las bragas menstruales hay que lavarlas preferiblemente en la lavadora y, después, esperar hasta que se sequen del todo. Así que, si quieres usarlas a menudo es conveniente que dispongas de más de un par en tu cajón. Además, son anchas por su método de absorción, por lo que no es tan sencillo llevarlas con todo tipo de looks para la calle. Yo las reservo para dormir y para salir a correr porque, como no me cansaré de repetir, no pueden ser más cómodas.

Otra de sus «pegas» es que, al ser tan absorbentes, la ginecóloga advierte de que pueden provocar mayor sequedad, punto que pierden contra la copa menstrual.

OTROS TEMAS WELIFE

Qué bragas menstruales utilizo

braga-mesntraul-dim
Braga menstrual tipo shorty con lunares, de Dim (21,90 €).

Cada vez son más las marcas que se han apuntado a la moda de las bragas menstruales y que han querido lanzar las suyas propias. Una de las últimas formas en hacerlo ha sido Dim con sus Dim Protect, que son las que yo he empezado a usar en mis últimas menstruaciones. Hay dos modelos: braguita clásica y shorty, que es tipo culotte. Se pueden encontrar en negro y con una citan en la cintura con el logo de la banda o también con estampado o con encaje. Están disponibles por 21,90 euros cada una, aunque también se pueden comprar en packs.

braga-menstrual-encaje
Braga menstrual de encaje de Dim (21,90 €).

Están disponibles para dos tipos de flujo, medio, para el que protegería como dos tampones normales, y abundante, que ofrece la misma protección que tres tampones normales. Todas ellas se componen de cuatro capas. La primera, de algodón natural, cultivado sin fertilizantes, pesticidas o insecticidas, muy suave, que drena para ofrecer sensación de sequedad. Una capa en el centro ultra absorbente; después, un material impermeable que evita las fugas; y, por último, el material encargado de neutralizar los olores. Al estar hechas de algodón se evitan alergias y picores.

Se pueden lavar abundantemente con agua fría a mano o meterlas en la lavadora a 30 grados.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta