Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué comer burrata es la clave para metabolizar las grasas mejor y más rápido

X
habitos-para-ser-mas-productivo

Para ser más productivo solo hace falta introducir unos pequeños hábitos en nuestra vida./ Imagen: Unsplash.

Mente

Pequeños hábitos diarios que mejoran tu productividad sin esfuerzo

Con hacer pequeños cambios en nuestra rutina podemos ver cómo nuestros resultados en las actividades del día a día se multiplican y nos sentimos más motivados. Aquí las claves.

Por María Muñiz Marcelo

7 de marzo de 2023 / 17:48

Parece que nos faltan horas en el día, pero quizás lo que esté ocurriendo es que no les estamos sacando el máximo partido a las 24 que ya tiene. Y es que, la productividad es algo que se puede mejorar. En concreto, esta se puede aumentar cambiando ciertos hábitos de vida, rutinas o introduciendo unos nuevos.

Porque no, no necesitamos todo el tiempo del mundo. De hecho, como afirma Fumio Sasaki en su libro Buenos hábitos, una guía minimalista para una vida mejor, «la gente, a menudo imagina que podría hacer algo si tuviera tiempo, pero a veces no se puede cuando uno tiene demasiado tiempo entre manos». Sí, porque reina la pereza. «Según un estudio llevado a cabo por el Gobierno japonés, se estima que el nivel de nuestra felicidad disminuye cuando tenemos más de 7 horas libres al día», cuenta el autor, por lo que, definitivamente, no es el tiempo en donde está el problema, sino en lo que hacemos con él de manera casi inconsciente.

Qué es un hábito

Y es que, cuando hablamos de hábito, sabemos que son cosas que repetimos diariamente, pero también es algo que hacemos de forma rutinaria, es decir, sin pensar: «Los hábitos son acciones que realizamos casi sin pensar. Para que algo se convierta en un hábito, es necesario que se reduzca el afloramiento de nuestra consciencia», explica Sasaki.

Por eso, lo mejor será convertir ciertas acciones que nos benefician en hábitos que no tengamos que decidir, sino que nos salgan solos. Y solo con ellos y con el poder que tendrán para transformar nuestra rutina, veremos cómo aumenta tu productividad.

Hábitos que van a mejorar tu productividad

No tienen por qué ser gestos complicados, de hecho son todo lo contrario. Para que nos salgan sin pensar deben ser acciones pequeñas y simples que podamos introducir en nuestra vida sin que suponga un cambio radical, sino una mejora.

Sube las escaleras en lugar de coger el ascensor

Parece algo que te diría tu entrenador del gimnasio, pero este pequeño gesto va a ayudarte y mucho en tu día a día. Y no solo porque te va a hacer mantenerte en forma, sino porque vas a sentirte mucho más motivado para hacer el resto de actividades a las que tienes que enfrentarte en tu día a día. También es posible que te notes mucho menos cansado durante el día porque este gesto te ayude a ganar energía.

Organiza tu día la noche de antes y la semana los domingos

Muchas veces, el día no nos cunde porque improvisamos sobre la marcha. Y el resultado no es más que tareas olvidadas o sin hacer, porque no hemos establecido prioridades previamente, y lo peor de todo, un aumento considerable de nuestros niveles de agobio y estrés.

Por eso, lo mejor siempre es tener una agenda física en la que podamos apuntar manualmente todas las cosas que tengamos que hacer cada día. A cada tarea se le dará un tiempo concreto y una hora exacta del día. De esa forma, ningún trabajo ocupará más del tiempo necesario.

Eso sí, a la hora de planificar, es fundamental ser realista, ya que sino, estaremos en la misma situación que si no nos hubiéramos organizado.

Por otro lado, al igual que nos organizamos día a día, será de gran ayuda que el domingo por la noche dediquemos un momento para visualizar todos los planes que tenemos esa semana: todas las citas, tareas y eventos importantes, para poder organizar mejor tu día a día y dejar fuera lo que no quepa en tu agenda para evitar momentos de ansiedad.

Prepara la ropa y el tupper

Parece que para ser más productivos el quid de la cuestión está en aprovechar el tiempo. Por eso, todo lo que ya tengamos hecho previamente, nos ayudará a ser más productivos porque donde estaban esas tareas, ahora tendremos tiempo para hacer otras cosas que nos ocupan.

Así, justo antes de irnos a la cama prepararemos la ropa y el tupper para el día siguiente. Así podrás descansar más tiempo, o aprovechar esos minutos que te quitan los preparativos del día para empezar a ir andando al trabajo y disfrutar de todas sus ventajas y beneficios tanto para tu físico como para tu bienestar mental. Además, no empezarás el día con prisas y esto te ayudará a enfocar el día de distinta manera.

Fíjate pequeñas metas

Lo de «el que mucho abarca, poco aprieta» no puede ser más real. Muchas veces tratamos de conseguir todo de un solo golpe y eso no sirve más que para frustrarnos. Y es que, cabe la posibilidad de que no lo consigamos, como ocurre con los propósitos de Año Nuevo. Con metas mucho más pequeñas o a corto plazo, será más fácil sentirnos satisfechos y orgullosos de nosotros mismos, con lo que se mejorará nuestra motivación y fuerza de voluntad. Y, por supuesto, la productividad, ya que al ser metas más reales serán mucho más fáciles de cumplir.

Haz descansos

A pesar de que parezca contradictorio, hay que parar para poder ser productivo. De esta forma mantendremos una energía constante, permitiéndonos trabajar o actuar durante mucho más tiempo. Mientras, si no descansamos, el agotamiento llegará mucho antes, se perderá la concentración y costará mucho recuperarla y mantenerla, con lo cual, tenderemos a perder el tiempo.

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Harina de avenaComer las verduras primeroSuelo pélvico y menopausiaChakrasFeliz como un finlandés

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta