X
La fuerza de voluntad es un músculo que se trabaja

La fuerza de voluntad es un músculo que se trabaja./ Unsplah.

MENTALIDAD

La fuerza de voluntad también se entrena: prueba este método y obtendrás resultados sorprendentes

Es la clave para conseguir todo aquello que nos proponemos y la buena noticia es que se puede entrenar. Empieza a trabajar en ella y obtendrás una motivación a prueba de bombas.

Por Mónica Heras

10 de mayo de 2022 / 18:51

Seguro que a menudo te haces nuevos propósitos, te comprometes durante unos días y al cabo de un tiempo la motivación se esfuma. Nos pasa a todos y más allá de analizar las causas por las que sucede esto, vamos a profundizar en la diferencia entre los que abandonan y los que se aguantan hasta el final. Se llama fuerza de voluntad y por mucho que digas que tú no naciste con ese don, tenemos que aclararte que es una habilidad que se aprende, se ejercita, como tus bíceps.

Está relacionada con el esfuerzo, el autocontrol, la capacidad para posponer la recompensa y un buen manejo de la frustración. Si alguna de estas palabras te chirría, puede que ahí se esconda la clave de por qué no has sido capaz, hasta ahora, de hacer del ejercicio un hábito, de llevar una alimentación saludable o de levantarte temprano todas las mañanas para hacer un poco de yoga.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Todos queremos una fuerza de voluntad de hierro

Cuando hablamos de fuerza de voluntad, vienen a nuestra cabeza esas personas incansables, deportistas de élite o aquel amigo que fue capaz de sacarse las oposiciones mientras los demás vivíamos la vida loca. Pero lo cierto es que es una capacidad que podemos desarrollar cualquiera, y que lo único que se necesita es un poco de entrenamiento, alguna pauta y mucho compromiso.

Los psicólogos coinciden en que esta capacidad está íntimamente relacionada con el autocontrol, la motivación, una buena tolerancia a la frustración y aprender a posponer la satisfacción en pos de un beneficio mayor. Si lo piensas bien, la suma de todo esto da como resultado una buena autoestima, puesto que alguien que se quiere, puede comprometerse con sus metas.

Según la American Psychological Association (APA), la fuerza de voluntad es la capacidad de resistir las tentaciones al corto plazo para cumplir con las metas de largo plazo y sus efectos se traducen en un mejor rendimiento académico y laboral, hábitos de vida saludables, una mayor predisposición a ahorrar y una mejor calidad de vida en general.

Según Roy Baumeister, psicólogo investigador en temas de fuerza de voluntad, los componentes para que una persona alcance sus metas son tres:

  1. Establecer la motivación para hacer el cambio y fijar una meta clara.
  2. Monitorear el comportamiento que lleva a la meta.
  3. Ejercer la fuerza de voluntad. Ya sea la meta perder peso, dejar de fumar, estudiar más o pasar menos tiempo en las redes sociales, la fuerza de voluntad es un paso crítico para lograr nuestros objetivos.

Cómo tener autocontrol y fuerza de voluntad a largo plazo

Podríamos decir que están las personas más analíticas y racionales, aquellas que son capaces de postergar la satisfacción, resistiéndose a sus deseos más inmediatos, y otras más sensibles a los detonantes emocionales y las tentaciones. Estas últimas no tienen un buen autocontrol, son más impulsivos y emocionales. 

Con todo esto, si comparamos la fuerza de voluntad con un músculo que se puede desarrollar, también deberíamos tener en cuenta que se puede agotar. Aunque no seamos conscientes, a lo largo del día echamos mano de nuestro autocontrol a la hora de comer, en nuestras relaciones, con nuestras compras, etc., llegando a provocar un estado de fatiga que puede ocasionar un efecto totalmente contrario. 

Al final, cuando queremos conseguir algo, aunque sepamos que tiene un efecto positivo en nosotros, debemos poner en marcha un mecanismo de esfuerzo que, a la larga, termina siendo agotador. De ahí la importancia de elegir muy bien nuestros objetivos y de disfrutar del camino hasta lograrlos.

5 claves para aumentar la fuerza de voluntad

1. Fijar objetivos claros y realistas

Piensa si eso que quieres lograr es algo por lo que estás dispuesto a esforzarte y no es solo algo que deseas. Los objetivos deben ser realistas, alcanzables. Fijarnos metas a las que sabemos que no llegaremos, solo hará que nos desmotivemos y perdamos confianza en nosotros mismos.

2. Divídelo en pequeños hitos

¿Recuerdas el artículo que le dedicamos a los baby steps? Puedes ponerlo en práctica a la hora de trabajar la fuerza de voluntad. Dividir un objetivo en pequeñas partes y establecer un plan de acción para cada una de ellas. Esto te va a permitir centrar el esfuerzo, ayudándote a alcanzar metas mayores. Esto sin duda es un chute de autoestima que te impulsa a seguir motivado.

3. Planificación a tope

Haz un planning detallado en donde expliques el tiempo que le vas a dedicar al cumplimiento de los objetivos, los pasos que necesitas dar, el tiempo en el que lo harás e, incluso, los contratiempos que pudieran surgir y las posibles soluciones. Cuando vemos todo por escrito nos comprometemos más y, de paso, tenemos una imagen visual de eso que queremos lograr.

4. Celebra cada logro

No solemos conseguir nuestros propósitos del tirón, sino poco a poco. Por ello, es importante que aprendamos a valorar cada avance, que reconozcamos el esfuerzo y que nos demos cuenta del camino que hemos avanzado. Para ello, es recomendable tener un diario en el que llevemos un registro del proceso y que nos permitamos celebrar esos logros. De este modo evitamos que la motivación se muera.

5. Trátate con cariño

En todo camino hay tropiezos y parte importante de trabajar la fuerza de voluntad, es aprender de ellos. Pongamos atención en la manera en la que nos hablamos ante un fracaso. Evitemos culpabilizarnos o sentirnos incapaces, analicemos las circunstancias y no lo interpretemos como una debilidad.

Es fundamental tener una buena gestión de la frustración para no tirar la toalla con cada obstáculo. Si hemos fallado, debemos darnos un tiempo para meditar acerca de lo sucedido, elaborar un nuevo plan y subsanar los errores que hayamos cometido. La fuerza de voluntad habla de la capacidad para seguir adelante, no de garantizar el éxito.

Temas

EmocionesPsicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible