Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X

El personaje de Maeve en Sex Education es un ejemplo perfecto de apego evitativo. Pero los expertos aseguran que se puede trabajar para trabajar para lograr uno seguro./ Foto: Sex Education.

Salud mental

Cómo conseguir un apego seguro para conservar tu autoestima y que tus relaciones funcionen

Las diversas formas de apego nos pueden conducir al caos en nuestras relaciones y a sufrir. Una experta enseña cómo evitarlo.

Por Paka Díaz

28 de febrero de 2024 / 07:30

En la popular serie Sex Education, una de las protagonistas, Maeve, es el ejemplo perfecto de lo mucho que puede costar tener una relación de pareja confiada si has desarrollado apego evitativo en tu infancia, mezclado con su necesidad de conectar. Lo suyo sería un baile ansioso-evitativo. Marcada por una familia desestructurada y una crianza muy complicada, la joven ha sobrevivido mientras evitaba, en lo posible, confiar en nadie.

En el caso de Maeve, el apego seguro es para ella algo desconocido. Y, sin embargo, esa es justo la mejor herramienta a la hora de tener una relación de pareja sana y feliz.

Sin embargo, no todo está perdido. Como explica Sonia Ruiz, psicóloga experta en autoestima, dependencia y apego, “afortunadamente los estilos de apego no son inmutables, no son una condena de por vida”. Ella nos explica cómo conseguir un apego seguro para disfrutar sin miedo del amor.

TE PUEDE INTERESAR

Qué es el apego seguro

El apego se construye en la infancia pero nos determina buena parte de la vida de adultos. Por eso es importante saber qué tipo es el que tenemos y cómo trabajarlo. Como explica Sonia Ruiz, consiste “en el vínculo emocional que se establece entre los niños y sus cuidadores desde el momento en que llegan al mundo”.

Esa forma de relacionarse es la que va a ofrecer, o no, la seguridad al recién nacido en sus primeros años de vida. Si se establece un apego seguro, se sientan las bases para un futuro seguro. “Cuando ese vínculo emocional es positivo, los cuidadores son sensibles a las necesidades del bebé , ofrecen consuelo, protección y están disponibles habitualmente, en el niño se desarrolla una sensación de confianza y seguridad, que es lo que llamamos apego seguro”, señala la experta.

Cómo nos influyen los apegos en nuestras relaciones

Como experta en apego, Ruiz subraya que “el apego seguro es un regalo para la vida porque nos ayuda a relacionarnos de una forma sana con los demás. A mirarnos a nosotros mismos de una forma amable y confiar en nuestras propias capacidades. También a saber gestionar nuestras emociones y a protegernos de lo que nos hace daño. Como por ejemplo las relaciones tóxicas”, enumera.

Tener apego seguro, o no, además, tiene una gran influencia en nuestras relaciones de pareja. “Cuando el vínculo no nos proporcionó suficiente seguridad y confianza, desarrollamos un apego más inseguro”, apunta la psicóloga. En ese caso “vamos a sentir que tenemos unas carencias emocionales importantes y eso lo vamos a trasladar al mundo de las relaciones”.

Esa inseguridad a la hora de amar y de confiar puede provocar que nos surjan miedos cuando nos vinculamos en pareja. “Vamos a estar sufriendo miedo a que nos abandonen, a que nos rechacen, a sentirnos solos, a ser heridos emocionalmente…”, advierte Ruiz. El motivo es que, en nuestra infancia, “aprendimos que las relaciones no son seguras, y que no podemos confiar ni en nosotros mismos ni en los demás”. Esa herida permanece con nosotros hasta que la sanemos. La buena noticia es que se puede conseguir.

Diferencias según apego al enfocar tu relación

Hay bastantes diferencias entre una persona que tiene apego seguro y una que no a la hora de enfocar y vivir su relación de pareja. “La persona con un apego seguro va a ser más probable que confíe en su pareja, que tenga una visión realista del amor, que se sienta cómoda expresando sus emociones y sus necesidades”, admite Ruiz. Por eso, si tienes apego seguro te será más sencillo resolver los conflictos de una forma saludable, disfrutar tanto de tu relación de pareja como de tu propia autonomía y poder centrarte en sus propios proyectos personales, recalca.

Sin embargo, la profesional aclara que la persona con un apego más inseguro o ansioso, “va a tender a idealizar las relaciones, a vivirlas con mucha más intensidad, como si estuviera en una montaña rusa emocional”. Por ello, este tipo de apego hace que la persona coloque a su pareja en el centro de su vida, “todo gira en torno a ella”. También es frecuente que se tenga dificultades para confiar en la pareja. “Eso puede dar lugar a comportamientos como la necesidad de control y la búsqueda continua de conexión, de sentirse visto y valorado por la otra persona. Todo esto lo que supone es un gran nivel de sufrimiento, claro”, advierte Ruiz.

Cómo conseguir el apego seguro

Sin embargo, aunque no se haya tenido un apego seguro en la infancia, ni mucho menos está todo perdido. Como subraya Sonia Ruiz, “los estilos de apego no son inmutables, sino que pueden modificarse en función de las experiencias que vivimos”. Por ello, explica que el apego seguro se puede conseguir de dos formas diferentes.

“Por un lado, de forma natural en la infancia, pero también a través de lo que se llama seguridad ganada, que consiste en generar experiencias nuevas y positivas en las relaciones con los demás y con nosotros mismos”, cuenta. Al experimentar sensaciones de confianza, de calma, de valía en el vínculo con otras personas, la experta destaca que “configuramos también nuestra forma de vernos y nos sentimos, poco a poco, muchos más seguros”.

Cinco pasos para lograr un apego seguro

Como experta en apego, Sonia Ruiz considera que “hay varias formas en las que una persona puede trabajar para desarrollar un apego seguro. Como ponerse en manos de alguien profesional. Pero también podemos avanzar por nosotros mismos”. Estos son los cinco pasos que recomienda seguir en plan práctico para comenzar a generar un apego seguro, superar nuestros miedos y evitar la dependencia emocional.

Crea un diario de emociones. Para empezar a construir un apego seguro, la experta señala que “nos viene genial ser conscientes de nuestros propios patrones de funcionamiento”. Para conseguir detectarlos, “nos ayudaría mucho escribir un diario de emociones y reacciones que nos permita identificar esos patrones”.

Elige bien a tu entorno. Además, la psicóloga anima a “elegir relacionarnos con personas que sacan lo mejor de nosotros, que nos hacen sentir valiosos”.

OTROS TEMAS WELIFE

Mírate con cariño. Sonia Ruiz también alienta a generar una mirada positiva hacia uno mismo. “Consiste en centrarnos en todas las situaciones que hemos sido capaces de superar y reconocer nuestras fortalezas, aprender a establecer límites saludables y a expresar nuestras emociones y miedos desde la calma”, explica.

Cárgate de paciencia. La psicóloga sugiere armarse de paciencia para el proceso. “Porque desarrollar un apego seguro y superar nuestros miedos es un proceso gradual que requiere de tiempo y esfuerzo”, explica pero destaca que “con dedicación y las herramientas adecuadas, ¡por supuesto que puede conseguirse y merece muchísimo la pena!”.

Busca ayuda profesional. Aunque podemos avanzar por nosotros mismos, Ruiz recomienda la terapia psicológica orientada al apego seguro para lograr los mejores resultados y recalca que “conseguirlo es posible”. A por ello.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta