Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

Las Navidades afectan a nuestro bienestar emocional./ Foto: Pexels.

Salud mental

Cómo sobrevivir al estrés de la Nochevieja sin poner en riesgo nuestra salud mental

Ya ha comenzado la cuenta atrás para la Nochevieja. Todo un reto para la salud mental, ya que esta celebración pone a prueba nuestra capacidad para resistir el estrés.

Por María Corisco

28 de diciembre de 2023 / 13:15

Las hojas del calendario de adviento se van pasando y frente a nosotros tenemos el fantasma de las navidades futuras. Si queremos tenerlo todo a punto, no debemos descuidar nuestra salud mental: el estrés que provocan estas fiestas, y especialmente la gran traca de la Nochevieja, puede hacer que terminemos mandando al garete todos nuestros propósitos de año nuevo antes incluso de que dé la última campanada.

No es algo que sea solo propio del Grinch: la desazón que provocan estas fiestas es un fenómeno común y ha sido más que estudiado por la psicología.

Por qué las Navidades tienen efectos negativos

Así lo vemos, por ejemplo, en un artículo titulado Christmas and Subjective Well-Being, en el que se señala que “la Navidad es un acontecimiento crítico en la vida que puede provocar sentimientos de estrés que, a su vez, pueden conducir a una reducción del bienestar subjetivo y a problemas de salud”. Este periodo está relacionado “con una disminución de la satisfacción con la vida y el bienestar emocional”.

TE PUEDE INTERESAR

El asunto puede ir aún más lejos de esa percepción de infelicidad, y llevarnos incluso a provocarnos problemas de salud. Así se ha visto en diferentes estudios, llevados a cabo por sociólogos norteamericanos, en los que se ha puesto de manifiesto que “las vacaciones de Navidad y Año Nuevo son un factor de riesgo de mortalidad cardíaca y no cardíaca”.

Este aumento en el número de muertes por ataque al corazón entre diciembre y enero, señalan los autores, no se debería al frío propio de estas fechas, sino a otros factores, “incluyendo el estrés emocional de las fiestas, los excesos durante la temporada navideña o ambos”. Tanto es así, que se ha terminado por dar nombre a este incremento: es el fenómeno de las Felices Navidades Coronarias y del Feliz Ataque al corazón de Año Nuevo.

Pero ¿por qué nos sentimos más infelices y estresados en un momento en el que todo nuestro entorno gira en torno a la idea de dicha y fraternidad? Tal vez ese sea el punto clave: demasiadas expectativas, a las que, además, se pueden sumar otros factores igualmente estresantes: desde un pico de trabajo a la presión de las reuniones sociales y familiares.

Por qué nos estresa tanto la Nochevieja

Si todas estas circunstancias se comprimen en todo el periodo navideño, el momento más memorable, y que puede que termine por hacernos saltar por los aires, es la preparación y celebración de la Nochevieja:

OTROS TEMAS WELIFE
  • Expectativas elevadas: existe la presión social y cultural para que la celebración de Nochevieja sea especial y memorable. Esto nos puede estresar, sobre todo si sentimos la necesidad de cumplir con ciertos estándares en términos de diversión, compañía y experiencias.
  • Planificación de eventos: muchas personas planifican o asisten a eventos para celebrar la llegada del nuevo año, ya sea en casa, en fiestas, en clubes o eventos públicos. La planificación y coordinación de estos eventos pueden generar estrés logístico y preocupaciones sobre la logística, la seguridad y la diversión para los invitados.
  • Presión social: la presión para tener planes emocionantes y compartir el momento con amigos o seres queridos puede ser estresante. Las comparaciones con las celebraciones de otras personas a menudo surgen en plataformas de redes sociales, lo que puede contribuir a esa sensación de presión social.
  • Reflexión sobre el año que se va: la transición a un nuevo año a menudo lleva a la reflexión sobre los logros y desafíos del año anterior, así como a la formulación de objetivos y resoluciones para el próximo año. Este proceso reflexivo puede generar estrés si nos sentimos insatisfechos con nuestros logros o si enfrentamos incertidumbres sobre el futuro.
  • Preocupaciones financieras: la celebración de Nochevieja a veces implica gastos significativos en cenas, eventos y actividades. Las preocupaciones sobre el presupuesto y las finanzas pueden aumentar durante esta temporada, especialmente si nos vemos presionados para gastar más de lo que podemos permitirnos.
  • Presión para divertirse: existe una expectativa de que la Nochevieja debe ser una celebración llena de diversión y alegría. Para aquellos que no disfrutan de grandes multitudes, ruido o eventos festivos, esta presión puede ser estresante.
  • Riesgos de seguridad: las celebraciones de Nochevieja a menudo involucran fuegos artificiales, celebraciones masivas y consumo de alcohol. La preocupación por la seguridad personal y la posibilidad de enfrentar situaciones arriesgadas también puede contribuir al estrés.

Cómo sobrevivir al estrés de Nochevieja

Para reducir el estrés asociado con la celebración de Nochevieja, los expertos ofrecen los siguientes consejos:

  1. Establecer expectativas realistas: desengañémonos. Una celebración como la Nochevieja está sujeta a mil imponderables que no podremos controlar, así que más vale relajarse. Nuestra fiesta no va a ser como la de Georgina, ni tampoco hace falta que intentemos hacer un menú de estrella Michelin o esperar que nuestro estilismo sea el centro de la velada. Ser realistas es el mejor camino para evitar la decepción y la frustración.
  2. Planificar con anticipación: si dejamos todo para última hora, más fácil será que nos agobiemos y nos encontremos en mitad de un monumental atasco yendo en busca de unos zapatos que combinen con nuestro traje. Planificar también incluye repartir entre otras personas las distintas tareas.
  3. Comunicarse abiertamente con amigos o familiares para definir qué esperamos de esa noche y hasta dónde queremos llegar en la celebración. A veces hay que decirles a los demás que lo importante para nosotros es estar cómodos disfrutando de su compañía.
  4. Priorizar el autocuidado: la forma en que cada persona experimenta la Nochevieja puede variar, y encontrar un enfoque que se alinee con las preferencias y necesidades individuales puede ayudar a hacer de la celebración una experiencia más positiva y significativa.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta