Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

Lo que no cumples puede quedarse en el olvido y al mismo tiempo te puede provocar un conflicto entre tus pensamientos y tus actos./Foto: Zalando.

Salud mental

Por qué debes cumplir siempre todo lo que prometes si quieres mejorar autoestima

¿Sabes por qué las personas intentan modificar sus creencias para alinearlas con sus acciones? Esto se llama disonancia cognitiva y puede ser un impedimento para avanzar.

Por Michelle Avís Melgosa

23 de febrero de 2024 / 08:00

Son muchos los propósitos que una persona se puede plantear a lo largo de su vida. Los que se cumplen, normalmente, te llevan a una recompensa o aprendizaje, pero lo que no cumples puede quedarse en el olvido y al mismo tiempo te puede provocar un conflicto entre tus pensamientos y tus actos. Esto, según María Gómez, psicóloga y divulgadora, se llama disonancia cognitiva. Es una forma de actuar contradictoria que, a la larga, puede provocarte «conductas desadaptativas» como, por ejemplo, «la negación o el autoengaño», según describe en su libro La buena compañía (ed.Planeta).

Seguro que alguna vez has dejado de comprar algo por intentar ahorrar, pero finalmente lo has comprado; o te has propuesto ir al gimnasio o ir a terapia y, finalmente, no lo has cumplido. Estos son algunos ejemplos de la disonancia cognitiva. Se trata de un teoría desarrollada por el psicólogo Leon Festinger, que proporciona una base para entender por qué las personas justifican o modifican sus creencias para alinearlas con sus acciones. Lo que intenta explicar el psicólogo con esta teoría es que hacer algo que va en contra de tus valores o de tus creencias, es decir, pensar una cosa y acabar haciendo otra, genera disonancia.

TE PUEDE INTERESAR

Consecuencias de la disonancia cognitiva

Pero, ¿qué ocurre cuando practicas esta incoherencia constantemente en tu vida? Según explica Gómez en su libro, la disonancia cognitiva es incómoda porque enfrenta nuestras creencias con nuestros actos. Es decir, si eres una persona que considera que es importante hacer deporte a menudo para llevar una vida saludable, pero nunca lo cumples, tus creencias y tus actos están entrando en conflicto. Este hábito, a la larga, te llevará a intentar reducir esa disonancia cognitiva para poder avanzar y para ello, la psicóloga explica que puedes caer en conductas como la negación o el autoengaño. Y esto puede traer mucho sufrimiento.

Cómo empezar a ser coherente con tus creencias

«A pesar de lo complejos que somos y del mundo tan contradictorio que habitamos, resulta que tenemos una tendencia innata a ser coherentes», afirma Gómez. Y para que esto no nos perjudique, en primer lugar, debes intentar dar voz a tus contradicciones. Es decir, «decirlas en alto y reflexionar sobre ellas», explica. Esto, además, te ayudará a aceptarte tal y cómo eres y a actuar con más autocompasión y al mismo tiempo a utilizar un diálogo interno más amable.

Además, hacer una lista de las cosas con las que no estás siendo coherente también te ayudará a identificar el problema de por qué no cumples lo que dices que vas a hacer y te facilitará el camino para empezar a actuar en base a tus propósitos y objetivos. Gómez también recuerda la importancia de permitirte dudar y cambiar de opinión. «Compararnos continuamente con una versión mejorada que no existe no es productivo porque en nuestra imaginación todo va a ser siempre mejor», afirma la autora. Asimismo, esto también aliviará la presión por no llegar a donde pensabas que llegarías y te ayudará a ser más feliz.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta