Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X

Debes poner los límites a lo que cuentas incluso a tu familia o pareja./ Foto: Artknit Studios.

Salud mental

Por qué tienes que dejar de dar explicaciones por todo: esto es lo que tienes que decir para conseguirlo

Justificarte por todo puede ser una señal de que no tienes el control de tu propia vida, según los psicólogos. Estas son las claves para tomar las riendas con total libertad.

Por Michelle Avís Melgosa

7 de febrero de 2024 / 07:30

Dar explicaciones cuando sientes que has hecho algo mal es una señal de querer razonar las cosas y no hacerle daño a los demás. Sin embargo, hay numerosas situaciones en las que no es necesario justificarte demasiado. Hay dos razones principales por las que se suelen dar explicaciones, explica Fabiola Cuevas, psicóloga y creadora del proyecto Desansiedad. La primera, porque necesitas mantener la imagen frente a los demás para sentirte aceptado. Y la segunda, porque te crees responsable y con poder sobre el sufrimiento o felicidad de los demás. En ambos casos, es probable que creas que tus decisiones o lo que haces con tu vida puede influir en las personas que te rodean y te coartes.

Por ello, los psicólogos aseguran que es fundamental que tomes las riendas de tu vida para empezar a vivir la vida que de verdad quieres vivir sin tener que justificarte por ello.

Por qué no hay que dar tantas explicaciones

«Cuando piensas que tienes que dar demasiadas explicaciones pones la responsabilidad en ti. Asumes la culpa y pones esa atribución donde no corresponde», explica Ana Sierra, psicóloga e instructora de meditación.

TE PUEDE INTERESAR

Según la experta, en función de la situación, ya sea en un ámbito laboral, familiar o dentro de una relación, es necesario reconocer cuándo no tienes que extenderte con tus explicaciones, ya que esto genera culpabilidad, y sensación de inferioridad. Lo que ocurre es que te posicionas en una situación jerárquica que no es saludable. «No tienes por qué explicar las decisiones que has tomado si confían en ti», afirma la Sierra.

La incapacidad de dirigir tu vida es otro de los motivos que te impiden dejar de dar explicaciones por todo, afirma Cuevas. Es por ello, que debes transformar ese patrón limitante en libertad para poder seguir tu camino sin justificarte. Para ello hay que aprender a hacerse responsable sólo de ti mismo, asumir las consecuencias de las situaciones a las que te enfrentas, ser flexible y dejar de asumir lo que se espera de ti.

Cómo dejar de justificarte por todo

Según explica Cuevas, una buena forma de hacerte responsable de ti mismo es empezar por considerarte a ti como tu propio referente. Muchas veces, las personas se fijan demasiado en referentes externos, en lo que está de moda, o en lo que hacen sus amigos a su edad. Este tipo de referencias pueden llegar a tener el control sobre ti e influir en tus decisiones y en tu bienestar.

Para aprender a ser tu propio referente y tomar las riendas de tu vida, la psicóloga recomienda que te hagas tus propias ideas de cómo es la vida. Esto consiste en preguntarte a ti mismo qué es lo que quieres hacer en cada momento de tu vida, en lugar de fijarte en lo que hacen los demás.

Otro de los consejos que da la psicóloga para que dejes de dar explicaciones innecesarias es trabajar la paciencia y la valentía a la hora de sentirte expuesto frente a las posibles críticas. Para ello, muchas veces es necesario «morderte la lengua» y, simplemente, analizar la situación antes de llegar a dar ninguna justificación. Se trata de ponerte a prueba más de una vez para darte cuenta de que no es necesario dar explicaciones por todo y esto no supondrá el fin del mundo.

OTROS TEMAS WELIFE

Hacer esta práctica también te ayudará a reprogramar tu mente. Según afirma Cuevas, es una buena forma de romper con ese pensamiento de tener que ser aceptado por los demás o de no poder elegir libremente lo que quieres para tu vida.

Cómo convencerte de que no tienes que dar explicaciones

Frente a esta situación, la psicóloga recomienda la meditación antes de dormir. Esto te ayudará a conectar contigo mismo y a ser más consciente de que no pasa nada por no dar explicaciones siempre. Durante esta meditación, Cuevas propone que hagas un ejercicio que consiste en repetir las siguientes afirmaciones:

  • «Tengo el derecho absoluto de elegir mi vida como quiero vivirla».
  • «Soy responsable de las decisiones que tomo».
  • «Soy libre de decidir lo que para mí es correcto».
  • «Me libero de la necesidad de ser aceptado y amado por los demás».
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta