Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

Tener hobbies, comer de forma equilibrada o socializar son algunas de las cosas que puedes hacer para reducir tu estrés./Foto: Louis Vuitton.

Salud mental

Qué es el Síndrome de Adaptación General: cómo (de bien) responde tu cuerpo al estrés

Saber reconocer las fases por las que pasas en situaciones estresantes es fundamental para calmar y aliviar tu malestar.

Por Michelle Avís Melgosa

15 de febrero de 2024 / 07:30

No parar de oír la palabra estrés por todas partes también es uno de los motivos por los que no consigues deshacerte de sus síntomas. Este estado de tensión física y emocional se ha hecho tan común en la sociedad que incluso se tiende a normalizar. Aunque forme parte de tu día a día, es importante comprender cómo el organismo se adapta y reacciona ante las situaciones estresantes.

Esto es lo que explica el Síndrome de adaptación general. Se trata de un estudio realizado por el médico austrohúngaro Hans Selye, quien analizó la respuesta del cuerpo y la capacidad de las personas para enfrentarse o adaptarse a las consecuencias de lesiones o enfermedades provocadas por el estrés. Este análisis, según afirma la clínica de psicología Mentes Abiertas, sirve para identificar una respuesta fisiológica generalizada que ocurre cuando un organismo se enfrenta a un estímulo estresante.

El Síndrome de Adaptación General consta de tres etapas para poder entenderlo: la fase de alarma, la fase de resistencia y la fase de agotamiento. En cada una de ellas van apareciendo una serie de síntomas provocados por el estrés que se van haciendo cada vez más agudos. Sin embargo, según explican desde Mentes Abiertas, es importante tener en cuenta que este síndrome no aparece únicamente en situaciones de estrés elevado, como eventos traumáticos, estrés crónico o tensiones prolongadas. La falta de tiempo para la recuperación también puede desencadenar en la respuesta del estrés en el cuerpo, lo que puede tener un impacto negativo en la salud mental a largo plazo.

TE PUEDE INTERESAR

Las fases del Síndrome de Adaptación General

  • Fase de alarma: aquí es cuando el cuerpo reconoce por primera vez el estímulo estresante y activa una respuesta de lucha o huida, explica este síndrome. En esta fase el sistema simpático se activa y se liberan las hormonas del estrés como el cortisol o la adrenalina. Esto es lo que prepara al cuerpo para hacer frente a la situación que te está generando ese estrés. Se aumenta la frecuencia cardíaca y se eleva la presión arterial.
  • Fase de resistencia: esta llega si la situación que te genera estrés persiste. Aquí el organismo intenta adaptarse al estrés y mantener una respuesta fisiológica equilibrada. Sin embargo, el cuerpo despliega más recursos para hacerle frente a la situación y esto puede llevar al desgaste de órganos específicos.
  • Fase de agotamiento: esta es la fase más aguda del estrés. Los recursos del cuerpo para hacerle frente se agotan y los mecanismos de adaptación comienzan a fallar. Aquí es cuando el sistema inmunológico se debilita, aumenta el riesgo de enfermedades y empiezan a aparecer síntomas como la fatiga, depresión, ansiedad o trastornos del sueño.

Cómo manejar el estrés

Una vez conoces las fases por las que puede pasar tu mente y tu cuerpo para defenderse de las situaciones estresantes, toca ponerle freno. Para ello, los psicólogos de Mentes Abiertas recomiendan algunas estrategias para aprender a manejar el estrés y prevenir la fase tres del Síndrome de adaptación general.

OTROS TEMAS WELIFE

Identificar las fuentes de estrés es fundamental para comprender la causa de este estado. Estas pueden ser personas, situaciones o incluso pensamientos. Una vez las tengas asimiladas, es necesario practicar técnicas que te ayuden a relajarte, pero también saber poner límites. Para ello, debes aprender a decir «no» cuando te sientas abrumado o sientas que tus límites personales te están superando, explican los psicólogos.

Cuidar tu bienestar físico y practicar el autocuidado también son dos de las recomendaciones que los psicólogos consideran fundamentales para saber manejar el estrés. Esto consiste en practicar un estilo de vida que conlleve una alimentación saludable y equilibrada, ejercicio regular y, por supuesto, dedicarle el tiempo suficiente al sueño.

También es importante hacer planes que te relajen como, por ejemplo, hacer tu hobbie favorito, leer, escuchar música, o ir a darte un masaje que consiga que te olvides por un rato de tus pensamientos negativos. Y por supuesto, también debes buscar el apoyo social. El papel de tu familia, amigos o profesionales de la salud es importante, ya que pueden ayudarte a aliviar la carga emocional y brindarte perspectivas y consejos valiosos, aseguran desde Mentes Abiertas.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta