Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Has metido la pata, así que toca ser responsable y poner remedio a la situación./ Foto: Banana Republic.

Mente

Las seis palabras que tienes que evitar si no quieres que tu relación se rompa

Recurrir una y otra vez a la frase «no te preocupes, ya lo solucionaremos» sin tomar ninguna medida real para arreglar la situación hará que tu pareja, socio o amigo dejen de confiar en ti.

Por Marcos López

10 de mayo de 2024 / 13:00

Tu pareja está muy enfadada. Y no le falta razón. Has tomado una decisión sin pensar en las consecuencias. En las complicaciones que, como habíais discutido y sabiamente te había señalado, podían surgir. Pero te dejaste llevar por el optimismo y negaste que pudiera aparecer el problema que, ahora, os toca afrontar. A los dos. Así que es el momento de calmar los ánimos. De quitar hierro al asunto. De recurrir a la frase «no te preocupes, ya lo solucionaremos». Otra vez. Y los dos sabéis muy bien que luego no harás nada. Ya no es enfado, es pura ira. Tu relación pende de un hilo.

En realidad, estas seis palabras pueden poner en riesgo cualquier tipo de relación. De pareja, de trabajo o de amistad. Si bien buscan un efecto tan positivo como es aportar esperanza y seguridad en un momento difícil, utilizarlas de forma vacía puede resultar contraproducente.

De hecho, explica Elena Jiménez, psicóloga clínica, «de emplearla de forma repetida sin que vaya acompañada de una acción significativa, la frase acabará probablemente erosionando la confianza de tu pareja, compañero o amigo y dañando vuestra relación». Así puedes evitar que tu relación se estropee por esto.

No te excedas en tu optimismo

Afrontas el futuro con positividad. Quizás demasiada. Así que te has excedido con algunos gastos que podrían lastrar tu situación económica, ya de por sí no demasiado saneada, en el futuro. Pero mañana será otro día y vendrán tiempos mejores. Los hados se pondrán, como deben, de tu parte. Así que, ¿por qué no daros otro capricho, y de los caros? Tu pareja no está conforme, pero respondes a sus inquietudes con un «no te preocupes, lo solucionaremos». Y das el paso.

No te servirá de nada

Pero ha pasado el tiempo y el cántaro de la lechera, como en el cuento, se ha vuelto a romper. Vuestras deudas son excesivas y no has solucionado nada. Las seis palabras con las que procuraste alivio, aun temporalmente, a las preocupaciones de tu pareja han caído en saco roto. Da igual. El ambiente está demasiado tenso y recurres, una vez más, a la manida frase. Lo que ya no sirve de nada.

Dejará de confiar en ti

Como indica Elena Jiménez, «confirmada que la seguridad prometida en la frase era falsa e irreal, sólo provocará que tu interlocutor sienta mayor frustración y desconfianza». Tu crédito, y no sólo el económico, se ha ido por el sumidero. Tu falta de credibilidad ha mermado vuestra comunicación y tu pareja empieza a replantearse vuestra relación.

Tu negocio se irá al traste

Lo mismo vale para las relaciones laborales. La falta de seriedad en la planificación, la pretensión de capear sobre la marcha todos los problemas –no únicamente los imprevisibles, sino sobre todo los (muy) previsibles– según surjan y sin contar con una estrategia concreta para afrontarlos, ampararse en un «ya lo solucionaremos» como si fuera una fórmula mágica, puede echar por tierra cualquier negocio.

Y lo mismo sucede con las relaciones de amistad, que igual que sucede con las parejas basan sus cimientos en la confianza mutua.

OTROS TEMAS WELIFE

Sé realista y maduro

Igual que no hay que dejarse llevar por el optimismo desmedido, tampoco hay que ser agorero y agobiarse por absolutamente todo. Dejar que los pensamientos negativos tomen las riendas provocará que te bloquees y, superado por el miedo, nunca hagas nada. Hay que ser realista. Ampararse en el raciocinio y la madurez, no permitiendo que sea únicamente el corazón, y no la cabeza, el que tome las decisiones.

Acompaña tus palabras con acciones

Tampoco se trata de que no busques el consuelo de tu pareja, socio o amigo. Ofrecer tranquilidad y optimismo, refiere la experta «es muy útil en cualquier tipo de relación, pero resulta igualmente importante que todas las partes respalden sus palabras con acciones y se esfuercen para abordar los retos y desafíos». ¿Has vuelto a decir las seis palabras? Demuestra que, esta vez sí, pelearás por arreglar la situación.

Es tu responsabilidad

Y es que se trata de una cuestión de responsabilidad. Recuerda: tú tomaste la decisión y tú asumiste el riesgo, así que te toca a ti ponerle remedio. Y cuanto antes mejor. Reconoce tu error, cambia un «lo arreglaremos» por un «lo arreglaré» y especifica el cómo y el cuándo. Sólo así procurarás a tu pareja un alivio sincero sin mermar tu credibilidad y vuestra comunicación.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta