Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X
quedarse-demasiado-tiempo-en-casa

Pasar mucho tiempo en casa afecta al estado de ánimo./ Foto: El diario de Bridget Jones.

Cuerpo

Sal a la calle: esto es lo que puede pasarte si pasas demasiado tiempo encerrado en casa

No hace falta que desarrolles la «fiebre de la cabaña». Privarte de la luz del sol hará que caigan tus niveles de vitamina D, lo que a largo plazo será muy perjudicial.

Por Marcos López

28 de enero de 2024 / 12:34

No tienes ninguna necesidad de pisar la calle. Teletrabajas desde casa, haces todas tus compras online y tienes una cinta de correr o unas pesas que levantar para hacer ejercicio. También un mullido sofá y una gran colección de libros. ¿Por qué vas a salir cuando hace tanto frío afuera? Todo el mundo se autoimpone algún confinamiento voluntario algún que otro fin de semana para poner su casa en orden y aislarse del mundo exterior. Pero cuidado: cuando estos pocos días se transforman en semanas e, incluso, meses, pones en riesgo tu salud tanto física como mental.

Ya a principios del siglo XX, los estadounidenses acuñaron el término «fiebre de la cabaña» para definir el estado mental y emocional que sufrían las personas condenadas al aislamiento y la soledad durante los inviernos, tan largos como duros, que azotan el norte de su país. Pero cada persona es un mundo y no hace falta permanecer encerrado durante tanto tiempo para desarrollar este estado psicológico –al contrario que la agorafobia, no es una enfermedad ni un trastorno psiquiátrico.

Estas son las consecuencias a las que puede llevar autoconfinarse sin motivo.

TE PUEDE INTERESAR

Déficit de vitamina D

Privarte de la luz del sol tiene entre sus consecuencias más inmediatas un déficit de vitamina D. Lo que a largo plazo tiene efectos muy perniciosos. Dada su implicación en la absorción del calcio –necesario tanto para los huesos como para los músculos– y otras funciones como el control de la presión arterial y la regulación de la respuesta inmune y del sistema hormonal, esta vitamina es absolutamente imprescindible para el organismo.

Por lo tanto, la clave está en el astro rey. Sin embargo, y por muy paradójico que resulte, España, Portugal e Italia se sitúan a la cabeza de los países europeos con mayores tasas de avitaminosis D. En el centro y norte del viejo continente están más que acostumbrados a añadir suplementos de esta vitamina a muchos de sus alimentos. No así en el sur: sal a la calle y date un baño de sol –aunque esté escondido detrás de las nubes.

Problemas de sueño y mal estado de ánimo

Tomas una pastilla que te recetó tu médico y que te ayuda a tener los niveles de vitamina D bajo control, por lo que insistes en quedarte en casa. Y con el transcurrir del tiempo, estás cada vez más irritable y cansado. Te cuesta dormir y, además de desmotivado, estás completamente aburrido.

OTROS TEMAS WELIFE

Quiénes son los más afectados

Le puede pasar a cualquiera. Nadie es inmune a esta fiebre de la cabaña. Lo que sí parece es que las personas más proclives a padecerla son aquellas con trabajos altamente estresantes, que viven solas y tienen antecedentes de problemas de salud mental. También las extrovertidas, por lo general más dependientes de las relaciones sociales.

Ponle fin

¿Tienes los síntomas? Ha llegado el momento de ponerles remedio:

  • Márcate una rutina que te estimule física y mentalmente y te obligue a tener un mínimo contacto social. Algo tan fácil como programar una videollamada para comentar con un amigo las últimas noticias o el libro que acabas de terminar. Cada dos o tres días y siempre a la misma hora. Los días de espera se pasarán volando y mejorará tu estado de ánimo.
  • Deja de lado la negatividad. No te ves capaz de pisar la calle, lo que implica que prescindes de muchas actividades que te hacían sentir bien. Pero aún quedan muchas cosas positivas en tu vida. Coge un cuaderno y anótalas. Poco a poco irás desterrando tu pesimismo.
  • Sé creativo. Saca las acuarelas, ponte el mandil o afila el lápiz y ponte a escribir. Todo vale para derrotar al tedio.
  • Todo tiene remedio. Aunque no lo creas, se trata de una situación temporal. Puede que no acabe mañana, ni dentro de un par de días, pero no te agobies. Además, no hay mal que por bien no venga, y si afrontas la situación con optimismo aprenderás una lección valiosa y saldrás reforzado.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta