Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Las relaciones con los demás son uno de los pilares de la felicidad./ Foto: Tommy Hilfiger.

Mente

Cómo aprender a conectar con los demás para no volver a sentirse solo

Cuidar la conexión con los demás proporciona numerosos beneficios, como un cerebro sano y un menor índice de masa corporal.

Por Paka Díaz

16 de mayo de 2024 / 17:00

Al preguntarle al neuropsicólogo Saul Martínez-Horta, autor del fascinante libro sobre el cerebro Dónde están las llaves, cuál sería su recomendación para mantener el cerebro sano, respondió sin dudarlo: “Usarlo para aquello para lo que está creado: interactuar con los demás”. El especialista se refería a la importancia de promover la conexión con los demás en tu día a día. Además de mantenerlo con un funcionamiento óptimo, como si lo engrasaras, aumenta el bienestar.

Un estudio publicado en la revista Journal Proceedings of the National Academy of Sciences señalaba que quienes cuidan sus relaciones interpersonales consiguen, entre otras cosas, mejor salud, una presión arterial equilibrada y un menor índice de masa corporal. Además, es la herramienta principal para no sentirse solo y proporciona otros múltiples beneficios. Se trata de generar vínculos con otras personas. Pero, ¿qué ocurre cuando no sabes crear y cuidar de estos vínculos?

La importancia de conectar con los demás

Responsable de una popular TED Talk sobre cómo conectar con otros seres humanos, la coach y experta en inclusión Amber Cabral destaca la importancia de interactuar con otras personas y los beneficios que conlleva, no sólo personales, sino colectivos: «La verdadera inclusión es la capacidad de crear un ambiente donde las personas puedan conectarse y ser valoradas por lo que son, en lugar de ser excluidas por lo que no son.”

TE PUEDE INTERESAR

Según señala Cabral, la conexión con los demás supone un desafío que conduce a salir de la zona de confort, para abrirnos y a ser vulnerables, algo que te puede hacer más fuerte. Pero también nos brinda la oportunidad de crecer y aprender.

Además, los beneficios de hacerlo se extienden a lo largo de la vida. “Cuando nos tomamos el tiempo para conectarnos con los demás, sembramos las semillas para relaciones que pueden perdurar y prosperar a lo largo del tiempo”, recalca. De ese modo, se combate la soledad con la mejor arma: otras personas.

Beneficios de conectar con los demás

La conexión humana posee un poder transformador en la vida de las personas ya que genera bienestar. «La conexión genuina con los demás no sólo fortalece nuestras relaciones personales, sino que también contribuye a un mayor bienestar emocional y mental”, apunta. Entre otras cosas, porque la experta explica que, cuando nos conectamos con otra gente, con diferentes perspectivas y experiencias, ampliamos nuestra comprensión del mundo y nos volvemos más empáticos y compasivos.

Pero, además, un estudio de la Universidad de Sichuan en China señala que promover la conexión con los demás puede llegar a retrasar la muerte hasta un 204%. Entre otras razones porque socializar supone uno de los mejores estímulos para nuestro cerebro, ya que le propone retos continuos.

Mantenerlo activo es la mejor forma de cuidarlo. Además, relacionarse con los demás reduce el estrés y mejora la salud cardiovascular. Y en la madurez es fundamental, ya que previene el deterioro cognitivo.

Siete pasos para conectar con otras personas

La experta en inclusión Amber Cabral propone siete pasos sencillos para fomentar la conexión con los demás. Estas claves pueden ayudarte a construir relaciones más sólidas con otras personas para sentirte menos solo y, de paso, activar todos los beneficios de socializar. «Conectar con los demás no solo amplía nuestra red, sino que también enriquece nuestras vidas”, señala la experta. Lo hace porque permite “compartir experiencias, aprender unos de otros y crear un sentido de comunidad y pertenencia”.

Escuchar activamente. Lo primero es prestar atención completa a lo que la otra persona está diciendo. Para ello, conviene no interrumpir a quien estás escuchando, ni emitir juicios sobre lo que está diciendo.

Mostrar empatía. Sin juzgar, sí que hay que demostrar, sin embargo, comprensión y preocupación genuina por los sentimientos y experiencias de la otra persona. La empatía es una muestra de inteligencia emocional.

Compartir historias personales. Una vez se ha escuchado, toca abrirse y compartir experiencias propias para fomentar la conexión y la confianza.

Buscar puntos en común. Identificar intereses, valores o experiencias compartidas ayudar también a fortalecer el vínculo con otras personas.

OTROS TEMAS WELIFE

Generar un espacio seguro. Para que la otra persona se sienta cómoda para ser auténtica y expresarse libremente hay que proporcionarle un entorno donde se sienta segura.

Mostrar gratitud. Reconocer y valorar las contribuciones y perspectivas de la otra persona ayuda a que se sienta cómoda. Pero también es muy recomendable darle las gracias por abrirse a ti

Comprometerse con acciones. No se trata tan solo de escuchar sino de dejar que la persona participe en tu vida y tú en la de ella. Se pueden proponer planes conjuntos y, si es el caso, “trabajar juntos para abordar desafíos y promover cambios positivos en la comunidad o el entorno compartido”, señala la especialista en inclusión.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta