Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS He estado en los campos de lavanda donde nacen los pefumes más relajantes

X

La distancia es una de las principales señales de que algo va mal en la relación./ Foto: Oxford Shop.

Mente

¿Tu pareja está perdiendo el interés? Estas son las señales que alertan de que algo no va bien

Las relaciones pueden no durar para siempre, y en caso de que uno de los miembros de la pareja no se esfuerce para mantenerla, se derrumbará.

Por Marcos López

19 de marzo de 2024 / 07:30

Estáis hechos el uno para el otro. Tal es así que lleváis años, incluso décadas, juntos, y habéis superado las zancadillas que la vida, caprichosa, os ha puesto en el camino. Además, el fuego que encendió vuestra pasión siempre ha ardido con fuerza. También en los malos momentos. Pero algo ha cambiado: tu media naranja, con la que siempre has compartido todo, lleva tiempo esquiva y distante. Y de no poner remedio, todo irá a peor.

Isiah McKimmie, sexóloga y terapeuta de parejas, explica que «cuando estás en una relación piensas que va a durar para siempre, pero sólo durará el tiempo en el que ambos trabajéis para mantenerla. Si uno de los dos deja de hacerlo, acabará derrumbándose». Te contamos cuáles son las señales que alertan de que tu pareja está perdiendo el interés en la relación, según la experta.

No se comunica como antes

No teníais secretos. Siempre os lo habéis contado todo. Pero de un tiempo a esta parte, tu pareja no es tan comunicativa como antaño. Y no sólo en lo que respecta a la frecuencia, respondiendo, de hacerlo, tarde a tus mensajes. También en cuanto a la calidad: abusa de los monosílabos, suele contestar con respuestas vagas y evita toda conversación profunda. Y cuando quieres entablar una conversación, se parece más a un monólogo. O a un interrogatorio.

TE PUEDE INTERESAR

Se mantiene distante

No es sólo que no comparta lo que hace o piensa: se mantiene continuamente distante. Y no sólo emocionalmente: también esquiva, en la medida de lo posible, vuestros encuentros. Incluso en el domicilio. Y cuando, como acostumbrabais, buscas su apoyo y ayuda para resolver un problema, siempre mira para otro lado, como si ya no te concerniera.

No quiere tu apoyo ni tu consejo

La vida no es siempre amable y tu pareja, como le ocurre a tu relación, vivirá momentos malos. Pero tú no lo sabrás porque no te lo contará. Esa búsqueda de apoyo no es recíproca y, en lugar de acudir a ti, recurrirá a terceras personas. Como si tu consejo no tuviera ningún valor, lo que hará que te sientas excluido.

No hace más que discutir

Es aún peor. Puede que tu pareja haya adoptado una actitud callada y reservada, pero nunca pierde la oportunidad para iniciar una discusión. Está continuamente a la defensiva y no deja de criticar todo lo que haces. Cualquier nimiedad es excusa para que se lance a despotricar. Siempre habéis solventado vuestros conflictos de forma sosegada y comprensiva, pero ahora vivís en una tensión constante y vuestro hogar se ha convertido en una zona de guerra.

Evita el contacto físico

Disfrutabais de una vida íntima envidiable. Sin embargo, se niega a tener ningún tipo de contacto físico. Y no es sólo que evite las relaciones sexuales. Todas las parejas pasan por etapas en las que, con independencia de la razón, ver reducida la asiduidad de sus encuentros carnales. Es que cualquier muestra de afecto, como sería un beso, un abrazo o cogerse de la mano, le resulta molesto.

No propone ni decide nada

También planificabais y decidíais todo juntos. Como un equipo. De hecho, solía ser quien llevaba el peso de la pareja a la hora de sugerir actividades que tanto os gustaba compartir. Pero ahora toda la responsabilidad recae exclusivamente sobre ti. Se ha convertido en una persona indiferente y pasiva. Y no importa lo que propongas: todo le da igual.

Te oculta cosas (y te miente)

Da igual que le preguntes sobre qué piensa hacer, adónde va a ir o con quién ha quedado. Sus respuestas son siempre evasivas. De hecho, no es únicamente que te oculte información: ya le has pillado mintiéndote. ¿Ha encontrado otra persona con la que llevar a cabo esos planes que antes compartíais? La confianza, que nunca la sospecha, es uno de los pilares de toda relación. Parece que lleve una vida secreta, y tú no estás en ella.

OTROS TEMAS WELIFE

Pero no hace falta llegar a estos extremos. La experta recuerda que «no hace falta engañar a una persona para perderla. También se puede perder por una falta de comunicación, de atención y de respeto. No es siempre lo que haces. A veces se trata de lo que no haces».

No ve un futuro juntos

Habíais planificado vuestra vida juntos y aún os quedan muchas metas por alcanzar. No importa: su compromiso se ha congelado y nunca tiene tiempo para hablar de vuestros sueños compartidos. El medio y largo plazo como pareja han dejado de existir y sólo le despiertan apatía. Por lo que a tu pareja respecta, vuestras ilusiones futuras parecen haberse ido por el desagüe.

Sólo se interesa por sí mismo

Pero que los sueños comunes hayan dejado de existir para él o ella, no significa que carezca de sueños propios. Simplemente ha cambiado de prioridades. Que vuestra vida en pareja no avance no quiere decir que no quiera, y busque, hacerlo. Individualmente. Antepondrá sus intereses personales, sociales y laborales a la relación, lo que a la larga resultará insostenible. Como concluye Isiah McKimmie, «tenemos que hacer de la relación una prioridad. Tenemos que dedicarle tiempo. No podemos simplemente darle el tiempo que nos queda al final del día y esperar que prospere».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaDuchas diarias

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta