Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

¿Necesitas la aprobación de los demás para sentirte seguro? / Foto: Tommy Hilfiger.

Salud mental

Qué es la heteroestima y por qué tienes que vigilarla para tener más seguridad

Si dependes de la valoración, reconocimiento y aprobación de los demás para sentirte bien contigo mismo, puede que tengas un problema de heteroestima.

Por María Corisco

8 de marzo de 2024 / 13:15

Es frecuente oír hablar de si una persona tiene alta o baja la autoestima y cómo repercute eso en sus relaciones, en el ámbito laboral y en su bienestar emocional. Pero hay otro concepto del que no se suele hablar, y que va también muy ligado a la opinión que cada persona tiene de sí misma. Es la heteroestima.

“Ambas representan dos formas diferentes de evaluarnos y valorarnos a nosotros mismos, pero no son necesariamente opuestas”, explica la psicóloga Esther Cantos, y detalla sus diferencias:

  • Heteroestima: “Este concepto hace referencia a la valoración o aprecio que una persona tiene de sí misma basada, principalmente, en la aprobación o desaprobación que recibe de los demás”. En otras palabras, la autoestima de alguien está determinada, en gran medida, por la forma en que otras personas lo perciben y lo evalúan.
  • Autoestima: se refiere a la valoración y aprecio que una persona tiene de sí misma basada en su propio juicio, percepción y autoevaluación. “La autoestima se basa en la confianza y el respeto hacia uno mismo, independientemente de la aprobación o desaprobación de los demás. Una persona con una autoestima saludable tiene un sentido positivo de sí misma y se valora a sí misma por quien es, no por la forma en que otros la ven”.
TE PUEDE INTERESAR

Así, aunque la heteroestima y la autoestima representan diferentes enfoques para evaluar el propio valor, no son necesariamente opuestas. “Una persona puede tener una alta heteroestima y una baja autoestima si depende en gran medida de la aprobación externa para sentirse bien consigo misma. Por otro lado, una persona puede tener una autoestima saludable y una baja heteroestima si confía en su propio juicio y se valora a sí misma independientemente de la opinión de los demás”.

Cómo se manifiesta la heteroestima

Puede haber múltiples variantes y ámbitos en los que el concepto que una persona tiene de sí misma o de su trabajo depende del juicio y valoración de los demás:

  • Redes sociales: lo ves constantemente: muchas personas basan su autoestima en la cantidad de «me gusta», comentarios positivos o seguidores que reciben en plataformas como Instagram, Facebook o Twitter.
  • Ambiente laboral: algunas personas, incluso muy brillantes profesionalmente, pueden basar su autoestima en la retroalimentación que reciben en el trabajo, como el reconocimiento de sus superiores, los aumentos de sueldo o los elogios de sus colegas.
  • Relaciones interpersonales: en las relaciones personales, ya sean amistades, familiares o románticas, también puede asomar la heteroestima y hacer que tengas una dependencia excesiva de la aprobación de los demás. Para sentirte bien contigo mismo, puedes necesitar que tu madre te dé su visto bueno a tu nuevo corte de pelo, que tus amigos valoren positivamente el restaurante que has elegido o que tu pareja te haga un elogio.
  • Expectativas culturales o sociales: las normas culturales o sociales pueden influir en la forma en que te valoras. Por ejemplo, la presión para cumplir con ciertos estándares de belleza, éxito profesional o estatus social puede hacer que busques constantemente la aprobación externa para sentirte valioso.

El síndrome del impostor

En determinadas ocasiones, como a menudo sucede en el ámbito laboral, la heteroestima va asociada al síndrome del impostor, explica la psicóloga: “Ambos afectan la autoevaluación de una persona y su necesidad de validación externa para sentirse valiosa y competente”.

El síndrome del impostor se refiere a un patrón de pensamiento en el que una persona duda constantemente de sus habilidades y logros, sintiéndose como un «impostor» que no merece el éxito que ha alcanzado. Las personas que experimentan este síndrome suelen atribuir su éxito a factores externos, como la suerte o el engaño, en lugar de reconocer sus propias habilidades y esfuerzos.

OTROS TEMAS WELIFE

“He encontrado a profesionales con mucho talento que saben que hacen bien su trabajo, pero, aun así, no terminan de creerse que han resuelto un proyecto o defendido con brillantez una exposición hasta que no reciben el elogio de los demás. Es entonces cuando verdaderamente sienten que lo han hecho bien”, apunta Cantos.

Cómo pasar de la heteroestima a la autoestima

Pasar de la heteroestima a la autoestima implica un proceso gradual de cambio en la forma en que una persona percibe su propio valor, independientemente de la aprobación o el rechazo de los demás. Estos pasos pueden ayudarte en este proceso.

  1. Autoconocimiento: tómate tiempo para reflexionar sobre quién eres realmente, cuáles son tus fortalezas, debilidades, valores y metas personales. Conocerte a ti mismo te permite desarrollar una base sólida para construir tu autoestima.
  2. Desafiar creencias negativas: identifica y cuestiona las creencias negativas sobre ti mismo que pueden haber sido internalizadas a lo largo del tiempo. Cuestiona la validez de estas creencias y reemplázalas por pensamientos más realistas y positivos sobre ti mismo.
  3. Fomentar la autocompasión: en lugar de ser duro contigo mismo cuando enfrentas desafíos o cometes errores, practica la autocompasión. Reconoce que todos cometemos errores y que el fracaso es parte del proceso de aprendizaje y crecimiento.
  4. Establecer límites saludables: aprende a establecer límites saludables en tus relaciones interpersonales. No te sientas obligado a complacer constantemente a los demás o a buscar su aprobación a expensas de tu propia felicidad y bienestar.
  5. Desarrollar habilidades de afrontamiento: aprende y practica habilidades de afrontamiento efectivas para lidiar con la crítica y el rechazo de los demás. Esto puede incluir técnicas de respiración, meditación, o buscar el apoyo de amigos, familiares o un profesional de la salud mental.
  6. Celebrar tus logros: reconoce y celebra tus logros, por pequeños que sean. Esto te ayudará a fortalecer tu autoconfianza y a reconocer tu propio valor independientemente de la aprobación externa.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta