Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Tres son multitud, y la sombra de su ex no dejará que progrese vuestra relación./ Foto: Sexo en Nueva York.

Mente

Cómo saber si tu pareja piensa en su ex: estas son las señales que lo demuestran

Todo lo que haces le recuerda a su ex pareja, con la que te compara continuamente sin dejar de halagar lo muy bien, o lo muy mal, que lo hacía todo. Es el momento de que os sentéis y lo habléis.

Por Marcos López

8 de mayo de 2024 / 17:00

Tu relación con tu pareja va viento en popa. Cada día que pasas os sentís más compenetrados, lo que refuerza tu certeza de que, por fin, has encontrado a tu media naranja. Pero hay algo que te preocupa: tu pareja no deja de hacer referencias a lo bien, y a lo mal, que le fue en su última relación. Parece como si no fueras la única persona que ocupa su mente. Que no eres protagonista de su vida. Tanta alusión a su ex te sugiere que sigue viviendo en el pasado, que no superó su ruptura. Que la página en la que escribís vuestra historia juntos no estaba, como debería, en blanco.

En realidad, no importa que, como explica Paige Moyce, coach experta en relaciones y rupturas sentimentales, «el amor no sea la verdadera razón por la que una persona piense todavía en su ex al cabo de meses o, incluso, años». Tres son multitud, y la alargada sombra de su persona antaño tan querida no deja que progrese vuestra relación. Te contamos las señales que alertan de que tu pareja sigue pensando en su ex.

Todo lo que haces le recuerda a su ex (y te lo cuenta)

Hablar de relaciones pasadas no es malo: os ayuda a conoceros mejor. El problema viene cuando se convierte en la norma. Cuando todo lo que ocurre parece que le recuerda a su ex y te lo hace saber. ¿Vas a hacer algo anodino de tu día a día? Por ejemplo, beber un vaso de agua. Pues su ex también bebía agua. Y en vaso. Y ahí viene para contártelo.

TE PUEDE INTERESAR

Intenta que te parezcas a su antigua pareja

Pero no es sólo que no pare de ver a su ex en todo lo que haces. No deja de compararos. Todo el tiempo. Y no importa que triunfes en la comparación. ¿Por qué tienes que competir con alguien con quien, supuestamente, pasó página? Y también pretende, aunque tú no seas del todo consciente, que te parezcas a su antigua relación. Cada vez más. Ese jersey que te acaba de regalar, ¿no es exactamente igual al que lucía su ex en esa foto que llegaste a ver?

Conserva todo lo que le regaló

Tú también le haces presentes. Incluido un jersey con el que buscas reemplazar ese «espanto» que tanto le gusta llevar. Por la sencilla razón de que se lo regaló su ex. Como tantas cosas inútiles que encuentras por todas partes. Y si tanto le cuesta desprenderse de esos artículos sin ningún valor –o peor aún, con valor sentimental para tu pareja–, ¿qué conservará que sea realmente importante? Por ejemplo, los pensamientos que no dejan que ocupes en su mente en lugar que te corresponde.

Reacciona mal ante cualquier observación a su ex

No cabe duda: el jersey es (muy) feo. Pero no se te ocurra decirlo en voz alta. Y no sólo porque puede dar a entender que sientes inseguridad. Todo pensamiento negativo que verbalices sobre su ex, como en este caso su mal gusto con la ropa, será tomado como una crítica feroz. Tu pareja reaccionará muy mal y sacará las garras. Tenéis que sentaros a hablar.

Lo hacía todo bien (pero tú no)

Y es que su otrora pareja era, simplemente, perfecta. Y no es que en un ejercicio de diplomacia hable bien de su ex porque aún le guarde cariño. Es que no para de repetir lo bien que lo hacía todo. Lo que, dado que tú no recibes esos halagos, podría sugerir que lo haces todo mal. Y si su antigua pareja era tan ideal, ¿por qué no prosperó su relación y ha acabado contigo? No te conformes con ser el segundo plato de nadie.

Además, el tiempo no va a remediar la situación. De no hacer un esfuerzo, su mente no se librará de su ex. Como indica la experta, «durante el tiempo que nos enfocamos en la persona que ya no está en nuestra vida no nos estamos reconstruyendo, no nos centramos en nosotros mismos y no estamos sanando».

Lo hacía todo mal (y tampoco es bueno)

Pero también es posible que no deje de decir que su ex era un desastre. Lo que tampoco es bueno. Lo contrario al amor no es el odio ni el resentimiento. Es la indiferencia, y si tu pareja no la siente –en un sentido romántico– es que todavía alberga sentimientos por su ex.

OTROS TEMAS WELIFE

Paige Moyce apunta que «la psicología humana no está preparada para aceptar el cambio o un cambio de comodidad o dolor. Hay muchas etapas en las que nuestro cerebro puede quedarse atrapado durante ese duelo». Pero si está contigo es porque ambos queréis que sea así, no porque puedas ayudarle a pasar página.

Te lo reconoce (indirectamente)

Siempre hacéis las mismas cosas que hacían tu pareja y su ex y vais a los mismos sitios que visitaban. Todo por la elevada carga emocional que aún tienen para tu nuevo amor. Es como si se aferrara a los viejos recuerdos y no quisiera crear nuevos contigo.

Así que, finalmente, te lo suelta. Obviamente, no te va a decir que sigue teniendo sentimientos muy fuertes por su ex. Pero sí que echa mucho de menos su antigua relación o que no puede dejar de pensar en ella. Continuamente. Es el momento de poner fin a vuestra historia.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta