X
La vuelta de las vacaciones puede traer problemas de ansiedad, tristeza o problemas para dormir

Volver de las vacaciones implica un duelo./ Unsplash.

MENTALIDAD

Esto es lo que debes hacer a la vuelta de las vacaciones para recuperar tu rutina sin traumas

Sabemos lo mucho que cuesta ponerse las pilas, dejar el idilio estival atrás y volver a la acción, por eso hemos hablado con una experta y nos ha dado estos consejos.

Por Mónica Heras

24 de agosto de 2022 / 14:28

La vuelta de las vacaciones es uno de los momentos más difíciles que afrontamos a lo largo del año. Parece que hemos pasado 11 meses planeando su llegada, para que en un abrir y cerrar de ojos esos días idílicos desaparezcan frente a nosotros. De la noche a la mañana debemos recuperar las rutinas y pasar del relajado tiempo estival, al frenético ritmo que marca nuestras vidas.

Así que no es de extrañar que en ocasiones aparezca la famosa depresión o síndrome postvacacional, un proceso de adaptación que suele durar unos días, aunque puede prolongarse hasta varias semanas, en cuyo caso convendría consultar con un profesional. Dentro de sus síntomas están la tristeza, el cansancio, la apatía, la irritabilidad, el malestar general, la inapetencia, alteración del sueño o ansiedad, entre otros.

Es importante mantener un buen estado físico, mental y emocional para enfrenarnos a cualquier cambio, especialmente a los que suceden en esta época del año, por lo que se recomienda que revisemos nuestros hábitos y volvamos al buen comer, a entrenar y a dormir las horas que necesita el cuerpo para hacérselo más fácil. Por otro lado, si todavía no nos hemos iniciado en el arte de la meditación o del mindfulness, puede que este sea el momento idóneo para hacerlo.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

La vuelta de las vacaciones, el momentazo del año

Es importante tener claro que la vuelta de las vacaciones nos va a afectar. Solo así podremos llevar a cabo un plan de acción que nos permita enfrentarlo mejor. Por ello hemos halado con Lucía Jiménez Vida, mentora de negocios y experta en estrategia, productividad y hábitos para mujeres empresarias, quien nos ha dado algunos consejos.

¿Cómo estamos a nivel mental y emocional tras las vacaciones?

Lucía aclara que las vacaciones suponen un momento de distensión que nos permite distanciarnos de las obligaciones diarias, descansar y reconectar con nosotras mismas. «Son necesarias porque nos ayudan a tener momentos de inactividad que permiten que nuestro cerebro procese la información y realice nuevas conexiones sin las interrupciones de llamadas de teléfono, correos electrónicos, etcétera».

Esta experta en productividad tiene claro que cuando regresamos de las vacaciones, nos enfrentamos a un pequeño duelo por la marcha de este período de relajación y disfrute. «Al volver, retomamos nuestras rutinas al mismo ritmo que antes de marcharnos y dejamos de pasar tiempo con las personas que nos han acompañado durante el verano: nuestra pareja, nuestra familia, nuestros amigos. Los echamos de menos».

Además, el verano propicia que realicemos un mayor número de actividades placenteras que nos ayudan a liberar más de hormonas relacionadas con el placer, el bienestar y la felicidad: son la dopamina, serotonina y endorfina.

«Al regresar –nos cuenta Jiménez Vida–, nos encontramos con tareas pendientes, quehaceres que detestamos y, con frecuencia, seguimos un horario que dificulta que podamos crear más tiempo para nosotras mismas y esas actividades placenteras. Como consecuencia, se reduce la producción de hormonas asociadas al placer y aumenta el cortisol, que guarda una íntima relación con el estrés y la ansiedad«.

Claves para retomar la rutina con buen pie

Para retomar nuestra rutina con el mejor ánimo posible, Lucía recomienda que pongamos en práctica las siguientes ideas:

  • Planificar nuestro regreso con antelación. Hacerlo nos permite retomar la actividad de forma más paulatina. De esta manera, dejaremos preparada nuestra vuelta tanto al trabajo y nuestras tareas personales del día a día. Por ejemplo, definir nuestro menú semanal para los primeros días, dejar hecha la lista de la compra o anotar las tareas prioritarias que debemos hacer.
  • Crear tiempo para el ocio. Regresar de vacaciones no tiene por qué significar renunciar a la diversión y la relajación. Para que nuestra vuelta sea más pausada, podemos aprovechar que aún hace buen tiempo para salir a cenar con nuestras amigas, irnos de escapada en el fin de semana o relajarnos el domingo por la tarde con una sesión de spa en casa.
  • Ser flexibles y amables con nosotras mismas. Reducir los niveles de autoexigencia y perfeccionismo nos ayudará a disminuir la sensación de estrés tras el regreso de las vacaciones. Debemos ser conscientes de que, al volver de vacaciones, estamos en un período de transición y readaptación. No tienes que iniciar dieta, apuntarte al gimnasio, poner la casa en orden y cumplir con todos tus objetivos profesionales en septiembre. Reducir el número de objetivos, exigencias y tareas nos ayudará aplicar el esencialismo a nuestras vidas y ser más felices.

Temas

EmocionesPsicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mindfulness

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Mindfulness

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible